Trastornos de la Alimentación, Cada vez son Más

Para muchos de nosotros, las palabras, “trastornos alimenticios” se refiere a términos como la anorexia nerviosa y la bulimia,desafortunadamente, la lista no termina ahí, pues se han descubierto a través de las consultas clínicas, nuevos trastornos que hoy afectan a un considerable número de personas e incluso podemos estar padeciendo sin ser conscientes de su existencia.

Los trastornos de la conducta alimentaria clásicosTrastornos de la Alimentación, Cada vez son Más

Hace no mucho, yo les comentaba sobre la ortorexia un nuevo trastorno de la conducta alimentaria, que consistía en una obsesión por comer saludable, al grado que esto llegaba afectar la vida social de la persona, sin embargo, la lista de trastornos de conducta alimentaria parece que va en aumento, y pocos saben en que consisten, por lo que quien lo padece, muchas veces puede buscar ayuda muy tarde, es decir, ya que el trastorno ha afectado la conducta y la salud mental y general de la persona.

Los transtornos clásicos, o los que la mayoría de nosotros conocemos, son los siguientes:

Anorexia nerviosa: Se caracteriza por evitar comer, rechazando los alimentos, lo cual provoca una peligrosa delgadez de quien la padece. Otra característica es que quien la padece tiene un problema de percepción corporal, siéndole difícil verse delgada sin importar su bajo peso.

Bulimia: Es el trastorno que incluye atracones, es decir, grandes ingestas de alimentos seguidas de sentimiento de culpa y vómitos provocados a fin de evitar la ganancia de peso.

Nuevos trastornos de la conducta alimentaria

Actualmente se han identificado nuevos trastornos alimenticios que podrían estar afectando a gran parte de la sociedad, estos son algunos de los que hoy se tratan en consulta y debemos ser conscientes.

Diabulimina: Es un trastorno que ocurre sobretodo en las personas con diabetes tipo 1, que al notar la ganancia de peso tras el tratamiento, optan por reducir las dosis de insulina a fin de perder peso a costa de dicha enfermedad, por supuesto, los expertos advierten que esta conducta puede inferir grandes riesgos, como un posible coma, o hasta fallo renal.

Permarexia: Se considera que el paciente que sufre de este trastorno, tiene la sensación de que cualquier cosa que ingiera le hará engorar, por lo recurren a dietas extremas para perder peso, y son consumidores habituales de productos dietéticos milagrosos y suplementos multivitamínicos. Suelen obsesionarse con las calorías y muchos expertos creen que se trata de la antesala de la anorexia.

Drunkorexia: Afecta sobretodo a adolescentes que se preocupan por las calorías que consumen, desarrollan la tendencia de evitar la ingesta de alimentos a fin de beber más alcohol, al conocer la cantidad de calorías que el alcohol puede llegar a contener, restringen su alimentación causando así, un desquelibrio nutricional y deficiencias por la mala alimentación y el consumo excesivo de bebidas alcohólicas.

Potomanía: Consiste en la acción de beber agua en exceso de forma compulsiva, para controlar el apetito y a fin de mantenernos “sanos”, provocando saciedad y evitando la ingesta de calorías, se sabe que las personas con potomanía pueden llegar a ingerir más agua de la que su cuerpo necesita, comprometiendo la salud al borde del peligro por intoxicación por agua. En anorexia nerviosa, también se puede llegar a observar esta conducta.

Pregorexia: Este trastorno afecta a las mujeres durante la etapa de embarazo, se caracteríza por el temor a subir de peso, a lo que la futura madre realiza dietas adelgazantes, muchas veces extremas para su condición y puede estar acompañada de vómito inducido. Es muy peligrosa tanto para la madre, como para el bebé en camino, ya que puede dar lugar a deficiencias serias y afectar el desarrollo del feto.

Síndrome de comedor nocturno: El paciente con este síndrome suele comer poco durante el día, pero durante la noche puede llegar a ingerir hasta 1700 calorías en varias tomas de alimentos. Atribuyen el apetito nocturno al cansancio, la falta de sueño, ansiedad, y con frecuencia se trata de un círculo vicioso, en el que el paciente no puede conciliar el sueño debido al proceso de digestión y a la ingesta de alimentos, esta conducta esta ligada a problemas de obesidad.

Busca Ayuda

Las personas más susceptibles a desarrollar estos trastornos de conducta son desafortunadamente los adolescentes, ya expuestos a las tendencias de moda, se ven siempre en la búsqueda de la figura ideal sin importa lo poco saludable que sea y muchas veces pueden optar por métodos riesgosos para su salud debido a carecen del criterio y conocimiento para elegir estratégias más saludables.

Es muy importante que si detectamos estas conductas busquemos ayuda a tiempo, muchas veces creemos que no puede ser tan riesgoso o malo, sin embargo, debemos recordar que los excesos no son saludables, y esto puede afectarnos de diferentes formas, desde nuestra vida social, hasta nuestra salud física y mental, consulta a un profesional para que pueda orientarte en tu alimentación.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5,00 de máximo 5)
Loading...
10 Comentarios
  1. 27 julio 2015
  2. 6 julio 2015
  3. 3 julio 2015
    • 3 julio 2015
  4. 2 julio 2015
    • 3 julio 2015
  5. 26 junio 2015
    • 3 julio 2015
  6. 22 junio 2015
    • 23 junio 2015

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR