Trucos para no abandonar la dieta en Navidad o poder retomarla

La navidad es una celebración que nos reúne a todos, que promueve la convivencia entre nuestros seres queridos y que también, se acompaña de deliciosas recetas y numerosos festejos con variados menús. La época navideña es ese periodo del año en las que comenzamos a preocuparnos por cuántos kilogramos vamos a subir, pero ciertamente, la mayoría nos resignamos, pues es muy difícil no ceder a la tentación de abandonar la dieta en Navidad. 

Abandonar la dieta en NavidadLa dieta en Navidad

Si llegamos a la época navideña bajo un régimen dietético, es posible que estemos ante la disyuntiva entre abandonar la dieta para retomarla después o continuar con ella a pesar de las fiestas y las comidlonas navideñas. Los pensamientos negativos pueden jugarnos en contra, aún cuando tengamos la mejor de las disposiciones, durante la navidad no podemos evitar los múltiples eventos y a veces no es suficiente hacer un par de ajustes en la dieta, puesto que, las salidas terminan siendo tantas que no podemos lograr el equilibrio, en pocas palabras, abandonar la dieta y olvidarla, suele ser la opción más atractiva.

Pero, antes de tomar esta opción, es importante que hagamos una reflexión, si bien, es posible que no podamos cuidar nuestra dieta, aún podemos evitar ganar peso, lo cual, ya es una gran ventaja.

Subir de peso en las fiestas decembrinas

Subir de peso durante la época navideña es algo común, esto se debe a las reuniones, celebraciones en las que la comida suele ser un gran protagonista, pero además, las condiciones climáticas, es decir, el frío, también contribuyen a que seamos más propensos a comer alimentos hipercalóricos tales como los chocolates, las nueces, dulces, etcétera.

Por otra parte, realizar ejercicio o alguna actividad física también puede volverse más complicado por la falta de tiempo y el clima. La ganancia promedio de peso durante esta época puede variar, sin embargo, se estima que puede rondar entre 2 a 5 kilogramos, es decir, hasta una talla.

Si bien es cierto que el seguimiento de una dieta resulta complicado en esta época, es conveniente que consideremos mantener algunos hábitos.

Algunos consejos sobre la dieta en Navidad

No te resignes del todo

Quizás pienses que es inútil intentar perder peso durante el mes de diciembre y año nuevo, pero, aún se pueden minimizar los efectos negativos sobre nuestro peso. Algunas recomendaciones nos pueden ayudar a evitar la ganancia de peso y mantener la línea, sin necesidad de hacer tanto sacrificio en nuestra dieta.

Si estas bajo la supervisión de un nutriólogo, es importante que no tomes la decisión de suspender la dieta sin consultarle antes.

Un experto puede considerar cambios en la dieta para ayudarte a llevarla a cabo, si bien el objetivo puede no ser adelgazar sino mantenerte en el peso actual, se trata de una gran ganancia.

Cuida o evita las bebidas alcohólicas

La verdad es que las bebidas alcohólicas contienen muchas calorías que no aportan mayores nutrimentos a nuestra dieta, por lo que, no son recomendables como parte de una dieta saludable, sin embargo, en una reunión suelen estar presentes.

Procura consumir estas bebidas con moderación, en pequeñas cantidades, procura beber despacio para lograr este objetivo, si puedes prescindir de ellas, mejor para tu peso.

Modifica tu actividad física

Talvez estas tentado a dejar de lado tus rutinas de ejercicio, ya sea porque no tienes tiempo, o porque estas demasiado estresado, o quizás el clima ha disminuido tu entusiasmo por practicar alguna actividad física.

Antes de dejar por completo de lado el ejercicio, es recomendable considerar otras opciones, tal vez realizar una actividad física dentro de casa, desde bicicleta estática, hasta saltar la cuerda, o simplemente ayudarnos de videos y tutoriales para seguir una rutina.

Procura planificar un espacio en tu día para realizar ejercicio, además, recuerda que este ayuda a combatir el estrés, por lo que será un buen aliado.

Identifica la ansiedad por abandonar la dieta en Navidad

Los días festivos son días muy atareados, muchas veces con compromisos en abundancia y esto, puede afectarnos mentalmente, generándonos estrés.

El estrés por desgracia, se puede traducir en ansiedad, lo que provocará que comamos en exceso, por lo que, es recomendable poner en práctica ejercicios de respiración y meditación a fin de reducir el estrés, así como ser conscientes de su presencia para reconocer cuando estamos comiendo por culpa de la ansiedad.

Aprecia la compañía

Las recetas navideñas son deliciosas, y las comidas pueden ser abundantes, no obstante, no hay que olvidarnos que lo principal es la convivencia con amigos, familiares, conocidos, así que, en las reuniones, es recomendable que nos centremos en la compañía, en la charla y la convivencia y no necesariamente en la comida.

Además, un consejo muy útil durante las celebraciones, consiste en servirnos porciones pequeñas de alimentos de esta forma, evitaremos recaer en un exceso de calorías y podemos comer un poco de todo, eliminando el estrés por las limitaciones. Comer despacio nos puede ayudar a reducir también las posibilidades de comer en exceso.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, media: 5,00 de máximo 5)
Cargando…
4 Comentarios
  1. 3 enero 2018
  2. 2 enero 2018
    • 3 enero 2018
  3. 25 diciembre 2017

Deje un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies