Porque Subo de Peso si Reduzco Medidas

Si estás cuidando tu alimentación y realizando ejercicio evidentemente esperas que ocurra una pérdida de peso. La mayoría de nosotros la única referencia que tomamos cuando queremos adelgazar, es el peso, lo que la báscula indica, sin embargo, este indicador no siempre es el más adecuado, a continuación explicaré porqué.

Porque Subo de Peso si Reduzco MedidasAdelgazar no siempre es lo mismo que perder peso

Parece muy contradictorio, pero es la realidad, adelgazar se refiere al hecho de estar más delgados, vernos más delgados, esto generalmente ocurre cuando reducimos la “masa grasa”, mientras que perder peso, se refiere a pesar menos, pero cuidado, no es lo mismo bajar un kilo de grasa que kilo en agua o masa muscular, pero, ¿por qué no?

Nuestro cuerpo está compuesto de músculo, de tejido conectivo, de líquidos, de hueso y claro, también grasa, esta última, es la que realmente es considerada obesidad.

¿Por qué solo la grasa es obesidad?

Imagina que tienes a dos individuos frente a ti, ambos tienen la misma estatura de 1.70 metros y un  peso de 98 kilos, sin embargo, una de estas personas es fisicoculturista, sus músculos están bastante desarrollados, en contraste, el otro individuo luce obeso, y en efecto, ese es su diagnóstico.

Mientras que el peso es el mismo para ambos, el individuo que es fisicoculturista, no padece de obesidad, puesto que en su caso, el peso que podríamos considerar excesivo, en realidad es músculo, un tejido compacto, que no hará lucir obeso a la persona y que tampoco tiene los mismos efectos negativos en la salud, como ocurre con la masa grasa.

El músculo pesa más.

Esta es una afirmación común y es parcialmente cierta, ya que no está bien expresada, en realidad el músculo y la grasa son iguales de pesados, pues el peso es una unidad de medida, sin embargo, la grasa tiende a ocupar más espacio al ser menos densa que el músculo, por lo que si comparamos un kilo de mantequilla, con un kilo de carne, nos daremos cuenta que la mantequilla claramente parece más masa, esto mismo ocurre en nuestro cuerpo, el músculo puede no afectar los centímetros o las famosas medidas, pero la grasa, sí es muy notoria, basta subir un par de kilos en masa grasa para notar que la ropa ya no nos queda como antes.

¿Cómo afecta esto al peso y las medidas? Es simple, debido a que el músculo pesa más y no se nota tanto en medidas, nosotros podemos desarrollarlo y reemplazar el peso de la grasa que hemos perdido, lo que en la báscula común, no podemos ver los cambios, nosotros seguiremos viendo el mismo peso, pero notando la ropa más, floja.

¿Es posible que no hayas bajado peso y perdido medidas?

Claro que sí, sobre todo cuando se está estimulando la ganancia muscular, como ocurre con los ejercicios de pesas e impacto. Si eres una persona sedentaria, y comienzas a realizar algo de actividad física sí puede existir ganancia muscular, esto es un proceso normal y suele no afectar por mucho tiempo el peso, pues si no hacemos un régimen para ganar peso seguramente no vamos a desarrollar mucho músculo.

No obstante, este efecto de medidas menores y peso prevaleciente, puede también explicarse por retención de líquidos. Un detalle que muchas veces olvidamos que el agua por decirlo así, también pesa, cuando el cuerpo pasa por algún proceso o cambio, como pueden ser alteraciones hormonales, puede ocurrir que almacenemos líquidos, sobre todo en nuestras extremidades, en ocasiones esta retención de  líquidos es incluso visible, por ejemplo en nuestros pies y tobillos.

Consejos para No desesperar

Ya sabemos que el peso no es el único indicador cuando se habla de adelgazar, sin embargo, muchas veces es el único que tomamos en cuenta.

Recomiendo tomar medidas además de pesarnos para ir verificando nuestro progreso también en tallas, la reducción de tallas es una buena señal de adelgazamiento así que aunque la báscula no se mueva, toma en cuenta los centímetros como indicador.
Procura pesarte siempre en las mismas condiciones, de preferencia en ayunas, luego de ir al baño y con la misma ropa, para evitar en lo posible cualquier factor que pueda alterar nuestro peso.

Revisa tu peso semanalmente, sin embargo, espera resultados notables cada 15 días, no se aconseja pesarse diariamente.
Realízate una evaluación nutricional más detallada, que incluya el porcentaje de masa grasa corporal, pues, este indicador nos ayuda a ver sí hemos perdido nuestros kilos en grasa, algunas básculas tienen la función de calcular el porcentaje de masa grasa corporal, por lo que pueden ser útiles para identificar la grasa que hemos perdido de nuestro cuerpo.

Si por alguna razón tu peso se mantiene o incluso aumenta pero has perdido medidas, no te angusties, has adelgazado después de todo, y tarde o temprano la pérdida de grasa se verá reflejado en la báscula.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5,00 de máximo 5)
Loading...
6 Comentarios
  1. 4 noviembre 2015
    • 5 noviembre 2015
  2. 2 septiembre 2015
    • 6 septiembre 2015
  3. 11 agosto 2015
    • 6 septiembre 2015

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR