Modera tu consumo de Sal

Aunque muchos no prueban alimento si antes no tiene una buena ración de sal, debes saber que el consumo saludable de este mineral, es de sólo 5 gramos diarios. De otro lado podríamos estar dañando nuestra salud, condicionando la activación de males como la hipertensión, la gota, arterioesclerosis y retención de agua en los tejidos grasos.

Antiguamente la sal o cloruro de sodio era utilizado para conservar en buen estado las carnes, a éstas las salaban y guardaban a fin de que duren más tiempo. Hoy en día pese a existir la refrigeradora en todo el mundo, el uso de la sal se ha extendido y mantenido sin que su consumo, sea algo vital o necesario para nuestra salud.

Tú, ¿crees que el consumo de sal es beneficioso o perjudicial?, todo va a depender de cómo y cuánto consumamos.Modera el consumo de Sal

Qué nos aporta

­­­­­Entre los beneficios que produce la sal en nuestro organismo es que contribuye a tener una buena digestión. Posibilita la correcta absorción de potasio, fundamental para el buen funcionamiento de los músculos y del sistema nervioso. Un  elemento necesario en la sal es el sodio, muy útil en el mantenimiento de la presión de la sangre y de los fluidos extracelulares.  También ayuda a mantener el nivel de líquidos en el cuerpo, que es vital para mantener la presión arterial estabilizada. Además es sabido que la sal estimula el apetito.

Necesitamos de sal

La ausencia total de sal en la dieta es perjudicial para la salud, es necesaria una pequeña dosis para mantener ciertas actividades del organismo como la respiración y la digestión. La deficiencia de sal genera en el organismo una deficiencia de sodio denominada: hiponatremía. La carencia hace que el paciente tenga síntomas de apatía, debilidad, desvanecimiento, anorexia, baja presión arterial, colapso circulatorio, shock y finalmente la muerte.

En la mayoría de casos, la sal que llega a nuestra mesa es iodada, eso lo hace vital para evitar males como el bocio, que es un agrandamiento de la glándula tiroides.

Sin embargo, el sodio que requiere nuestro organismo también puede ser tomado y abastecido totalmente de nuestros alimentos, sin recurrir a la sal.

Así por ejemplo, por cada 100 gramos de pan, ya sea blanco o integral se ingieren hasta 600 miligramos de sodio. El segundo lugar lo ocupan los lácteos. El queso Gruyère llega a los 220 miligramos y la mantequilla alcanza los 120. También la mayoría de las carnes y pescados rondan entre los 80 y los 95 miligramos; 96 el bacalao fresco, 87 el hígado de ternera, 80 el buey y la trucha, 75.

Los alimentos que menor cantidad de sodio aportan son las frutas y verduras. Aunque las espinacas y las setas cuentan 84y 70 miligramos respectivamente.

Hinchar de agua

Un exceso de sal aumenta la osmolaridad de la sangre y provoca sed, por lo cual se bebe agua para restablecer el equilibrio salino del cuerpo. Al acumular agua, el cuerpo aumenta su peso. Además, la sal puede llegar a generar adicción.

El consumo excesivo de sal no es bueno en una dieta para perder peso, si quieres bajar esos kilos de más, debes reducir el uso de este condimento. Es importante proponerse reducir el consumo de sal hasta los niveles recomendados. Hay otras formas de sazonar o darle gusto a nuestras comidas.

Prueba con otro tipo de especias o yerbas como el perejil, la pimienta, orégano, pimentón o la albahaca. La menta también es una buena opción, está  el jengibre, la cebolla común o de verdeo, el puerro y el ajo todos ellos son excelentes saborizantes.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sea el Primero en Puntuar)
Loading...
6 Comentarios
  1. 16 agosto 2013
  2. 9 agosto 2013
  3. 9 diciembre 2012
  4. 3 diciembre 2012
  5. 3 diciembre 2012
  6. 3 diciembre 2012

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR