Navidad: Por qué subimos de peso y Soluciones

Cada año me gusta dedicar un artículo a las celebraciones de las que somos partícipes durante la temporada navideña, en especial, porque muchos de nosotros consideramos que es en esta época donde más peso podemos subir.

Navidad: Por qué subimos de peso y SolucionesEstadísticas señalan que en promedio, ganamos de entre 3 a 6 kilogramos durante esta época, considerando que se trata de un tiempo corto, esa cifra es muy alta, prácticamente subimos alrededor de una talla durante la época navideña.

No se trata sólo de comida

En la época navideña hay muchas celebraciones, las mismas que casi siempre giran en torno a la comida, ya sean posadas, cenas especiales, reuniones familiares o con amigos, esos eventos que sólo tienen a lugar durante esta época, parecen conseguir que comamos en exceso, sin embargo, sin embargo, no es solo el exceso en nuestra ingesta de alimentos lo que complica que mantengamos nuestro peso, sino la calidad de nuestra dieta en sí.

Por otro lado, hay más factores que afectan nuestro peso durante esta época, como el estrés, el clima, la falta de actividad entre otros.

Cambios en la elección de nuestros alimentos

Durante el invierno es poco probable que consumamos una ensalada o verduras frescas, y es que la mayoría de nosotros, nos sentimos atraídos por alimentos que nos hacen sentir cálidos, tales como las semillas, nueces, almendras, etcétera, así como los chocolates, entre otros.

Desafortunadamente para nuestro peso, estos alimentos son “hipercalóricos”, esto quiere decir que son ricos en calorías en una porción pequeña, de esta forma, y sin darnos cuenta, podemos ganar peso.

Es normal experimentar estos cambios, el clima frío activa en nuestro cuerpo el antojo por estos alimentos, ya que necesitamos más energía e incluso masa grasa para controlar nuestra temperatura, por lo que no es necesario que nos sintamos culpables por tener el deseo de consumir estos alimentos, sin embargo, es conveniente ser cuidadosos con la cantidad que ingerimos.

Solución: Comer con moderación los alimentos antes mencionados es buena alternativa, pero también podemos pensar en comidas y preparaciones con pocas calorías que nos ayudarán a mantenernos en calor, consomés, sopas de verduras, cremas de vegetales, infusiones, serán buenos aliados.

Estrés

Usualmente las fechas decembrinas suelen venir cargadas de estrés, planear las vacaciones, administrar el presupuesto, contar con los preparativos y además, terminar con las actividades del trabajo que suelen acumularse a fin de año, no, no es para nada una tarea sencilla.

Antes de darnos cuenta, estaremos, comiendo de forma desenfrenada y todo por la ansiedad y el estrés al que nos vemos sometidos, si bien es normal experimentar esta situación, es importante ser conscientes de ello para poder ponerle una solución sin que llegue a afectar nuestro peso.

Solución: Organízate, si cuentas con una agenda, programa tus actividades, destina el tiempo adecuado para cada una de ellas, aunque no siempre podamos realizar todo tal y como lo planeamos, administrar nuestro tiempo es mejor que no hacerlo.
Descansa bien, recuerda que la falta de sueño nos hará más propensos a los efectos del estrés, y también menos productivos.

Festejos y cenas

Reuniones del trabajo, con amigos o con la familia, en esta época, existen varios festejos y sobran los motivos para celebrar y reunirse. Se trata de eventos positivos, pero normalmente se centran en los alimentos y las comidas a los que usualmente no forman parte de nuestra rutina como en estos meses, y es por eso que muchas veces creemos que son la razón por la que subimos de peso.
Aunque no son la razón definitiva por las que ganamos peso, los festejos y cenas, pueden ser un factor importante.

Solución: Ante todo, disfruta de la compañía de tus amigos, familiares o compañeros, aprovecha el tiempo y reuniones para convivir en lugar de centrarte únicamente en la comida.

Evita consumir bebidas alcohólicas, pues están llenas de calorías extras que no aportan mucha nutrición, y procura consumir porciones pequeñas de todas las opciones de alimentos. No comas con culpa, se trata de disfrutar, aunque puedes moderar tu consumo, date la oportunidad de ser un poco menos estricto de lo contrario, la experiencia puede traducirse en estrés, que tampoco es nada beneficioso.

Falta de actividad Física

Una vez que llega el invierno realizar una actividad física se vuelve más complicado, el clima no siempre es apropiado, por ejemplo, si acostumbramos a caminar, es más difícil hacerlo, incluso si vestimos ropa adecuada de invierno.

El aumento de trabajo y otras actividades necesarias para contar con las preparaciones navideñas, también limitan nuestro tiempo para ejercitarnos. La gran mayoría de nosotros, optamos por abandonar la actividad física.

Solución: Recurre a otras opciones para ejercitarte, es posible obtener una rutina completa de ejercicio en casa, si no tienes idea de cuál, puedes buscar en internet rutinas para hacer en casa de aerobics, baile o las que sean de tu preferencia.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sea el Primero en Puntuar)
Loading...
6 Comentarios
  1. 30 diciembre 2015
    • 9 enero 2016
  2. 18 diciembre 2015
    • 9 enero 2016
  3. 15 diciembre 2015
    • 16 diciembre 2015

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR