Personalidades que Engordan

Personalidades que Engordan¿Te ha ocurrido que cuando estás triste comes más cosas dulces? O ¿Cuándo sientes ansiedad comes más de lo normal?, es algo que a todos nos ha pasado al menos una vez puesto que existen determinadas conductas que ocasionan un aumento en el consumo de ciertos alimentos, si logramos identificar cuáles son y si presentamos alguna de ellas podremos aprender a combatir y controlarlas para evitar esos malos hábitos que nos hagan ganar esos kilos tan indeseables.

Las 5 personalidades que engordan:

La impetuosa

Características

Se caracteriza por comer muy rápido y sin pensar mucho lo que se lleva a la boca, le encantan los snacks o bocadillos a todas horas y olvida cuantas y cuales cosas fueron las que comió durante el día o prefiere no pensar en ello.

Para controlarla:

Organiza horarios para tus comidas y busca hacerlas en el mismo lugar y respetando la hora, lleva una lista de los alimentos que consumes durante el día, con esto descubrirás si estás consumiendo calorías extras; mantén lejos de ti los bocadillos o golosinas u opta por opciones ligeras como verduras, yogurt etc. Utiliza siempre los cubiertos y no te distraigas con otras actividades mientras comes.

La anti-relax

Características

Destacan por estar siempre preocupados y nerviosos, no tienen tiempo para sentarse a la mesa y terminan comiendo de pie o en el instante que sacan un alimento del refrigerador o alacena, son comedores rápidos y si sufren de un lapso de ansiedad mayor suelen consumir más y más alimentos.

Para controlarla:

Elimina de tu dieta los cigarrillos, el alcohol o café ya que estos provocan mayor ansiedad, así como el pasar largos periodos sin comer pues la falta de azúcar te hará hurgar con desesperación en tu alacena. Busca incluir en tu rutina diaria actividades relajantes mientras menos sea el estrés menor será la necesidad de buscar un alimento.

La sibarita

Características

Nunca olvida lo que come y lo recuerda con emoción, le gusta comer lento para disfrutar cada bocado; le encanta probar el restaurante en boga y comer fuera de casa, respeta su horarios de comida pues estos son casi sagrados y elige la comida más por su sabor que por sus beneficios, se derrite por los alimentos dulces y comidas grasas. En pocas palabras ama la comida.

Para controlarla:

Evita salir a comer de forma periódica, reduce tus salidas a comer lo más posible y en su lugar intenta preparar las recetas que tanto te gustan con opciones más ligeras intentando reducir las calorías. Busca alimentos con menor aporte de grasas y azúcares refinados.

La emotiva

Características

La comida es su instrumento para olvidar todos sus problemas aunque esto no sea la solución recurre siempre a este recurso, no sabe decir que no si le ofrecen algún alimento y si los problemas aumentan así lo hace con frecuencia el consumo de alimentos.

Para controlarla:

Busca una persona con la cual hablar (un amigo, familiar o alguien de confianza) para que escuchen tus problemas, así evitarás convertir a los alimentos en aliados cuando atravieses un momento difícil; haz un listado de los alimentos que consumes y la emoción que los acompaña o te motiva hacer, por ejemplo: “triste porque discutí con un amigo”, así evitarás darles un significado positivo o negativo a los alimentos en tu dieta.

La taciturna

Características

Sufren de periodos recurrentes de tristeza, aburrimiento o cansancio extremo, pensar en el futuro los preocupa y utiliza la comida como revitalizante emocional, convirtiéndola en su mejor amiga y aliada.

Para controlarla:

Lo primero y más importante es evitar los pensamientos negativos, aunque parezca imposible es una meta realista si recurres a actividades que te guste realizar, sobre todo aquellas que propicien la convivencia o aquellas que te ayuden relajarte. Aprende a aceptarte con tus fallos y virtudes y rodéate de personas positivas que te aprecien; evita los alimentos en los momentos difíciles, comer en exceso cuando te sientas triste y propicia la convivencia sana a la hora de la comida.

Si te has identificado o una o más conductas, será momento de hacer un cambio en tu vida para mejorar tus hábitos alimentarios y por ende tu salud así como corregir aquellas pequeñas cosas que pueden evitar que disfrutemos de la vida de forma adecuada. Si tu mente se encuentra en buen estado tu cuerpo gradualmente se beneficiará de ello hasta conseguir una salud mental y física envidiable.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sea el Primero en Puntuar)
Loading...
4 Comentarios
  1. 14 agosto 2013
  2. 20 julio 2013
  3. 6 julio 2013
  4. 3 julio 2013

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR