¿Por qué Subimos de Peso?

Bajar de pesoLos cambios en nuestro peso, obedecen a una regla simple:

Cambios de peso= Calorías consumidas – calorías gastadas

Si nosotros quemamos o gastamos tantas calorías como las que ingerimos, entonces no hay sobras para que nuestro cuerpo almacene en los adipositos o células grasas, y el resultado es que conseguimos mantener nuestro peso. Sin embargo, cuando ingerimos más calorías de las que gastamos, el exceso se transforma en grasa y es así como terminamos con kilitos de más.

Hay muchas cosas que influyen cuando se trata de el número de calorías que ingerimos, como por ejemplo la calidad y la cantidad de los alimentos que elegimos. Esto generalmente lo determinan nuestros hábitos, y podemos empezar desde muy jóvenes a tomar decisiones equivocadas cuando de nuestra dieta se trata.

Los genes

Algunas personas están genéticamente predispuestas a ganar peso con más facilidad que otros, o a almacenar la grasa alrededor del abdomen y el pecho. También se habla de genes ahorrativos, que nos provocan apetito con el fin de que comamos más, para que así enfrentemos posibles hambrunas y escasez, sin embargo, hoy en día que la comida está constantemente disponible, estos genes que se cree que funcionan así, podrían ser perjudiciales, porque nos hacen ganar peso. No obstante, esto no es definitivo, aquí les dejo un enlace a un artículo que he redactado sobre los genes:

La culpa es de los genes

La dieta

A riesgo de afirmar lo obvio, la cantidad de alimentos en tu dieta tiene un fuerte impacto en nuestro peso. La composición de la dieta, sin embargo, parece jugar un papel muy pequeño en el peso, una caloría sigue siendo una caloría, independientemente de su fuente, pero eso sí, la calidad de nuestros alimentos si interviene MUCHO en nuestra salud.

Además, cabe mencionar, que comer una manzana, seguramente nos deja más satisfechos que un poco de refresco, y las calorías pueden ser las mismas, pero la fibra de la manzana y su contenido en agua favorecen la saciedad, lo que a su vez, evita que consumamos menos calorías.

Actividad física.

El ejercicio nos ayuda a quemar calorías, que si recordamos, es una parte importante en la ecuación del peso. Cuanto más activo somos, más calorías que quemamos, lo que significa que menos energía estará disponible para el almacenamiento en forma de grasa. Hacer más ejercicio también reduce las posibilidades de desarrollar enfermedades cardíacas, algunos tipos de cáncer y otras enfermedades crónicas. En otras palabras, la actividad física es un elemento clave en el control del peso y además, para mantener una buena salud.

El sueño

Quizás no lo hubieras imaginado, pero una mala noche de sueño, puede contribuir a ganar peso. Varios estudios sugieren que existe una relación entre la cantidad de horas que dormimos y nuestro peso. En general, los niños y adultos que duermen menos horas de las recomendadas, tienden a pesar más en comparación con aquellos que duermen lo suficiente.

Procura dormir entre 6 a 8 horas, las horas de sueño que cada uno de nosotros requiere es diferente, pero se desaconseja dormir menos de 5 horas diarias.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, media: 5,00 de máximo 5)
Loading...
7 Comentarios
  1. 18 febrero 2015
  2. 14 junio 2014
  3. 9 junio 2014
  4. 18 enero 2014
  5. 18 enero 2014
  6. 17 enero 2014
  7. 16 enero 2014

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR