Tips para un menú Dietético y Económico

Tips para un menú económico¿Quieres iniciar un plan de alimentación, pero, no te ajusta el dinero? A cuantos nos ha pasado, que tenemos dietas costosas, y en ocasiones no podemos conseguir los alimentos que nos exigen, porque son poco comunes y exóticos, o simplemente de elevado precio.

Hay algunos tips que podemos emplear para sustituir dichos alimentos sin tener que hacer un gasto extra.

Que tú dieta, sea la adecuada

Antes de sustituir, lo mejor, es invertir en una dieta que haya sido adecuada para nosotros, con los alimentos que nos gustan y que estamos acostumbrados a consumir, siempre y cuando sean no  saludables. Además, que se ajusten a nuestras posibilidades y que sean de fácil accesibilidad.

Si no sabes como economizar, y te interesa mejorar tus hábitos de alimentación, el secreto esta, en la planeación de menús. Es decir, no esperes al último momento para decidir que comer, programa tu presupuesto, y haz menús semanales, puede ser de utilidad que los apuntes.

¿Cómo reducir costos?

Destina un presupuesto semanal.

Trata de respetar tus gustos y los de tu familia, hacer comidas distintas es muy complicado, y es un motivo para que abandones la dieta, prepara menús que todos disfruten, la variación, puede ser en las cantidades.

No olvides incluir, frutas y verduras, cereales, legumbres y por supuesto los alimentos de origen animal.

Elige platillos que incluyan frutas y verduras de temporada, ya que estos son más económicos.

Evitemos las carnes rojas, son más caras, y son ricas en colesterol y grasas saturadas, podemos moderar su consumo a dos veces por semana, de esta forma también economizamos, podemos optar por las legumbres como  la soya, las habas, las lentejas, combinadas con algún cereal, como el arroz, y así obtenemos una proteína de alto valor biológico similar al de la carne, sin descartar el pescado o el pollo.

Emplear pescados, en sus versiones más económicas, las sardinas y el atún son recomendables, ya que son accesibles, y además no requieren de mucha preparación, de tal forma que los podemos usar como un comodín, para los días en los que no hemos podido preparar un platillo más elaborado.

Reduce las cantidades de los alimentos, en lugar de utilizar los productos light. Si incluir alimentos light es un gasto significativo, puedes optar por usar las versiones que ya usas de los productos, pero reducir la cantidad, de está forma estas reduciendo las calorías sin que signifique un gasto extra, por ejemplo reduce a la mitad, la cantidad de azúcar que utilizas, o evita endulzar.

Evita comprar más alimento del que necesites, aprovecha las ofertas, pero no compres en exceso, ya que el producto siempre es mejor fresco, así que aquellos alimentos que no se almacenen por largo tiempo, compra lo que sea necesario para la semana, de esa forma reducirás las pérdidas.

Por último te aconsejo evitar el consumo de bebidas gaseosas, y cambiarlas por agua natural, puede que esto no reduzca mucho el costo de nuestra dieta, sin embargo, estamos ofreciendo calidad a nuestro cuerpo y ahorrando un poco al mismo tiempo. Si tienes alguna otra sugerencia, no dudes en aportarnos, otros tips para ahorrar y comer saludablemente.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, media: 1,00 de máximo 5)
Loading...
4 Comentarios
  1. 27 junio 2013
  2. 26 junio 2013
  3. 8 agosto 2012
  4. 8 agosto 2012

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR