¡Ponle fin al Efecto Yo-Yo!

Ponle fin al Efecto Yo-Yo¿Bajas de peso, pero pronto lo recuperas?, ¡Alerta! El efecto yo-yo no sólo es frustrante también es poco saludable. Recientes estudios que se aplicaron en mujeres postmenopaúsicas, demostraron que las mujeres que perdían 4 ó 5 kilos de peso y lo recuperaban en un corto plazo, también aumentaban significativamente sus niveles de colesterol malo y tenían niveles más elevados de azúcar en sangre.

Lo que pasa es que cuando nos sometemos a una pérdida de peso rápida, en el proceso perdemos masa muscular (masa magra, que quema calorías), y al recuperar el peso, ganamos sobretodo más grasa, de tal forma, que sería incluso no recomendable perder peso de esta forma, ya que es mejor conservar el músculo. Este intercambio de músculo y grasa que hacemos, nos hace ganar peso con más flacidez y cada vez más difícil de combatir el sobrepeso. Es por eso, que yo siempre les hago hincapié en no recurrir a dietas rápidas que se enfocan más que nada en perder músculo, como consecuencia, nuestro metabolismo se vuelve más lento.

¿Qué hacer?

Bueno, si ya perdiste peso, independientemente de la dieta que hayas empleado, hay algunos hábitos que debes adquirir para evitar caer en el efecto yo-yo. He aquí algunos de ellos:

Camina: Tenemos la idea de que ejercitarnos requiere de equipos costosos, y acudir a gimnasios que nos consumen tiempo, y dinero (aunque yo lo considero una inversión). No obstante, si no puedes ir al gimnasio, o no tienes los recursos, no te preocupes, caminar, es efectivo, económico, y generalmente una actividad que ésta al alcance de todos, procura hacerlo fuera de tus actividades (diarias) dedica por lo menos 30-45 minutos de 3 a 4 días de la semana en caminar. Si no tienes tiempo, sacrifica horas te televisión, o de tu computadora, muchas veces le damos preferencia a estas actividades como recreativas, pero caminar es un buen distractor, y mucho más saludable.

Programa horarios de comida: Por lo menos realiza 3 comidas principales, y dos colaciones ligeras entre los alimentos, trata de que entre comida y comida, no haya un intervalo mayor a 4 horas. Respeta y disciplínate con tus horarios, tu cuerpo te lo agradecerá.

Pésate una vez a la semana: Esto nos permite estar conscientes de nuestro peso, y si ves algún aumento, puedes tomar cartas en el asunto de inmediato.

Realiza una rutina de pesas: Priorizamos el ejercicio cardiovascular, porque nos ayuda a quemar calorías, lo cual es excelente, más sin embargo, las rutinas con pesas, pueden generar músculo, tejido que a su vez consume más calorías que la grasa, por lo que a más músculo tengamos, más calorías quemaremos incluso en reposo.

Hábitos saludables.

Recuerda que los hábitos se hacen de la constancia y repetición, no esperes  a hacer cambios radicales de un día para otro, ten paciencia y no abandones tus metas o te resignes. Recuerda elegir alimentos integrales, y naturales para tu dieta. Evita al máximo la comida considerada chatarra, ya que no nos nutren adecuadamente, limita su consumo ocasionalmente, si cuidas tu alimentación siguiendo estos consejos básicos, seguramente, conseguirás mantener tu peso.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, media: 4,00 de máximo 5)
Loading...
9 Comentarios
  1. 22 septiembre 2016
    • 28 septiembre 2016
  2. 12 enero 2016
    • 28 septiembre 2016
  3. 30 diciembre 2014
  4. 17 agosto 2013
  5. 22 julio 2013
  6. 25 junio 2013
  7. 21 junio 2013

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR