Lo que no sabías de la vitamina C

Frutas y verdurasTodas las vitaminas sin duda son importantes, pero muchas veces desconocemos como actúan, creo que una de las vitaminas más conocidas y utilizadas es sin duda la Vitamina C, ya que sus beneficios son muy apreciados sobretodo en épocas de frío, pero que otras funciones, tiene además de su ya conocida acción contra los resfriados comunes.

La vitamina C o ácido ascórbico, es uno de los antioxidantes más famosos, por lo que retarda el envejecimiento y protege al cuerpo de los radicales libres, de tal forma que puede llegar a alargar la vida.

Es necesaria para la síntesis de colágeno, de hormonas y de neurotransmisores, por lo que es vital consumirla para el correcto funcionamiento de nuestro organismo.

Fuentes naturales de Vitamina C

Como casi toda vitamina, es mas sencillo encontrarla en fuentes vegetales, los pimientos son una importante fuente, y también debemos mencionar los cítricos, como las naranjas, mandarinas, la toronja, entre otros.

De las verduras, podemos añadir, el brócoli, los rábanos, la coliflor, las coles de Bruselas y las espinacas.

Otras frutas que son fuente de vitamina C, son las manzanas, la sandía, las piñas, el mango, el plátano, los arándanos, las fresas y las frambuesas, por nombrar algunas.

Las fuentes de origen animal no son muchas, sin embargo, podemos destacar, el hígado, la leche y el yogurt.

También podemos adquirirla a través de algún suplemento, sin embargo a partir de suplementos no debemos exceder su dosis (2000 mg diarios)  ya que puede favorecer la formación de piedras en el riñón, o provocar síntomas como dolor de cabeza, diarreas, o insomnio.

Funciones y propiedades de la Vitamina C

La acción antioxidante es una de las más conocidas, ya que neutraliza el envejecimiento ocasionado por los radicales libres.

También previene la aparición de cataratas y mejora la visión.

Es recomendada para pacientes diabéticos, ya que tiene una posible influencia sobre los niveles de azúcar en sangre.

Ayuda a mejorar la hipertensión y también esta relacionada con la prevención de enfermedades cardiovasculares.

Su acción ha demostrado ser útil en la prevención de ataques de asma, alergias u otras enfermedades que ocasionen inflamación del aparato circulatorio.

Interviene en la absorción del hierro sobre todo, el de fuentes vegetales en la dieta, por lo que es altamente recomendable para pacientes con anemia.

Refuerza el sistema inmunológico

Tiene propiedades laxantes, puede resultar útil contra el estreñimiento.

Hay que recordar que la mejor forma de adquirir la vitamina C es a partir de nuestra dieta, es una vitamina sensible a la luz, y lo mejor es consumirla  de alimentos frescos, que no hayan sido muy manipulados o sujetos a cocción, ya que el calor, también destruye a esta vitamina.

Por último, debemos saber que la deficiencia de vitamina C, es conocida como escorbuto, cuyo síntoma característico son las encías sangrantes, sin embargo hoy en día es poco común que veamos ese tipo de deficiencia, ya que generalmente nuestra dieta, nos aporta la suficiente cantidad de vitamina C, como para no presentarla. Antiguamente, los navegantes, eran muy susceptibles a padecer de esta deficiencia, ya que se alimentaban de pescados, y cereales, durante largos viajes, sin tener acceso a frutas y verduras frescas, no obstante en la actualidad, el escorbuto, es muy improbable.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, media: 5,00 de máximo 5)
Loading...
4 Comentarios
  1. 10 agosto 2012
  2. 9 agosto 2012
  3. 9 agosto 2012
  4. 8 agosto 2012

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR