Ejercitarse demasiado y los riesgos para nuestra salud

Hacer ejercicio o actividades físicas es algo indispensable en nuestro día a día. En todas partes podemos encontrar propagandas que nos invitan a realizar ejercicio y  siempre asociamos a una persona deportista con alguien saludable y fuerte. Pero no siempre es así, ejercitarse demasiado puede ser tan malo como no hacerlo y fácilmente podemos caer en la obsesión por los deportes o actividades físicas.

Ejercitarse demasiado puede ser perjudicial

Cuando el ejercicio se vuelve obsesivo es cuando se puede convertir en un problema para nuestra salud. Por ello independientemente de cual sea nuestra motivación para hacer ejercicio (perder peso, mantenernos en forma, divertirnos, mejorar nuestro aspecto físico, etc.) es muy importante que no nos excedamos en esta actividad ya que ejercitarse demasiado puede ser negativo para la salud.

Si te interesa saber cuales son los riesgos de ejercitarse demasiado sigue leyendo este artículo, de este modo aprenderás a llevar una vida saludable y relajada que nos permita tener la energía para vencer los retos del día a día.

Riesgos al Realizar Ejercicios en Exceso:

1.- Provocarte una Lesión:

El ejercicio en exceso te puede provocar desde una lesión leve a una lesión fuerte. Al realizar cualquier deporte o actividad física siempre estamos expuestos a sufrir una lesión por lo que es muy importante cuidar la  forma y la constancia con la que hacemos los ejercicios, siempre es recomendable consultar a un experto para que nos oriente y nos ayude a realizar los ejercicios de forma adecuada y los que sean mejores para nuestra edad y capacidades. Es importante que dejemos a nuestro cuerpo recuperarse tras una sesión de ejercicio ya que el exceso puede desgastar las articulaciones o provocar alguna lesión muscular.

2.- Perder Peso:

Aunque suene contradictorio, perder peso por exceso de ejercicio no es positivo ya que probablemente estés quemando los músculos y los porcentajes de grasa se mantengan igual. Esto suele ocurrir en especial cuando se realiza ejercicio aeróbico en exceso. La balanza puede reflejar una pérdida de peso pero nuestra apariencia puede no mejorar, esto además resulta ser perjudicial en tu salud.

3.-Fatiga y dolor crónico:

Otra consecuencia muy común de sobrentrenarse es que al contrario de sentirnos con más vitalidad y energía nos sentimos agotados y en extremo cansados. Ejercitarse demasiado a la larga puede ocasionar problemas de dolor crónico, los músculos y articulaciones se ven comprometidos por lo que sí existe un desgaste constante el dolor puede volverse un problema severo.

4.-Aumentar los niveles de estrés:

Uno de los grandes beneficios de hacer ejercicio es disminuir el estrés y hacernos sentir más relajados, pero cuando el ejercicio es demasiado puede ocurrir todo lo contrario; el estrés se dispara gracias a que nos sentimos más fatigados y por supuesto también puede afectar en especial si nos sentimos presionados por alcanzar una meta de forma rápida.

5.-Afectar nuestra vida social:

Excederte en una actividad física puede afectar tu relación con las personas que te rodean, cuando nos obsesionamos con el ejercicio este nos absorbe por lo que nuestro tiempo libre se dedica casi exclusivamente a desempeñar una actividad física, nuestra familia o amigos pueden pasar a un segundo plano.

6.-Puede provocar enfermedades:

Ejercitarte de forma excesiva puede afectar tu sistema inmune por lo que es probable que las enfermedades sean más frecuentes y más complejo salir de ellas.

Consejos para evitar ejercitarse demasiado:

  • Dale variedad a tu rutina: combinar ejercicios aeróbicos con otros ejercicios es fundamental para adquirir fuerza y condición, además que al alternar nuestra rutina nos podemos enfocar en diferentes grupos musculares por lo que permitimos que otras áreas de nuestro cuerpo descansen y se recuperen.
  • Evita ejercitarte cuando estás enfermo o cansando: reposar es clave cuando nos enfermamos; no pasa nada si uno o dos días reduces tu actividad física, siempre es importante escuchar a nuestro cuerpo y saber cuando es necesario hacer una pausa.
  • Aumenta la intensidad de tu rutina poco a poco: no nacimos siendo deportistas o expertos en fitness; si eres nuevo en esta actividad recuerda aumentar la intensidad poco a poco, a la larga evitarás lesiones y sentirte estresado.
  • Todo a su debido tiempo: dale importancia a todas tus actividades, no te enfoques solamente en el ejercicio, busca actividades recreativas y de relajación, así mismo trata de pasar tiempo con tus seres queridos y amigos. Balancear todas las actividades en nuestra vida ayuda a mejorar la calidad de la misma.
  • El ejercicio no lo es todo: no te olvides que el ejercicio es una parte importante de un estilo de vida saludable pero recuerda que no lo es todo. Llevar una dieta adecuada puede ser igual o más importante para alcanzar una meta deseada en cuanto a pérdida de peso o mejorar nuestro estado de salud.

¿Cuánto es los correcto y cuánto es demasiado?

Seguramente te estarás haciendo esta pregunta, pero la respuesta es muy variada para cada persona y sus objetivos. No es lo mismo para un deportista de alto rendimiento que para un adolescente o un adulto mayor.

Lo mejor que puedes hacer es escuchar a tu cuerpo, aprende a conocerte poco a poco y descubre que es lo que funciona para ti. Por supuesto no te olvides de visitar un experto que valore tus necesidades individuales y que pueda darte el mejor plan según lo que tú necesites.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, media: 5,00 de máximo 5)
Loading...
8 Comentarios
  1. 10 julio 2016
    • 16 julio 2016
  2. 6 julio 2016
    • 15 julio 2016
    • 18 julio 2016
      • 8 septiembre 2016
  3. 5 julio 2016
    • 5 julio 2016

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR