Nutrigenómica, la dieta del futuro

Dieta a la medidaImagina que vas a una consulta de nutrición y en lugar de contestar unas preguntas acerca de tu alimentación y tus antecedentes dietéticos y heredo-familiares, el médico o nutriólogo, toma una muestra de tu saliva, y hace un completo estudio de tu genoma, prescribiendo una dieta, que es únicamente para ti, que evitará que padezcas, diabetes, niveles altos de colesterol, o cualquier otra enfermedad que se haya presentado en generaciones anteriores.

Sería una maravilla, y no solo nos garantizaría una pérdida de peso, sino también una mejor calidad de vida, y posiblemente una esperanza de vida mayor, esto, no es solo una fantasía, en realidad es una práctica que ya se esta llevando en varios países, y que está revolucionando lo que sabíamos sobre la nutrición.

Genética y evolución

El ADN (ácido desoxirribonucleico) encierra muchos misterios, que en los últimos años han sido revelados, y parece traer consigo toda una revolución en el campo de la medicina, con su comprensión se están ganando conocimientos para tratar enfermedades, para prevenirlas, para modificarlas, y el área de nutrición, no es una excepción.

La información genética de todo individuo se almacena en la molécula de ADN, que está formada por una serie de nucleótidos enlazados linealmente por acción de las ribosas y fosfatos formando la ya mundialmente conocida doble hélice. De forma tal, que está información es utilizada en cada uno de nosotros para definir funciones en nuestro organismo, para sintetizar las hormonas, y un sinfín de instrucciones que al final, contribuyen en el desarrollo y funcionamiento de nuestro cuerpo.

¿Pero como estos conocimientos se aplican en nutrición? En más de un aspecto, primeramente debemos recordar que el ADN no es el mismo que el de nuestros antepasados, sin embargo, aunque ha sufrido cambios esta claro que no los suficientes para la adaptación al entorno actual.

Como ya he insistido en otras oportunidades, no podemos entender las enfermedades de ahora, si no hacemos un viaje al pasado, cuando el hombre tenia una alimentación totalmente distinta, variaba de acuerdo al clima, solía ser fresca, se consumía en el momento puesto que no existían métodos de conservación ni tantos aditivos, y además también escaseaba, afortunadamente, la nutrición así como nuestros genes, han sufrido cambios a lo largo de la historia, alcanzando nuestro presente omnívoro, y esos cambios ha afectado en mayor o menor medida, la información de nuestro ADN, no obstante, nuestro complejo sistema, requiere de años de evolución, y parece que, la sociedad se esta volviendo más rápida que este proceso, y para muchos expertos, ésta es la razón principal de las enfermedades actuales, “no estamos comiendo de acuerdo a nuestros genes”.

Nutrigenómica

La nutrición, es el proceso por el cual nosotros nos alimentamos y adquirimos nutrimentos a través de la alimentación, mientras que nutrigenómica, se refiere a la interacción que existe entre nuestros genes y los nutrimentos, y las enfermedades que se asocian con ésta expresión.

Los seres humanos, al ser la misma especie, tenemos la misma base genética, somos iguales en un 99.9% de nuestro ADN, somos casi idénticos, sin embargo ese porcentaje restante que podría parecernos insignificante, en realidad es la pauta que marca que a un individuo le funcione una dieta, mientras que a otro, le resulta ineficaz.

Las diferencias son claras, los que tienen “buenos genes” pueden permitirse una alimentación a su gusto, cuantos de nosotros no tenemos una amiga, o amigo que come lo que quiere y nunca gana peso, o jamás ha tenido problemas de colesterol o de glucosa, esto se debe en gran medida a nuestros genes, todos somos diferentes, y cada uno requiere de atención única y personalizada, la nutrigenómica, nos ofreces la oportunidad no solo de bajar de peso, sino de atender con una dieta a nuestro cuerpo, nuestro metabolismo en ese momento y, además de prevenir enfermedades que nos vienen de herencia, con dietas hechas verdaderamente a nuestra medida.

El estudio también, puede darnos una visión de cómo nuestro cuerpo reaccionará a tratamientos y farmacológicos para bajar de peso, basados en disminución de grasas o carbohidratos, e incluso, la reacción que podemos tener, ante medicamentos para bajar de peso, descubriendo certeramente si somos o no candidatos.

Cabe mencionar de que a pesar de que algunas empresas lo ofrecen, el costo de un estudio de esta magnitud es muy elevado, y por lo tanto no es un procedimiento que este al alcance de todos, se prospecta que en el futuro pueda ser accesible para la mayoría de la población.

 

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sea el Primero en Puntuar)
Loading...
4 Comentarios
  1. 15 marzo 2013
  2. 15 marzo 2013
  3. 11 junio 2012
  4. 11 junio 2012

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR