Tu dieta no funciona? Tal vez no la llevas correctamente…

Consejos para hacer DietaAntes de correr al médico y pensar que el problema de que la bascula no haya cambiado un solo gramo en las últimas semanas se debe a algún problema físico, glandular o algo más grave, analiza con detenimiento si estas siguiendo tu dieta estrictamente.
Muchas veces estamos concentrados en otras cosas y no nos damos cuenta que es lo que nos estamos comiendo realmente y a la hora de los resultados jamás nos acordamos de esos bocadillos sin importancia que a la hora de la verdad, resulta que si eran importantes.
Si sueles ser de esas personas que al estar en la cocina picotea un poco de todo o come galletas viendo la tele, deberías saber que cuando comes de esa manera inconsciente, ese apetito es eterno, ya que estamos concentrados en otras cosas, el cerebro no produce el efecto de saciedad y podemos comer y comer. Esto entonces es un mal hábito que debemos erradicar y estar siempre conscientes de las cantidades que comemos sobre todo cuando queremos bajar de peso.

Los lugares en donde somos más propensos a estos bocadillos interminables y en donde más cuidado debemos tener son

En el trabajo

Cuando te sientes estresado que haces? Comer, la perfecta combinación en el trabajo en donde podemos encontrar café y galletitas en las juntas o en la cafetería, tampoco falta el compañero de trabajo que acostumbra tener dulces en su escritorio y al que visitamos muy a menudo para extraer uno o varias de estas deliciosas golosinas y por supuesto no pueden faltar lo miles de cafés con azúcar y crema en polvo durante toda la mañana, cierto?

Lo primero que debes hacer para evitar tanta tentación es desayunar siempre a la misma hora sana y nutritivamente, si no alcanzas a hacerlo en casa puede llevar un plato de avena instantánea al trabajo al que solo agregues agua y entonces te sentirás satisfecha y no andarás por ahí viendo que comer. Si esto no es suficiente puedes comer una barrita de avena o granola a media mañana, pero es importante que siempre respetes los horarios de comida y nada de ir a visitar al compañero de los dulces.
En la cocina
Sin duda el lugar más peligroso para caer en las garras de la comida y los bocadillos. Seguro te ha pasado que mientras cocinas sientes un poco de hambre y entre probadas de la cena y probaditas a los ingredientes comemos muchísimo más de lo que teníamos planeado.
Lo más recomendable es procurar cocinar sin hambre, así todo será más fácil y hasta cocinarás mucho más rápido. Si no puedes evitarlo, ten a la mano una zanahoria que puedas comer en lugar de estar probando mil veces la comida; Si de plano te mueres de hambre haz una pausa en lo que haces, prepárate algo ligero y saludable y siéntate a comerlo con calma, ya que si comes parado tu cerebro tarda más en registrarlo y tiendes a comer más de la cuenta.

En las Fiestas

Estos lugares son peligrosos porque entre la plática se tiende mucho a estar inquieto y calmar esas ansias comiendo y bebiendo; para que esto no pase, antes de ir a una fiesta procura ir con el estomago no tan vacío, comer algo nutritivo para que no te termines toda la botana, también es recomendable beber un vaso de agua entre cada bebida alcohólica y comer hielos. Debes mentalizarte desde el principio cuanto será lo que te permitirás comer, no necesitas privarte del postre solo comer con moderación.

Frente al Televisor

Creo que este es uno de los lugares más peligrosos. Estamos condicionados a comer ciertos alimentos mientras vemos televisión y esto no es lo peor sino que no medimos las cantidades que consumimos; llevamos al televisor un montón de palomitas de maíz y un refresco y cuando menos nos damos cuenta ya no queda nada. La solución es simple solo se requiere un poco de fuerza de voluntad, llevando solo la porción que debes comer, y de preferencia omitir refrescos, y la otra, es meter un chicle a la boca, así tu ansiedad por comer disminuirá y si quieres comer algo tendrás que sacar el chicle por lo que te harás consciente de lo que comes.

En un restaurante

Lo peor en un restaurante es que el mesero lleva el pan para que esperemos nuestros alimentos y nosotros alegremente lo devoramos sin darnos cuenta porque estamos más interesados platicando, y para cuando nuestros platillos llegan ya hemos comido enormes cantidades de pan. La solución es pedir al mesero que sirva el pan junto con los alimentos y así evitarás comerlo todo antes de tiempo.

Con los hijos

No conozco una sola mamá que no se coma lo que el hijo no terminó a la hora de comer, ya sea en casa o en un restaurante; las mamás se quejan que tienen que comerlo y lo hacen sin gusto y lo peor es que eso tampoco ayuda a las dietas, que hacer? Pedirlo para llevar y darlo de cena al niño que pidió la comida, si es en casa, prueba servirle menos comida, tal vez sea demasiado para su edad. Pero no debes comer lo que deja tu hijo.

 

Estos son solo algunos de los escenarios en los que eres más vulnerable a comer sin medida, si conoces otro más, trata de encontrar alguna alternativa para comer con moderación y solo lo que quieres y que es bueno para seguir una dieta o simplemente para mantenerte en el peso que tienes.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sea el Primero en Puntuar)
Loading...
5 Comentarios
  1. 17 agosto 2013
  2. 1 agosto 2013
  3. 7 mayo 2012
  4. 27 febrero 2012
    • 18 marzo 2012

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR