Malla en la lengua para perder peso: cómo funciona, riesgos y beneficios

Siempre ha habido métodos extremos para perder peso o adelgazar. Desde utilizar prendas ajustadas que deforman nuestra silueta, hasta modificar nuestro sistema digestivo para evitar la absorción total de lo que ingerimos. Hoy quiero contaros sobre un método bastante peculiar: la colocación de una malla en la lengua que se aplica con suturas a fin de que no podamos ingerir alimentos sólidos.

malla en la lengua para perder peso Tal vez en más de alguna ocasión hemos dicho u oído “me quiero coser la boca”. Este método para dejar de comer, la malla en la lengua, es lo que considero más cercano a esta posibilidad…aunque no necesariamente en un buen sentido.

¿En qué consiste el método de la malla en la lengua para perder peso?

La malla supralingual es un método reciente que consiste en la aplicación de un dispositivo similar a una gasa elástica, sobre la lengua. Esta malla en la lengua se sutura junto con balines para provocar la sensación de saciedad.

El objetivo de este método de la malla en la lengua es evitar la masticación adecuada. De esta forma el paciente generalmente basa su dieta en alimentos líquidos.

Se estima que la malla en la lengua para adelgazar puede hacernos perder, en promedio, de 4 a 8 kilos mensuales. Sin embargo, como cualquier método tiene sus riesgos y sus beneficios.

¿Cómo se coloca la malla en la lengua?

Una de las dudas más comunes cuando nos referimos a este método, es probablemente, su aplicación. En realidad es sencillo, pero puede resultar doloroso hasta cierto punto.

La malla adelgazante se fija en la lengua por medio de suturas, que deben ser aplicadas con anestesia local, posteriormente el paciente debe evitar consumir cualquier alimento por un periodo de 24 horas, en el que se suelen recetar analgésicos para evitar cualquier molestia o dolor relacionado con la aplicación de la malla supralingual.

Beneficios de la malla supralingual

Actualmente existen muchos métodos adelgazantes que podemos encontrar extraños, sin embargo, han sido creados por que pueden ofrecer una solución contra los problemas de la obesidad a un grupo de personas, que tal vez, no pueden ver resultados con métodos más convencionales.

La malla supralingual, funciona, este quizás es uno de los mejores beneficios que aporta, pues puede darnos buenos resultados, no obstante, aunque el peso refleje un progreso, es importante reconocer que no es lo único que debemos considerar.
Por otro lado, aunque su aplicación requiere de anestesia, es local y no es considerado un método invasivo, el paciente puede volver a su rutina tras la aplicación tras un periodo de 24 horas.

Además, ofrece resultados a corto tiempo, lo que puede llamar nuestra atención. Es discreto, las personas no lo notan, y no interviene con el proceso del hablar, es fácil de retirar, y con  una recuperación casi inmediata.

Por último, este método favorece que nuestro estómago reduzca su tamaño, por lo que posiblemente aún después de haber retirado la malla, podamos seguir experimentando sensación de saciedad con un consumo menor de alimentos.

Riesgos y contras de la malla adelgazante

Aunque pueda ser efectivo, el uso de esta malla tiene varios riesgos, y deben ser considerados.
En primer lugar, la malla adelgazante podría ser considerada una herramienta, pues, no sustituye una dieta baja en calorías, el paciente que la utiliza, debe llevar a cabo una dieta líquida, es decir, sólo puede consumir alimentos líquidos y permitidos. Si se trata de romper la dieta, puede haber presencia del dolor al querer masticar.

En segundo lugar, es un método incómodo, aunque se dice que después de cierto periodo, nos llegamos a acostumbrar a ella. Por otro lado, si no se tienen los cuidados e higiene necesarios, se puede estar expuesto a ciertos efectos secundarios, como mal aliento, formación de placa, e incluso infecciones.

Cabe mencionar que  la dieta no es la más adecuada para perder peso, pues una dieta líquida seguramente no alcanza a cubrir las necesidades básicas de nuestro organismo, debemos ser conscientes de ello, pues síntomas como dolor de cabeza, fatiga, agotamiento y otros más graves, pueden presentarse. Además, el paciente puede presentar ansiedad por comer.

Y para finalizar, los resultados, aunque pueden prolongarse cierto tiempo por favorecer la reducción del estómago, no son permanentes si no hacemos cambios de hábitos, es decir, sólo hará falta que volvamos a nuestros hábitos anteriores para recuperar nuestro peso, ya que el estómago, así como tiene la capacidad de reducir su tamaño también la de estirarse.

No es para todos

Antes de recurrir a este tipo de tratamiento, vale la pena evaluar los riesgos, cómo funciona y la dieta estricta que debe seguirse, nunca debemos recurrir a una persona que no cuente con la preparación ni las instalaciones o instrumentos adecuados para aplicar este método.

Además, se debe realizar una evaluación del estado de salud general del paciente antes de poder aplicarse este método, pues se recurre a un proceso extremo de adelgazamiento que no es recomendado para la mayoría de las personas.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, media: 3,00 de máximo 5)
Loading...
12 Comentarios
  1. 24 noviembre 2016
    • 27 noviembre 2016
  2. 8 octubre 2016
    • 27 noviembre 2016
  3. 29 enero 2016
    • 1 febrero 2016
      • 4 febrero 2016
  4. 25 enero 2016
    • 27 enero 2016
  5. 23 enero 2016
    • 27 enero 2016
      • 9 febrero 2016

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR