Prepara tu mente para Adelgazar

Prepara tu mente para adelgazarEs posible que nuestro concepto de adelgazar se reduzca en seguir una “dieta”, sin embargo, nuestra disposición y preparación mental previa pueden tener mucho que ver en nuestros resultados, por eso, hoy les vengo a dar unos consejos de cómo algunos pensamientos nos pueden ayudar a adelgazar.

Qué el lunes, sea hoy

Deja de postergarlo, entre más rápido inicies, mucho mejor para tu salud. En realidad, no importa si es lunes, martes, o el día que sea, abastécete un día antes y comienza a comer sanamente desde hoy.

Si debes hacerlo cede, pero sólo un poco

A todos nos ha pasado, que justamente cuando decidimos estar a dieta, se nos atraviesa una salida en familia, una cena, un cumpleaños, y no podemos no ceder, así que si debes hacerlo, cede. Pero aléjate del pensamiento “hoy la rompí, comeré más, ya que de todas formas engordaré”, es mejor que rompas tu dieta con una porción pequeña, a que des rienda suelta a todos tus antojos durante una comida.

Olvídate de perder peso

Es muy emocionante ver que la báscula se mueve, pero habrá semanas en las que nuestra pérdida de peso sea menor, hagas lo que hagas, ¡No te frustres! La frustración nos estresa, impidiendo así tener una correcta pérdida de peso, así que lo mejor es aceptar nuestros triunfos y no tan triunfos, aunque en tu báscula no se vean los kilogramos menos que esperabas, ¡ya estas comiendo más saludable! Y si bien, la báscula no lo nota, por lo menos tu cuerpo te lo agradecerá, estando más sano por dentro.

No necesitas comer algo para sentirte mejor

Cuando esa ansiedad, ataca, y todo lo que vemos nos recuerda al chocolate, al pastel, o las hamburguesas, conserva la calma, seguramente te va a invadir ese pensamiento “sólo necesito comerlo para sentirme bien”, desafortunadamente ésta sensación de bienestar será temporal y una vez que termines el bocado, la culpa te invadirá, así que mejor piensa, “si lo como sólo me sentiré bien un momento”, consciente de esto, será más difícil que caigas en la tentación.

No te concentres en la comida

Confieso que yo, soy amante del chocolate, y en una ocasión donde me propuse no comer nada de chocolate, veía un programa de cocina, donde había un especial de “postres con chocolates”, ¡vaya tortura!, no podía dejar de ver el chocolate, y peor aún se me hacía agua la boca. La solución, apague el televisor, y me puse a terminar unos pendientes, al centrar mi atención en otra cosa, me olvidé por completo de mi antojo, si te cuesta mucho trabajo no pensar en ese alimento que no has podido consumir, sal a dar un paseo, además de quemar calorías, olvidarás por completo tu antojo.

Una vez a la semana

Para algunos son las galletitas saladas, para otros el chocolate, todos tenemos un pequeño gusto que se vuelve una tentación en nuestras dietas, pero, no tiene porqué ser prohibido,  una vez en la semana, puedes reconfortarte, con un gustito fuera de tu dieta, esto, siempre y cuando sea una porción pequeña.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sea el Primero en Puntuar)
Loading...
2 Comentarios
  1. 28 agosto 2013
  2. 26 agosto 2013

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR