Obesidad, un motivo de discriminación social

Obesidad, un motivo de discriminación socialNiño Chino es expulsado de la guardería por su peso” Este ha sido el título de la noticia que leí justamente el día de hoy, y me he quedado con la boca abierta. Ahondando más,  he investigado, que el pequeño Xiao Hao de tan sólo tres años, representa un peligro para los otros niños de su edad, debido a su tamaño. ¿Lo catalogarías como discriminación?

Si alguna vez te han llamado “gordo” de forma despectiva, entonces te darás cuenta de que no es una sensación agradable, en efecto, la obesidad, desde hace mucho tiempo ha sido un motivo de discriminación social.

Ser obeso, una difícil carga.

Mientras que los modelos de belleza de hoy en día nos exigen ser delgados, las personas obesas que no entran en esos estándares, pueden sufrir rechazo.

No sólo afecta a nuestra salud física y mental, la obesidad, afecta en otros aspectos cotidianos, como, conseguir ropa y calzado adecuados, hay casos en los que los vehículos no son pensados para personas con casos graves de obesidad.

En Estados Unidos, hay incluso personas que sufren de éste mal, que luchan por sus derechos al respeto y a la aceptación.
Sin embargo, la comunidad médica aunque está de acuerdo con que las personas obesas deben ser tratadas con el mismo respeto que cualquier otra persona, no se debe “aceptar” ese estado, debido a que estaríamos incurriendo en promover un peso y estilo de vida poco saludable.

Así pues, no se debe aceptar el sobrepeso u obesidad, no obstante, nos puede ayudar el aceptarnos como personas bellas a pesar de nuestro sobrepeso, amarnos y por lo tanto buscar aquello que es más saludable para nosotros.

En pocas palabras, no hay que rendirnos, y mucho menos sentirnos orgullosos de tener un exceso de peso, ya que esto pone en riesgo nuestra vida y salud en general.

Bullying

En los niños es especialmente común que suela haber un rechazo hacia quienes padecen obesidad, esta situación también involucra un maltrato y agresividad, ya que el niño obeso es blanco de burlas, apodos e incluso golpes, que pueden llevar a una baja autoestima, lo que a su vez afecta emocionalmente a  la persona, impidiéndole un desarrollo emocional como el de cualquier niño.

No debe estar justificado ésta clase de maltrato o discriminación hacia quienes padecen obesidad, ya que está comprobado, que lejos de ayudar, esto puede contribuir a agravar el problema. Los niños que son víctima de estos tratos, a menudo crecen como jóvenes inseguros, acomplejados con su cuerpo, y con dificultad para relacionarse con los demás, siendo más propensos a padecer depresión y recurrir a la comida como refugio a ese vacío.

Debemos estar conscientes de que se trata de una enfermedad, y si bien podemos alentar a la pérdida de peso, nunca se debe hacer faltando al respeto. Una buena forma de ayudar, es dándole a conocer los beneficios de perder peso, y manifestándole tu apoyo y confianza.

Solemos ser agresivos con las personas adultas o niños obesas, otorgándoles adjetivos hirientes, que, cuando no estamos en sus zapatos no nos damos cuenta, y es probable que sea parte de lo que hemos visto o aprendido de nuestros padres o similares. La raíz de esta discriminación, radica, en donde nace toda discriminación “la ignorancia”. Quienes padecen de exceso de peso, se sienten agredidos, rechazados y heridos por el trato que la sociedad les brinda.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sea el Primero en Puntuar)
Loading...
4 Comentarios
  1. 13 enero 2015
    • 14 enero 2015
  2. 12 junio 2013
    • 14 enero 2015

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR