Olvídate de la Celulitis con estos 6 Ejercicios Musculares

Muchas veces, pese a asistir al gimnasio y haber logrado bajar algunos rollitos de más, nuestra piel sigue manteniendo celulitis que son muy notorias en muslos, glúteos y piernas.

Esto indica que algo no estamos haciendo bien, el problema puede estar en nuestra ingesta diaria de agua, que no es la ideal, que aún hay un alto consumo de grasas o que no estamos realizando los ejercicios indicados que le generen movimiento a nuestro cuerpo, evitando depósitos de grasa.Olvídate de la Celulitis con estos 6 Ejercicios Musculares

En este artículo te recomendaremos la práctica de 6 ejercicios musculares que te ayudarán a evitar, atenuar y eliminar la celulitis o piel de naranja, todo en base a tu voluntad y constancia.

Qué es la celulitis

Pero antes hay que tener bien claro, qué es la celulitis y por qué se forma, a fin de evitar su aparición. Estas especies de grietas de la piel, son acumulaciones de grasa, agua y toxinas, que pueden aparecer por una dieta abundante en grasas, falta de ejercicio, o por factores genéticos u hormonales.
Además de las pautas y recomendaciones que te daremos para combatirlas con la práctica de los ejercicios, como lo hemos mencionado, es importante que revises tu alimentación, si incluyes frutas y vegetales o tomas la suficiente cantidad de agua al día.

Ejercicio Cardiovascular

El entrenamiento cardiovascular es vital para eliminar grasa y lucir una piel más sana, libre de celulitis. Para ello debemos practicarlo por lo menos dos veces por semana durante 45 minutos o más. En este grupo encontramos a los steps, al footing, a las caminatas, spinning, baile, aeróbicos, entre otros.

Entrenamiento muscular para la Celulitis

Además de los ejercicios cardiovasculares que son básicos, debemos tener un entrenamiento muscular, debería formar parte de tu rutina hasta 3 veces por semana y siempre mejor después de una sesión cardiovascular. Una sesión de ejercicios de tonificación muscular debería durar aproximadamente una hora, incluyendo ejercicios de calentamiento, el entrenamiento muscular y el enfriamiento.

Estos son algunos de los ejercicios que deberías poner en práctica: Para realizarlos ten lista una colchoneta

1: Patada abductores

Acuéstate sobre la colchoneta de lado derecho, con las piernas estiradas una encima de la otra. Apoya el cuello sobre la mano derecha y coloca la mano izquierda delante sobre el suelo. Mantén las piernas estiradas y levanta la pierna izquierda lo más arriba que puedas y bájala poco a poco sin tocar la otra pierna. Repite este ejercicio un promedio de 15 a 20 veces.

Esto mismo puedes realizarlo con pesas también, prueba colocando una pesa en la parte superior de la pierna que está haciendo el ejercicio para hacerlo más difícil y así hacer más fuerza. Has unas 20 repeticiones, subiendo la pierna hasta la mitad, rebotando en el mismo sitio.
Al finalizar, cambia de pierna, no lo olvides.

2: Zancadas

Acá trabajaremos también las piernas, pero de pie, sepáralas ligeramente a la altura del ancho de tu cadera, luego da un paso hacia delante con la pierna derecha y mantén tu torso lo más recto posible. La pierna derecha que has movido hacia adelante, flexiónala hasta que el muslo quede paralelo al suelo y la rodilla flexionada forme con la pierna un ángulo de 90 grados. Mientras haces esto, la pierna que no has desplazado; es decir la izquierda, debe estar anclada con el pie y doblarse hacia el suelo.
Baja lentamente la pierna izquierda, hasta que la rodilla esté a punto de tocar el suelo. Mantén la posición durante unos segundos y vuelve a subir. Has este ejercicio unas 15 veces, alternando ambas piernas.
Si quieres quemar más calorías, puedes agregar a este ejercicio mancuernas o pequeñas pesas.

3: Sentadillas

Estos ejercicios son muy conocidos y populares, para empezar, coloca los pies a la altura de los hombros, luego dobla lentamente las rodillas, hasta que tus muslos estén paralelos con el suelo. Quédate en esa posición unos segundos y repítelos unas 15 o 20 veces. Para que se hagan correctamente tus rodillas no deben estar muy rectas, sino un poco dobladas.

4: Patada arriba

Debes estar a cuatro patas con la cabeza apoyada en los antebrazos. Una vez hecho esto, levanta la pierna derecha del suelo, dobla la rodilla y patea hacia arriba como si quisieras tocar el techo. Lentamente lleva la pierna hacia abajo y repítelos unas 20 veces, luego cambia de pierna.

5: Detrás de la silla

Para este ejercicio buscaremos una silla de apoyo, arrodíllate detrás de ella y apoya las manos sobre el respaldo. Contrayendo los abdominales y haciendo fuerza con los glúteos, empuja una pierna hacia atrás y arriba mantenla en el aire a unos 15 cm del suelo, luego baja y vuelve a empujarla otra vez. Repite el ejercicio unas 20 veces y después cambia de pierna.

6: Parada detrás de la silla

Continuando con la silla, apoya tus manos en la parte superior del respaldo, luego junta los talones y coloca los pies hacia afuera -como si formaran una V. después vas a elevar tus talones, en un rango aproximado de 10 centímetros y flexiona las rodillas de manera que tu cuerpo descienda unos 50 cm. Repite el movimiento 20 veces. Durante este ejercicio y los anteriores recuerda que debes mantener los abdominales firmes.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (3 votos, media: 5,00 de máximo 5)
Loading...
6 Comentarios
  1. 10 septiembre 2015
  2. 14 abril 2015
  3. 3 octubre 2014
  4. 2 octubre 2014
  5. 14 septiembre 2014
  6. 11 septiembre 2014

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR