Perdiendo peso en el Trabajo

Perdiendo peso en el trabajoMantenerte saludable y en forma con los horarios de oficina actuales parece casi imposible, muchos de nuestros trabajos exigen estar sentadas y en la misma posición por largos períodos de tiempo, además el estrés laboral, las tareas y actividades domésticas no nos permiten implementar una rutina de ejercicio adecuada que nos permita perder peso.

Pero se pueden lograr grandes avances si realizamos simples y pequeños cambios en nuestra rutina; así ganarle la batalla a esos fastidiosos kilos extras.

Actívate en el trabajo

No te quedes sentado mientras hablas por teléfono: las llamadas telefónicas son cosa de todos los días en una jornada laboral, pueden prolongarse por horas así como nuestro sedentarismo, una forma de combatirlo es movernos mientras realizamos esas importantes llamadas aunque no lo creas pasear o marchar en tu área de trabajo puede ayudar a quemar alrededor de 225 calorías por hora, esto no quiere decir que tienes que estar de pie toda la hora puedes hacerlo a pequeños lapsos durante tu día, no te preocupes tu silla no te extrañará.

Aprovecha el reciclaje y el papeleo basura para activarte

Seguro que muy cerca de tu escritorio cuentas con un contenedor de basura o reciclaje muy cercano a ti, que tan sólo tienes que caminar unos pasos para alcanzar a depositar los papeles inservibles o peor aun cuando la pereza es muy grande lo lanzamos con la esperanza de “atinar” al contenedor; decídete a cambiar esta actitud y utiliza algunos de los contenedores de reciclaje o basura que se encuentren más lejos de ti, así te permite moverte unos instantes.

Utiliza un vaso de agua más pequeño

Mantenerte hidratado es siempre muy importante, durante la jornada de trabajo utiliza vasos pequeños en lugar de los grandes para tener que rellenarlos de forma más constante, si es posible y tienes el tiempo puedes buscar rellenar tu vaso en un garrafón más alejado para dar más pasos durante las horas de oficina. Este mismo consejo se puede aplicar para las salidas al baño.

Realiza competencias

Una competencia saludable te beneficiará a ti y a tus compañeros, pueden planificar un reto mensual o bimestral de quien pierde más kilos o puedes hacer un concurso de conteo de pasos donde el ganador a la semana y quien camine más obtiene algún premio como un café gratis etc.. Esto puede ser un incentivo perfecto para realizar una nueva actividad.

Planifica juntas laborales que les permita hablar mientras caminan

Reúnete con tu equipo de trabajo en lugares abiertos que les permitan hablar sobre un proyecto o trabajo, si esto no es posible por las políticas de la empresa elige salas de conferencias se encuentren más alejadas de tu área de trabajo.

Crea nuevas dinámicas

Si tus compañeros de trabajo y el trabajo lo permiten evita los memorándums y trata de dar los avisos sin utilizar correo electrónico, da los recados y avisos personalmente, puedes utilizar esta dinámica una vez por semana para ayudar a que tus actividades laborales se vuelvan más activas.

Implementa aparatos para hacer ejercicio

Aunque suene extraño existen en el mercado distintos equipos para ejercitarse que pueden servir en el trabajo, una mini escaladora es un buena idea o simplemente una rutina pequeña de ejercicios puede marcar la diferencia.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sea el Primero en Puntuar)
Loading...
6 Comentarios
  1. 30 agosto 2013
  2. 14 agosto 2013
  3. 14 agosto 2013
  4. 11 agosto 2013
  5. 7 agosto 2013
  6. 6 agosto 2013

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR