Dietas Hiperprotéicas para perder peso. Ventajas y Desventajas

Existen varios tipos de dieta adelgazantes, la mayoría reducen calorías, pero otros también se basan en la modificación de la distribución de nutrimentos en la dieta, como en el caso de las dietas hiperprotéicas.

Dietas HiperprotéicasLas proteínas son un macronutrimento que se componen de aminoácidos, en nuestro organismo forman parte de tejidos, forman hormonas, enzimas e incluso anticuerpos.

Dietas Hiperprotéicas: dietas ricas en proteína

Las dietas hiperproteícas o altas en proteína, son aquellas cuyos alimentos son ricos en proteínas, y su aporte suele superar el de los otros macronutrimento tales como los carbohidratos y las grasas.

Se trata de una dieta de tipo cetogénica, pues, al reducir el aporte de carbohidratos se activa un metabolismo de cetosis en el que se produce la quema de grasas, dando como consecuencia una pérdida de peso.

Este tipo de dietas se han popularizado bastante para adelgazar, esto porque son prácticas y normalmente nos ofrecen resultados.

¿En qué consisten las dietas hiperprotéicas?

Generalmente se permite el consumo de carnes de todo tipo, como las carnes rojas, de aves y pescado, así como productos de origen animal, entre los que se incluyen el huevo, algunos lácteos, e incluso embutidos, siempre y cuando tengan un aporte mínimo de carbohidratos.

Se deben evitar alimentos ricos en carbohidratos tales como los granos, cereales, frutas, y algunos alimentos de origen vegetal. La dieta hiperproteíca no debe incluir azúcares como la miel o azúcar, ni aquellos alimentos que la incluyan en abundancia.

Ventajas de las dietas Hiperprotéicas

Existe una razón por la que las dietas hiperprotéicas sean populares y es que ofrecen algunas ventajas, entre las que se incluyen:

Son de fácil comprensión: Las reglas para seguir una dieta hiperproteíca no suelen ser complicadas, ya que nos refieren una lista de alimentos permitidos y una lista de alimentos prohibidos, por lo que generalmente las instrucciones son sencillas.

Son permisivas en cuanto a cantidad: Aunque no siempre, en la mayoría de los casos en las dietas hiperproteícas es posible incluir alimentos permitidos en grandes cantidades lo que suele resultar atractivo para muchos individuos.

Resultados rápidos: Si se sigue adecuadamente es posible tener resultados muy satisfactorios con esta dieta, reflejándose en la primer semana generalmente óptimos

Buena opción para amantes de las carnes: Muchas personas disfrutan de este tipo de dieta ya que permite la ingestión de alimentos cárnicos, por ello, suele ser bien aceptada por las personas que agradan de estos alimentos.

Incrementa el metabolismo: Las dietas ricas en proteína pueden acelerar ligeramente el metabolismo al aumentar nuestro gasto calórico por la digestión de estas proteínas.

Desventajas de las dietas hiperprotéicas

Aunque son varias las ventajas, no podemos olvidar que las dietas hiperprotéicas también tienen sus desventajas y definitivamente es conveniente considerarlas.

Eleva niveles de colesterol: Los alimentos de origen animal suelen ser fuente de colesterol en nuestra dieta, por lo que incluírlos en abundancia podría ser perjudicial para nuestros niveles de colesterol en sangre.

Reduce la tolerancia a la glucosa: Estudios sugieren que al consumir una dieta basada principalmente en proteínas y grasa puede generar intolerancia a la glucosa, esto debido al bajo consumo de hidratos de carbono que suelen tenerse en estas dietas.

Existe pérdida de masa muscular: Contrario a la creencia de que las dietas ricas en proteína refuerzan el músculo, debemos tener en cuenta que esto sólo ocurre bajo ciertas condiciones y en una dieta cetogénica en realidad, ocurre lo contrario, es decir, perdemos masa muscular. En ocasiones anteriores he destacado las consecuencias de la pérdida de músculo, entre los que destacan una piel flácida y un metabolismo más lento a la larga.

Puede afectar riñón: Si tenemos alguna tendencia a presentar problemas renales, bajo ninguna circunstancia recurras a una dieta hiperproteíca. Las dietas ricas en proteína pueden afectar la salud de nuestros riñones, principalmente cuando ya existe un antecedente.

Deficiencia de vitaminas: Muchas veces las dietas cetogénicas e hiperproteícas no cubren con nuestras necesidades nutricionales de vitaminas y minerales, al suprimirse las frutas.

Estado de cansancio o letargo: Es muy probable que los primeros días no seas consciente de las diferencias, sin embargo, a medida que te sigues un plan hiperproteíco es posible que experimentes un agotamiento físico y mental.

Hipoglucemia: No sólo es una desventaja, se trata de un peligroso riesgo, pues si nuestros niveles de glucosa en sangre descienden más de lo recomendado podríamos sufrir de una condición conocida como coma diabético e inclusive consecuencias fatales.

Recomendaciones

Las dietas hiperprotéicas pueden parecer una buena alternativa para perder peso, sin embargo, antes de considerarla, hay ciertas recomendaciones que debemos seguir.

  • Hacer un chequeo para cerciorarnos de que nuestro cuerpo se encuentra en óptimas condiciones para realizar un plan de alimentación de este tipo
  • Acudir a un especialista para que monitoreé nuestra salud y peso, así como los efectos de esta dieta en nuestro organismo.
  • Incluir un multivitamínico para cubrir las necesidades nutricionales de este tipo de dietas es indispensable.
  • Evitar seguir una dieta hiperproteíca por más de 15 días.
  • Evitar practicar actividad física o rutinas extenuantes.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sea el Primero en Puntuar)
Cargando…
2 Comentarios
  1. 1 Mayo 2017
  2. 27 Abril 2017

Deje un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies