Ansiedad por comer: ponle fin con estos remedios caseros

Cambiar nuestros hábitos dietéticos no es tarea difícil. Todo lo que hay que hacer es desarrollar nuevos hábitos, dejar de lado la comida que nos perjudica, y ya, al menos, en nuestra mente, es algo muy simple y fácil de realizar. Lo difícil es hacer frente a este problema psicológico: la ansiedad por comer, que puede convertirse en nuestra gran enemiga.

Cómo reducir la ansiedad por comer No tienes hambre ¿pero quieres comer algo?

Si acabas de comer o te sientes pleno, pero aún quieres volver a comer, es muy probable que estés experimentando ansiedad por comer, sobre todo si te encuentras tratando de cambiar tus hábitos dietéticos. No obstante, hay una reconfortante noticia, y es que, no eres el único. La mayoría de nosotros, hemos tenido esta ansiedad por comer y a veces, hay que decirlo, nos ha vencido… Así que, es muy importante reconocer que puede ocurrir, pero no dejemos que esto arruine todos nuestros esfuerzos por tener una vida más saludable.

Reconocer la ansiedad por comer  suele ser sencillo, sólo debes preguntarte cada vez que quieras comer algo ¿realmente tengo hambre?

¿Por qué sufrimos de esta ansiedad por comer ?

Existen varios motivos por los que sufrimos ansiedad por comer, no siempre se vinculan en específico a una nueva dieta, otros aspectos como, el estrés, el exceso de ejercicio, falta de sueño, y más, pueden influir.

Así que, si quieres frenar la ansiedad, es importante, tomar en cuenta la causa, pues combatiéndola, posiblemente tengamos más éxito.

Recomendaciones dietéticas

A veces, unos simples ajustes en nuestra alimentación hacen una gran diferencia, pues una dieta muy drástica o mal aplicada puede desencadenar la ansiedad por comer, una enemiga, con la que ninguno de nosotros queremos lidiar cuando nuestra intención es justamente perder peso.

Dile no al ayuno: A veces, creemos que el ayuno puede ser un aliado, pues en teoría debería acelerar el proceso de adelgazamiento, sin embargo, no es así, estudios han demostrado que las personas que tienden a saltar el desayuno, por lo regular experimentan más ansiedad por la comida, y comen en exceso en comidas posteriores, así que ten mucho cuidado con ayunar.

Procura que tu dieta esté balanceada: Hay muchas dietas muy restrictivas, que aportan tan sólo 1000 calorías o menos, pero hacer pasar a nuestro cuerpo por hambre, sólo desatará en nosotros una ansiedad insoportable, y es que es normal que el cuerpo quiera protegerse en épocas de hambrunas, así que, si queremos que nuestro cuerpo trabaje con nosotros, no lo estreses demasiado con dietas de hambre e insuficientes.

No saltes tiempos de comida: A veces comer una pequeña porción de algo, es mejor que no comer nada, por eso, procura respetar tus tomas de alimentos, idealmente, se recomiendan hasta 5 tomas al día, considerando 3 comidas principales, y dos refrigerios a media tarde y media mañana.

Haz ejercicio moderado: No cabe duda que ejercitarnos es bueno, pero lo recomendable es hacerlo por no más de una hora continua al día, ya que el ejercicio extenuante también puede provocarnos ansiedad.

Duerme bien: Desvelarnos sólo hará que tu cuerpo tenga más necesidad de alimentos calóricos y en exceso según investigaciones, por ello, es muy recomendable buscar un buen descanso.

Limita tu estrés: El origen de la ansiedad, casi siempre es el estrés acumulado, algunas técnicas de respiración, ejercicios, e incluso los masajes anti estrés son de utilidad para lograr este objetivo.

Remedios contra la ansiedad por comer

Algunos alimentos y plantas pueden ser útiles para combatir la ansiedad pero aun cuando haya flaquezas, no te desesperes, se paciente y constante.

Té de valeriana: La valeriana es una planta que mucho se ha recomendado para combatir la ansiedad, esto se debe a sus propiedades sedantes, además consumir el té entre comidas, nos permite sentir más saciedad y frenar el deseo de comer en exceso. Es aconsejable beber una taza entre las comidas o bien, una taza antes de dormir, que también ayudará a mejorar la calidad de nuestro sueño, se recomienda no beber más de dos tazas al día.

Consume un alimento ligero: A veces tomar un pequeño refrigerio es la solución ideal contra la ansiedad, consumir un poco de yogurt bajo en grasa y con un puñado de nueces picadas es una buena idea, procura saborear lentamente cada bocado para calmar la ansiedad.

Preferir los cereales integrales: Si en lugar de comer pan blanco, o arroz blanco, prefieres la versión integral de estos cereales, es posible que te sientas saciado por más tiempo y no seas víctima de la ansiedad con tanta facilidad.

Incluye cítricos en tu dieta: La carencia de vitamina C se ha relacionado con ansiedad, por lo que incluir frutos cítricos, tales como las naranjas, el pomelo, mandarinas, etc.

Aromaterapia: Algunas esencias pueden resultarnos relajantes y evitar que caigamos en manos de la ansiedad, la esencia de toronja, mezclada con hinojo, puede ayudar a relajarte, procura mezclar un par de estas esencias diluidas en un botella con agua que puedas agitar para mezclar, después, destapa la botella, y trata de concentrarte en el aroma para tener una buena relajación.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (3 votos, media: 2,00 de máximo 5)
Loading...
6 Comentarios
  1. 7 marzo 2016
    • 16 marzo 2016
  2. 5 marzo 2016
    • 16 marzo 2016
  3. 15 febrero 2016
    • 22 febrero 2016

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR