Te alimentas de tus Emociones ?

Cuando nuestras emociones son positivas optamos por comer saludable y nutritivo y llevar un régimen alimenticio muy equilibrado, pero cuando sucede lo contrario y nuestras emociones no se encuentran muy bien, sucede que corremos al refrigerador por litros de helado y nos refugiamos en eso en pizzas y en todo lo que nos hace mal.

Alimentación de emociones

Esto no es nuevo, todas  las personas estamos acostumbradas a relacionar  cualquier acontecimiento bueno o malo, con comida: bodas, reuniones con viejos amigos, etc.  Ser premiados por nuestros padres con nuestra comida favorita o castigados con aquella que no nos gusta, cerrar algún trato, festejar cumpleaños, en fin creo que no terminaría jamás, pero la idea es que siempre  la comida es el centro de todo lo que nos pasa  y por lo tanto no suena tan descabellado que  cuando nos sentimos tristes ataquemos el refrigerador y luego terminemos sintiéndonos peor con aquella culpa terrible por todo lo que comimos. Mucha de esta culpa tiene que ver con el placer que se siente al consumir ciertos alimentos,  por ejemplo el chocolate que libera endorfinas y entonces es cuando vienen los problemas más serios.

Comedores Emocionales

Un “comedor emocional” realmente tiene un problema porque la comida se vuelve una forma de canalizar sentimientos  y la mayoría de las veces no es capaz de reconocerlo, es algo así como una adicción lo que sucede. Estas personas se inclinan al consumo de azucares refinadas, carbohidratos  grasas, lo que en la mayoría de los casos puede traer  serios problemas de salud.  Estas personas se someten a dietas todo el tiempo y generalmente  no pueden mantenerlas.

Ansiedad  por la comida

Yo creo que a todos nos ha pasado, el problema es cuando se sale de control,  muchas personas canalizan  el miedo, la ansiedad, las preocupaciones y comen,  pero esta ansiedad por la comida es mayor, se manifiesta con taquicardias opresión en el pecho y una ansiedad incontrolable por ingerir alimentos, como te decía antes, es algo muy similar a lo que sucede con las adicciones, pero aquí la causa es diferente; el cuerpo reacciona ante una situación en la que se debe tomar alguna decisión  con la necesidad de recargarse de energías para poder llevar a cabo esta función que seguramente consumirá un gran porcentaje de las energías acumuladas en el organismo, y es entonces cuando esta “necesidad de combustible” puede convertirse en tu peor enemigo.

Detonantes del Hambre

Demasiadas preocupaciones

Las angustias siempre están relacionadas con lo que vendrá a consecuencia de lo que esta pasando,  lo que las hace más largas  e insufribles.

Baja autoestima

Como cualquier adicción sexo, drogas, alcohol, la mayoría de las veces está relacionado a una enorme falta de afecto.

Impotencia

Para algunos la comida es la forma de “tragarse” el coraje o los sentimientos de algún suceso

Depresión

Quizá el factor más común y peligroso, la depresión afecta al 50 % de las personas que son comedores compulsivos.

Qué  hacer?

Antes que nada, como en cualquier problema de adicción, lo primero que tenemos que hacer es reconocer el conflicto que nos está orillando a comer de esa manera, algo que en ocasiones resulta sumamente complicado ya que a menudo estos problemas de alimentación están relacionados con situaciones que no nos atrevemos a nombrar.

Una vez identificado el problema, lo recomendado por los expertos es llevar un diario de los alimentos que ingerimos cada día para ir identificando las situaciones que disparan los episodios de alimentación emocional, por lo que en este diario debemos incluir las situaciones en las uqe nos encontrábamos al consumir cada alimento, así será más fácil darnos cuenta que sentimientos nos desatan  esta conducta.

Una vez  identificado el problema te será más fácil controlarte y de no ser  así  podrás pedir ayuda a especialistas con bases concretas y  pronto lograras sentirte mucho mejor.

Tips para prevenir  episodios de alimentación emocional

  • Olvida que tienes este problema; entre más pienses en estos ataques de alimentación emocional, más necesidad tendrás de comer .
  • Olvida por completo que por este problema has aumentado unos  kilos, ya que solo te deprimirás y no conseguirás más que seguir comiendo.
  • Al tener uno de estos episodios no te recrimines, lo pasado quedó atrás y sigue tratando de resolver tu problema, pero el reprocharte x algo que has hecho mal solo empeorara tu estado de animo.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sea el Primero en Puntuar)
Loading...
5 Comentarios
  1. 13 septiembre 2014
  2. 17 agosto 2013
  3. 30 julio 2013
  4. 3 mayo 2012
  5. 14 abril 2012

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR