Olvídate de las Dietas rápidas

Olvídate de las dietas rápidasPor desgracia, no existe una manera mágica para bajar de peso. Por lo tanto, no te dejes engañar por todas las dietas, pastillas, fórmulas, extractos de hierbas, cremas, máquinas para ejercicio y prendas maravillosas que prometen una baja de peso rápida.

¿Por qué no funcionan las dietas rápidas?

Antes que nada, debes tener en mente que te tardaste más de una semana en subir esos kilos de más, así que debes esperar, lo mismo y quizás mas (dependiendo del objetivo), para bajarlos. Con una dieta rápida, bajaras de peso a corto plazo, pero lo que perderás es agua y músculo magro, no grasa.

Las dietas rápidas son altas en proteínas y grasa, carecen de carbohidratos, de manera que el músculo agota primero sus reservas de glucógeno,  pero después comienza a quemar el músculo.

No debes perder músculo, ya que este nos mantiene esbeltos y firmes, y también nos ayuda a quemar calorías rápidamente. La grasa sólo se quema lentamente, así que espera a bajar entre medio y un kilo por semana. Las dietas rápidas pueden ser aburridas, abarcan una serie limitada de alimentos, no se adecúan a las comidas familiares y definitivamente generan caos en tu vida social.

A menudo, uno queda sujeto al hogar o sin poder comer nada cuando sale. Uno se siente empobrecido y la tentación de romper la dieta será mayor. La verdad es que las dietas rápidas no cambian nuestros hábitos alimentarios.

Cuando perdemos el peso, este se debe mantener, así que idealmente una dieta debería, enseñarte mejores hábitos de alimentación. Las dietas rápidas significan que volverás a tus hábitos anteriores, y que volverás a subir esos kilos de más. Tienen como resultado un patrón de “sube y baja” de peso, lo cual nos lleva al final, a un aumento de peso, que es nocivo para nuestra salud y nuestra autoestima.

Además las dietas rápidas, no están balanceadas, ya que carecen de carbohidratos, fibra, vitaminas y minerales y por supuesto, de calorías. La pequeña cantidad de alimentos, da como resultado que uno esté cansado y mareado, con menos energía para el ejercicio.

Los peligros de estas dietas.

No deben seguirse por más de una o dos semanas, ya que no tienen los nutrientes suficientes.

Las dietas bajas en calorías, pueden ocasionarte, mareos, deshidratación, niveles altos de colesterol, estreñimiento y problemas renales.

Han ocurrido muertes por fallas del corazón debido al abuso y mal uso, de suplementos, altos en proteínas (líquidos o en polvo). Estos productos pueden ser útiles, pero si los empleas con una dieta y un ejercicio incorrecto, puedes tener ese riesgo.

Los ayunos prolongados sin supervisión médica, pueden generar un estado anoréxico, y hasta llevar a la muerte en casos muy extremos. Una sensación de malestar general, físico y psicológico, que puede afectar tus actividades diarias.

Evita las dietas rápidas, es muy poco probable que te traiga beneficios duraderos, y no arriesgues tu salud, en su lugar prefiere verdaderos cambios de hábitos, así evitaremos el efecto rebote, y estaremos cuidando de lo más importante, que es nuestra salud.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sea el Primero en Puntuar)
Loading...
21 Comentarios
  1. 8 diciembre 2012
  2. 5 diciembre 2012
  3. 3 diciembre 2012
  4. 3 diciembre 2012
  5. 3 diciembre 2012
  6. 16 noviembre 2012
  7. 16 noviembre 2012
  8. 16 noviembre 2012
  9. 16 noviembre 2012
  10. 16 noviembre 2012
  11. 16 noviembre 2012
  12. 14 noviembre 2012
  13. 14 noviembre 2012
  14. 14 noviembre 2012
  15. 14 noviembre 2012
  16. 14 noviembre 2012
  17. 13 noviembre 2012
  18. 7 noviembre 2012
  19. 7 noviembre 2012
  20. 6 noviembre 2012
  21. 5 noviembre 2012

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR