Comer de más: Razones por las que lo haces y cómo evitarlo

Sería maravilloso que nuestro estómago sólo pudiese recibir el alimento necesario para que nuestro cuerpo permanezca esbelto y no querer comer de más.
cómo no comer de más Desearíamos experimentar saciedad con la mínima cantidad de alimento, pero, sabemos que no es así.
Entender las razones por las que tenemos la tendencia a comer en exceso puede ser indispensable para comprender por qué estamos ganando peso y en que forma lo podemos solucionar.

Comer para vivir

Se habla de que existe una mala distribución de alimentos en el mundo, mientras que algunas personas sufren de hambre y desnutrición, hay países en los que la obesidad se ha convertido una epidemia que amenaza a la salud constantemente.
Sin embargo, mientras muchos de nosotros culpamos al hambre, la realidad es que el hambre es solo un reflejo de nuestro cuerpo para que no olvidemos alimentarnos.
Los alimentos son nuestro combustible, necesarios para la vida y por ello, el hambre nos ayuda a no pasar demasiado tiempo sin comer y no afectar nuestra salud, el problema ocurre cuando hay disponibilidad de alimento en exceso y no podemos controlar nuestro apetito.

Comer de más: Excesos y peso extra

Nuestro cerebro experimenta una sensación agradable cuando comemos, ya que estamos satisfaciendo una necesidad: el hambre. Esta sensación puede volverse, de cierta forma, en algo adictivo, provocando que necesitemos comer de más.
Al comer de más el exceso de calorías no se elimina sino que se reserva en nuestro cuerpo en forma de grasa para futuras eventualidades, como puede ser una escasez de alimentos.
Nuestro cuerpo es sabio y el hecho de que “engordemos” en realidad, es debido a un proceso evolutivo en que el cuerpo ha adoptado mecanismos de supervivencia frente a diferentes condiciones en las que el alimento puede no estar disponible.
Desafortunadamente para nosotros, ganar peso puede derivar en diversos problemas de salud, en especial cuando se trata de varios kilos de más.

Razones por las que comemos en exceso

Cuando el alimento abunda puede ser fácil caer en la tentación de comer en exceso y las razones de ello, pueden ser diversas.
Comer emocionalmente: Se dice que la comida puede relacionarse con amor, especialmente si recordamos el amor de mamá, que se transmitía a nosotros muchas veces a través de su comida casera. Para algunos de nosotros la comida puede ser muy reconfortante y por esta razón, es posible que comamos en exceso para sentir ese alivio y calmar otras emociones como podrían ser la tristeza.
Malos hábitos de alimentación: Si no nos alimentamos correctamente, es posible que experimentemos hambre excesiva y por consiguiente, vamos a comer alimentos poco saludables y en exceso, lo que seguramente nos llevará a la indeseable ganancia de peso. Algunos hábitos que pueden hacernos comer en exceso, son saltarnos algún tiempo de comida, pasar ayunos prolongados, comer frente al televisor, y elegir alimentos que no favorecen la saciedad.
Comer en exceso por ansiedad: Las situaciones estresantes pueden provocar que comamos en exceso, esto se debe a que la comida nos ayuda a sentirnos con energía, y cuando estamos bajo mucho estrés o ansiedad es natural experimentar la sensación de alivio inmediatamente después de comer, sin embargo, esta sensación es pasajera y a menudo, el cuerpo requerirá de una mayor cantidad de alimentos para experimentar la misma sensación, por lo que se traduce en un círculo vicioso.
Mala alimentación: Es tentador llevar una dieta a base de nuestras comidas favoritas, pero lo cierto es que no toda la comida es igual y muchas veces, una dieta pobre en fibra y rica en carbohidratos puede ser la razón por la que comemos en exceso, por ello, es importante cuidar el aporte de fibra de nuestra dieta para favorecer una buena digestión y la saciedad.
Medicamentos: Algunos medicamentos pueden estimular nuestro apetito, tales como los corticoesteroides y también fármacos que se emplean para tratar la depresión, por lo que, si estás bajo alguna medicación, es buena idea consultar con tu médico para saber si el medicamento que estás tomando puede ser la causa de que comas en exceso.
Enfermedades subyacentes: Algunas enfermedades pueden estimular nuestro apetito, incluyendo la diabetes, la hipoglucemia, hipertiroidismo, gastritis, entre otras.

Recomendaciones Generales para no comer de más

Posiblemente tu deseo es comer sólo lo suficiente y sentirte pleno para que tu peso no se vea afectado, pero esto no siempre sucede de forma automática.
La buena noticia es que puedes cambiar tus conductas alimentarias, dependiendo de la causa detrás del exceso en la ingesta de calorías, algunas recomendaciones pueden resultarte útiles para controlar lo que consumes.
Infórmate sobre las porciones de alimentos que debes consumir al día, es buena idea consultar a un nutriólogo si cuentas con esa posibilidad.
Cuidar la calidad de los alimentos que consumes es también necesario, recuerda que debes tener en cuidado en la cantidad de alimentos.
Infórmate sobre nutrición, entre más conocimientos de nutrición y hábitos de alimentación saludable poseas, es más fácil saber que alimentos pueden estar afectando tu peso y en qué cantidad debes comerlos.
Si comes en exceso por una razón emocional no lo pienses dos veces y recurre a un terapeuta, es muy posible que pueda ayudarte a cambiar esta conducta.
Por último, si sospechas de alguna enfermedad, consulta a tu médico para descartar problemas metabólicos.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, media: 5,00 de máximo 5)
Cargando…
4 Comentarios
  1. 1 diciembre 2017
    • 5 diciembre 2017
  2. 8 junio 2017
    • 6 diciembre 2017

Deje un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies