Resistencia a la Insulina, un llamado de alerta

Resistencia a la insulinaPara entender lo que es la resistencia a la insulina, antes debemos saber como funciona y que es la insulina. Todos nosotros cuando comemos alimentos que contienen carbohidratos, estos se absorben aumentando los niveles de glucosa (azúcar) en sangre. Y por supuesto el cuerpo reacciona produciendo insulina, una hormona, que se encarga de provocar que la glucosa entre en las células del cuerpo.

Sin embargo, este mecanismo puede llegar a atrofiarse, por diferentes factores, hoy en día no están del todo claro, cuales son las causas de la resistencia a la insulina, pero se cree que nuestros hábitos y nuestra genética, son factores determinantes.

La diabetes y la resistencia a la insulina, no son lo mismo, sin embargo es muy cierto, que la segunda, aumenta el riesgo de padecer diabetes tipo 2, por lo que debemos ser muy cuidadosos en el tema.

¿Cómo ocurre la resistencia a la Insulina?

Imagina que las células tienen una puerta, que son los receptores de insulina, y que esta puerta solo puede abrirse con una llave, que en este caso seria la insulina, para que la glucosa, o azucares, puedan entrar en a célula. En condiciones normales, las células responden a la insulina, y dejan pasar la glucosa, pero, cuando ocurre una resistencia, las células no reaccionan como deberían ante la presencia de la insulina, y la glucosa continua en el torrente sanguíneo.

Por supuesto, esto no es normal, y puede dar pie, a enfermedades más graves, tales como la diabetes tipo 2, enfermedades cardiovasculares, derrames, etc. Por lo que lo más recomendable es tratar de prevenirlo.

Síntomas de la resistencia a la Insulina

Desafortunadamente, es difícil diagnosticarla, ya que muchas veces es asintomática y solamente es detectada a través de un estudio sanguíneo que revisa nuestros niveles de glucosa en sangre.

Quizás el signo más a la vista, sea la acantosis  nigricans, que se refiere a una hiper pigmentación de la piel, en los pliegues corporales, es decir, que la piel luce más oscura en zonas como el cuello, y las coyunturas de los codos, rodillas y en las ingles.

La resistencia a la insulina, también esta asociada a la obesidad, y al famoso síndrome metabólico, que involucra también la hipertensión, niveles altos de triglicéridos y colesterol en sangre, además de la obesidad central.

Recomendaciones

Aunque como sabemos, no se puede cambiar nuestra genética, o por lo menos en la mayoría de los casos no es viable, debemos reducir los riesgos de factores ambientales, una alimentación saludable, que sea rica en frutas y verduras, evitemos los azúcares simples, tales como el azúcar ó las golosinas y caramelos.

También es bueno moderar la cantidad de cereales, e incluir sobre todo los cereales integrales, que son más ricos en fibra. Evitar las grasas saturadas, tratar de cocinar con poca grasa y usar preferentemente las grasas de origen vegetal.

Si es necesario, bajar de peso, debemos hacerlo, sobre todo, si tenemos tendencia a acumular la grasa en el abdomen, ya que ésta es la que nos hace más propensos a padecer diabetes o el síndrome metabólico.

La actividad física juega un papel importante, no solo nos ayuda a mantenernos en forma, si no que también es útil para perder peso, y vuelve a nuestras células más susceptibles a la acción de la insulina.

Existen en la actualidad, tratamientos farmacológicos que mejoran la resistencia a la insulina, pero la solución definitiva y más aconsejable es la de incluir un tratamiento dietético. Recuerda que si tienes alguna duda o sospechas de que puedes tener resistencia a la insulina, no te olvides de estas recomendaciones, y consultar a un profesional de la salud especialista en el tema, que pueda orientarte sobre que exámenes te corresponden y el tratamiento ideal para ti.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, media: 5,00 de máximo 5)
Loading...
6 Comentarios
  1. 6 marzo 2015
  2. 3 marzo 2015
  3. 16 mayo 2013
  4. 16 mayo 2013
  5. 21 marzo 2013
  6. 21 marzo 2013

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR