Resistir a la tentación de comer, puede ser divertido

Resistir a la tentación de comer, puede ser divertidoEs tu primer semana de dieta, es media tarde y hace 3 horas que comiste, de pronto sientes esa necesidad de comer algo dulce, o salado, frituras tal vez, y comienzas a mirar el reloj, esperando ansiosamente que llegue la siguiente toma de comida ¿Lo soportarás? La verdad es que muchos de nosotros nos hemos visto en esta situación y finalmente hemos fracasado, pero resistirse a la tentación, en realidad puede ser entretenido.

Hambre fisiológica y antojos

Lo primero que debemos hacer para evitar caer en la tentación, es aprender a identificar entre hambre real, y antojo. El hambre generalmente se caracteriza por es una sensación de vacío en el estómago, mientras que en el caso de los antojos este estímulo no existe, e incluso pueden existir cuando nos sentimos plenos.

Para saber si estamos frente  a un antojo es recomendable hacernos una pregunta ¿realmente tengo hambre?, si la respuesta es no, es evidente que no es más que un antojo.

¿Por qué no puedo resistirme?

A pesar de que todos decimos tener una fuerza de voluntad férrea, esta tiene sus límites debido a la forma en la que nuestro cerebro reacciona ante las recompensas y el placer, sin embargo, hay una forma en la que podemos superar estos antojos y esa es, no confiar sólo en nuestra fuerza de voluntad, sino desviar nuestra atención.

Así es, distraerte, parece ser la mejor alternativa para evitar caer en la tentación de comer algo por antojo

Distracción, un aliado en tu dieta

Cuando estamos bajo un régimen de alimentación para perder peso, es casi imposible no concentrarse en la comida, en primer lugar, porque, estamos preparando comidas distintas, a veces experimentando con nuevas recetas y si es el caso de que contamos con un menú nos anticipamos a lo que vamos a comer más adelante, en pocas palabras, se vuelve cómo una obsesión.

Desafortunadamente, esto puede complicarnos nuestra dieta, ya que al enfocarnos en la comida, la ansiedad se vuelve contra nosotros, provocando continuos antojos. Esto, sumado a que comenzamos a extrañar nuestros viejos hábitos, es una bomba de tiempo.

La primer semana es fundamental, y muchas veces es considerada la más difícil, sin embargo, si ocupamos nuestra mente en otros asuntos, podremos superarla con éxito.

Consejos para olvidarnos de la tentación

En primer lugar, se aconseja no comprar alimentos que sabemos que no nos hacen bien, ya que el tenerlos en la alacena, nos vuelve más propensos a pensar en dicho producto y desear comerlo, así que hay que mantener la tentación lo más lejos posible.

Si tienes algo de tiempo libre, no dejes que tu mente se ocupe en la comida, un estudio reveló que de hecho distraernos con juegos y otras actividades, puede ser bastante efectivo para mantenernos lejos de la tentación, el tetris, las damas, o bien algún juego que disfrutes, te puede entretener lo suficiente hasta tu siguiente comida.

Si eres de las personas que recurren a la comida cuando están trabajando para calmar la ansiedad, escucha música, cada vez que tengas el impulso de comer, concéntrate en la música, la que sea de tu agrado, la que puedas tararear, te permitirá seguir enfocado en tu trabajo, y dejar de lado el antojo.

¿Te gusta dibujar, tejer, pintarte las uñas? Este tipo de manualidades de hecho pueden ser incluso relajantes, porque nos ayudan a distraer nuestra mente, y superar ese momento difícil en el que te encuentras tentado/a a romper tu dieta y el tiempo pasará.

Haz ejercicio, salir a caminar, a pasear en bicicleta, sacar  tu mascota, son actividades que logran despejar tu mente con éxito y además, van a favorecer la quema de calorías, así que no sólo superaras tu antojo, también vas a hacer trabajar a tu metabolismo.

Por último, si disfrutas de la lectura, adéntrate en alguna que sea de tu interés, antes de que puedas darte cuenta, ya habrás pasado suficiente tiempo concentrada en el libro o revista para tu siguiente comida o actividad.

Distracciones que no nos ayudan

Aunque ver la televisión pueda parecer una buena alternativa, de hecho es todo lo contrario, la televisión está plagada de publicidad de alimentos poco saludables, y muchas veces se incentiva el consumo de esta, ya que sus comerciales por supuesto son muy inteligentes e incluso cuando no tenemos hambre, pueden provocarnos el deseo de comer algo, mantente lejos de la televisión.

Cocinar, hornear, o actividades en la cocina, aunque disfrutemos de estas ocupaciones, el estar en la cocina nos pone muy cerca de nuestras tentaciones, y podemos caer en ellas, incluso sin darnos cuenta, por lo que si tenemos antojos, es mejor estar lejos de la cocina o de los sitios donde podamos satisfacerlos.

Otras distracciones que pueden ser perjudiciales, son aquellas que ya relacionas con la comida, por ejemplo, ver una película puede ser una gran idea para distraerte, pero si siempre que ves una película tienes el hábito de comer palomitas o alguna golosina, esto se convierte en una mala idea.

Realmente tengo hambre ¿Qué hago?

No siempre se trata de un simple antojo, reducir la cantidad de alimento que ingerimos por supuesto que puede propiciar hambre, pero, esta se puede satisfacer con opciones saludables. Toma un puñado de almendras o semillas, come una porción de fruta, una ensalada, evita recurrir a los caramelos, frituras o pastelitos, que son alimentos ricos en calorías.

Por último si caes en la tentación y rompes tu dieta, no te tortures, errar es de humanos, y no tiene porque ser el fin de tu esfuerzo, evita seguir rompiendo tu dieta y vuelve a iniciar. ¡No te desanimes!

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5,00 de máximo 5)
Loading...
17 Comentarios
  1. 6 julio 2016
    • 18 julio 2016
  2. 31 mayo 2016
    • 18 julio 2016
  3. 2 marzo 2015
    • 4 marzo 2015
  4. 21 octubre 2014
  5. 27 septiembre 2014
  6. 27 septiembre 2014
  7. 27 septiembre 2014
  8. 26 septiembre 2014
  9. 25 septiembre 2014
  10. 25 septiembre 2014
  11. 22 septiembre 2014
  12. 21 septiembre 2014
  13. 18 septiembre 2014
  14. 18 septiembre 2014

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR