No te Arrepientas y empieza Hoy tu Dieta

El artículo de hoy, es para invitarnos a hacer una reflexión, debo comentar que estas vacaciones visité a un familiar que me hablaba de su situación de salud y de su arrepentimiento por no haber actuado antes, la mayoría de nosotros creemos que estamos exentos de las estadísticas y que nuestra condición no va a empeorar, pero, la verdad es que detrás de la obesidad, hay terribles consecuencias que tarde o temprano para nuestra desgracia pueden aparecer.

No te Arrepientas y empieza Hoy tu DietaOjalá hubiera actuado Antes de la Diabetes

Juan es un amigo de 30 y tantos años, trabaja por la noche, y sus horarios de sueño y alimentación son un completo desastre. Hace un par de años, en un chequeo médico, su doctor le dijo que tenía que perder 20 kilos de peso, y además, sus niveles de glucosa aunque normales, eran un poco elevados.

A pesar de que la idea de padecer diabetes, le preocupaba un poco, sólo trato de hacer dieta durante una semana, y al fracasar, decidió concentrarse en su trabajo y dejar de lado su alimentación, como hasta entonces había hecho despupes de todo, el consideró que era muy joven para padecer algo “malo”.

Hace algunos meses, Juan comenzó a notar ciertos síntomas, iba mucho al baño, estaba perdiendo mucho peso, sudaba frío en ocasiones, y tenía un apetito voraz, ignoró estos síntomas, pero un día en casa, se desvaneció, su esposa entonces, le insistió en acudir al médico, el diagnóstico, Diabetes Mellitus tipo 2, con una glucosa de casi 400 mg/dl. Su doctor le había advertido sobre esta gran posibilidad años antes, pero como Juan me dijo, él nunca pensó que le pasaría o que podía esperar.

Actualmente, se arrepiente de no haber actuado antes, y esta vez está tratando de adaptarse a la dieta, sin embargo, es consciente que es probable que deba convivir con la diabetes de por vida y que su dieta ya no es algo opcional ni tendrá las libertades que pudo haberse tomado con antes.

A pesar de que Juan, decidió actuar tarde, aún puede prevenir muchas consecuencias de la diabetes y ser completamente saludable, con una buena alimentación, por lo que en este caso, es mejor tarde que nunca.

Ojalá hubiera sido más disciplinada

La historia de Elisa, es diferente, ella es una mujer de 61 años, siempre disfrutó de la comida, y dice que desde niña comía en abundancia, su parte favorita, eran los panes, mismos que hoy anhela.

La señora Elisa cuenta que ella nunca fue delgada, y las únicas veces que hizo dieta, fue para realizarse cirugías como una en la columna para corregir un problema que derivó de su peso.

A pesar de su médico, le ha dicho múltiples veces que debe perder peso, ella dice que nunca fue delgada, y jamás lo intentó realmente.  A sus 45 años fue diagnosticada con diabetes tipo 2, y desde entonces, ha tratado de “cuidarse”. La señora Elisa, tuvó problemas de pie diabético y con la visión, pero nada de esto, fue suficiente para hacerla cambiar de alimentación, si bien cuando le ocurría, se cuidaba mejor, tan pronto como salía del problema, o mejoraba, volvía a los malos hábitos.

La señora Elisa, cambió muchas veces de médico, debido a que constantemente le hacían hincapié en la pérdida de peso, y en el control de su glucosa, pero hace unos años, descubrió la forma de salir bien en sus estudios, aunque yo hubiera querido escuchar que era siguiendo su dieta de forma adecuada, ella me dijo lo siguiente.

“Cuando me iba a checar la diabetes, un día antes evitaba comer desde el mediodía cualquier cosa, excepto líquidos, así mi glucosa en ayunas salía bien”. Esta es una práctica inapropiada, pues aunque podamos engañar al médico, no estamos engañando a nuestro cuerpo, lamentablemente, la señora Elisa, descubrió que en efecto la diabetes no perdona, y fue diagnosticada con insuficiencia renal, la señora Elisa, comprende hoy, la gravedad de la enfermedad, desafortunadamente, su dieta no sólo es más estricta hoy en día, sino que el daño como su médico le ha mencionado es irreversible y las consecuencias en el tratamiento y la calidad de vida son notables.

Debí escuchar las advertencias

Por último está el caso de Joel, con 43 años de edad, sufrió de un infarto, menciona que su familia tiene tendencia a niveles altos de colesterol en sangre pero ninguno había sufrido de nada grave. En consulta sus niveles de colesterol siempre eran elevados, sin embargo, el nunca creyó que fuera algo preocupante y pese a las advertencias de su médico, el continúo llevando una dieta “normal”.

El señor Joel, explica que sufrió del infarto cuando estaba trabajando como guardia de seguridad, por fortuna, lo atendieron de inmediato, y pese a que menciona que su caso fue un milagro, dice que debió hacer caso de las advertencias de su médico y que actualmente ha empezado a cultivar mejores hábitos de salud, incluyendo un estricto cuidado de su dieta.

No esperes a enfermar

Como estos casos, hay muchos, todos creemos que a nosotros no nos pasará pero cuando ocurre desearíamos poder volver a atrás y corregir lo que hemos hecho mal, desafortunadamente no es posible, pero sí tenemos la oportunidad de hoy, empezar a hacer conciencia y comenzar a cuidar de nuestra salud, no esperemos a pasar por un diagnóstico que no deseamos, la prevención es importante y sin duda nuestra mejor alternativa.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sea el Primero en Puntuar)
Loading...
14 Comentarios
  1. 22 abril 2015
    • 25 abril 2015
  2. 19 abril 2015
    • 22 abril 2015
  3. 16 abril 2015
    • 18 abril 2015
  4. 15 abril 2015
    • 18 abril 2015
  5. 14 abril 2015
    • 15 abril 2015
      • 15 abril 2015
    • 18 abril 2015
      • 18 abril 2015
        • 22 abril 2015

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR