Primera semana de Dieta: Cómo Sobrevivir a los comienzos de una dieta

Tomar la decisión de empezar una dieta no es nada sencillo, muchas veces lo postergamos, sabemos que cambiar de hábitos requiere de esfuerzo, tiempo y mucha de nuestra voluntad. Eliminar aquellos alimentos que disfrutamos tanto puede ser un verdadero reto, no obstante, los primeros días y en concreto, la primera semana de dieta puede ser una de las más difíciles.

Cómo Sobrevivir a la primera semana de DietaAcostumbrarse a nuevos hábitos de alimentación puede ser complicado, sobretodo cuando intentamos cambiar hábitos que nos han acompañado desde nuestra infancia, algunos consejos pueden sernos de gran ayuda.

Ser conscientes del reto que representa la primera semana de dieta

Es probable que la primera semana de dieta nos parezca un poco intimidante, pero no hay por que tener miedo. De hecho, lo más importante es aceptar que tendremos algunos inconvenientes y que inclusive podemos llegar a fallar ocasionalmente, pero no por ello debemos perder la determinación y siempre tratar de nuevo, definitivamente no debemos considerar el rendirnos como una opción.

Elegir una dieta equilibrada

Se dice que no es necesario pasar hambre para adelgazar, y en realidad, es cierto, una comida puede ser abundante si sabemos equilibrarla, por ello, es aconsejable que optemos por dietas personalizadas, ya que una dieta bien balanceada también reduce las probabilidades de que suframos consecuencias de la dieta tales como el dolor de cabeza, el hambre y la ansiedad.

Si eliges una dieta saludable y bien balanceada es probable que te resulte más sencillo apegarte a ella, mientras que una dieta rápida y muy restrictiva puede ser muy difícil de seguir y en la mayoría de los casos, una opción poco saludable.

Controla el hambre

Estamos conscientes de que al iniciar una dieta, nuestra hambre va a ser mayor, sin embargo, siempre podemos controlarla eligiendo los alimentos adecuados.

Por lo general, existen alimentos bajos en calorías que podemos incluir ocasionalmente en nuestra alimentación sin afectar nuestros resultados de adelgazamiento, dichos alimentos son los considerados libres, entre los que destacan los de vegetales como el pepino, la lechuga, el jitomate, entre otros.

No dejes ganar a la ansiedad durante la primer semana de dieta

Uno de los mayores enemigos al iniciar una dieta, es sin duda, la ansiedad, constantemente pensamos en la comida, y es posible que tengamos un deseo constante por consumir alguno de los alimentos prohibidos en nuestra dieta, sin embargo, existen estrategias para minimizar los efectos de la ansiedad.

Procura tomar tus alimentos respetando horarios y procurando no saltarte ninguno de tus tiempos de comida, pasar largas horas de ayuno puede contribuir a que sufras de ansiedad por comer los alimentos que precisamente son poco aconsejables en tu dieta.

Mantén bien alejada la tentación durante la primera semana de dieta

Si puedes erradicar de tu alacena o bien, de tu alcance aquellos alimentos que deseas evitar, es una buena idea. Tener a mano productos que sean poco recomendables solo aumentará la ansiedad por consumirlos, es muy posible que no puedas dejar de pensar en ellos.

Por otro lado, procura tener alimentos saludables y bajos en calorías a tu alcance a los que sí puedas recurrir en caso de ansiedad.

Busca un pasatiempo

Estar concentrados en la dieta y en la ansiedad lejos de ayudarnos, podremos ser más propensos a romper nuestra dieta. Ocupar nuestra mente en un pasatiempo que disfrutemos no solamente nos puede ayudar a superar la primer semana de dieta con éxito, también nos puede ayudar a estar más relajados y reducir el estrés, por lo que podemos tener beneficios extras.

Elige un pasatiempo que disfrutes y que logre mantener tu mente ocupada, desde algo artístico hasta algún deporte. Lo recomendable es evitar a toda costa el ocio, ya que esto puede llevarnos a concentrarnos en la comida sobretodo durante la primer semana de cambios de hábitos.

Controla el estrés porque te hace más propenso a engordar

La ansiedad es normalmente producto del estrés, es por ello que, si logramos reducir el estrés diario también veamos nuestra ansiedad limitada.

Es recomendable realizar un poco de ejercicio, especialmente al aire libre y de ser posible en áreas verdes, un paseo ocasional.
También es posible practicar yoga que contribuye a combatir el estrés diario, o ¿porqué no?, consentirte un poco con masajes relajantes y anti estrés.

Primer semana de dieta superada

En la mayoría de los casos, la primer semana suele ser la prueba de fuego cuando hablamos de dietas, a menudo, luego de la primer semana, se vuelve más sencillo darle un seguimiento a nuestra dieta y vemos que hay menos síntomas secundarios.

También es posible que la ansiedad perduren más allá de la primer semana, sin embargo, a medida que te acostumbres a los nuevos cambios dietéticos, experimentarás menos ansiedad, y comenzarás a sentirte más saciado y mejor con tu nueva alimentación.

Si a pesar de los consejos, sigues teniendo problemas para superar la primera etapa de cambios dietéticos, es aconsejable acercarse a un experto, que pueda ser nuestro asesor para que nos ayude a darle un mejor seguimiento a nuestra plan de alimentación saludable.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, media: 5,00 de máximo 5)
Cargando…
5 Comentarios
  1. 17 octubre 2017
  2. 27 septiembre 2017
    • 1 octubre 2017
  3. 23 septiembre 2017
    • 1 octubre 2017

Deje un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies