Liposucción para Adelgazar: Consejos importantes

Una de las medidas para adelgazar más deseadas es sin duda la liposucción, y ¿a quien no le gustaría reducir todas las medidas deseadas en un solo día?, sé que suena tentador y quizás parece una medida fácil, efectiva y rápida, sin embargo, debemos tener en cuenta los riesgos, y ciertos aspectos que quizás no conocemos de este procedimiento.

Liposucción para Adelgazar: Consejos importantesLa liposucción consiste en una cirugía estética, en la cual se extrae grasa de depósitos localizados a fin de eliminarlos, las áreas más comunes suelen ser los muslos, abdomen, brazos, cuello, e incluso los muslos. La grasa se suele succionar con ayuda de una cánula, utilizando equipo especializado.

¿Eres candidata a una Liposucción?

A pesar de que se trata de un procedimiento popular, no todos los pacientes  son candidatos para llevarlo a cabo, y es que a diferencia de lo que podemos creer, no es un procedimiento para adelgazar o perder peso, pues realmente se suelen perder pocos kilos por este medio.

No está recomendado en jóvenes menores de 17 años, ni tampoco para personas mayores de 40 años debido a que la piel pierde elasticidad a partir de esta edad.

La liposucción se usa para “moldear” el cuerpo principalmente, es decir, para eliminar los depósitos de grasa que no responden a otros tratamientos como la dieta y el ejercicio, pero no es adecuada para las personas con obesidad, normalmente sólo las personas delgadas o con un ligero sobrepeso pueden beneficiarse con esta técnica.

Debe ser considerada  como última alternativa, pues es un tratamiento que tiene riesgos considerables, y en varios casos no es necesaria, pues el cuerpo puede responder a otros medios como la dieta y ejercicio.

Riesgos y complicaciones de una Liposucción

La liposucción puede involucrar varios riesgos, al ser un procedimiento quirúrgico es invasivo y requiere de anestesia, local o general dependiendo del paciente. Se estima que la tasa de mortalidad de la liposucción es de 20 a 60 veces  mayor que en otras cirugías generales.

Anestesia: Usualmente es uno de los menores riesgos, sin embargo, se debe tener en cuenta que puede ocurrir una mala reacción.

Hemorragia: Durante o después del procedimiento existe el riesgo de tener sangrados, siendo un riesgo considerable para el paciente.
Formación de coágulos: Estos procedimientos como otras cirugías pueden incluir el riesgo de desarrollar coágulos, dando lugar a complicaciones más serias.

Infección: Aunque es una complicación poco común, si existe riesgo de contraer una infección tras el procedimiento, para la cual se deberá recurrir a un tratamiento posterior.

Entumecimiento de la piel: La pérdida de sensibilidad de la piel tras la liposucción es una complicación común, a menudo  suele solucionarse luego de la recuperación.

Complicaciones cardiacas: Algunas de las que incluyen arritmias e incluso paro cardiaco.

Problemas respiratorios: Edema pulmonar o incluso neumonía.

Resultados no satisfactorios: El daño en nervios pueden ser un resultado no deseable, la perdida de tonicidad del músculo o bien una práctica errónea puede dar como resultado la asimetría.

Recuperación progresiva

Los resultados de una liposucción pueden demorar en apreciarse, esto se debe a que la recuperación no es inmediata.

Es normal que tras el procedimiento existan procesos inflamatorios, además, se pueden formar nódulos o apelmazamientos bajo la piel durante la recuperación.

Se requiere de masajes y de un seguimiento luego de haberse realizado el procedimiento para una total recuperación.

No es una solución definitiva, los adipocitos vuelven

En teoría, nuestro cuerpo cuenta con un determinado número de adipocitos, o células que almacenan grasa, se cree que mediante la liposucción podemos eliminar estos adipocitos, cambiando nuestra silueta, sin embargo, los resultados de la liposucción no son permanentes.

En un reciente estudio se dio seguimiento a pacientes que se sometieron a este procedimiento y ellos consiguieron cambiar la distribución de grasa en su cuerpo, sin embargo, no disminuyó su capacidad para almacenar grasa. El estudio sugiere que el cuerpo reconoce la ausencia de células adiposas, desarrollándolas nuevamente, aunque a menudo, es en los lugares donde antes no existían en exceso, esto se debe a que el tejido cicatrizante resultante de la liposucción impide nuevamente su formación en dichas áreas.

De forma más concreta y simple el estudio sugiere que al reducir por ejemplo nuestros muslos con liposucción, en el futuro, quizás nuestros muslos no tiendan a ganar tantos centímetros extra como en el pasado, pero posiblemente sí ganemos estos centímetros en nuestros brazos.

Es por esta razón que la liposucción no es la solución contra la obesidad, ni el exceso de peso, debe ser empleado solamente para ayudar a modelar el cuerpo y en conjunto con una buena alimentación para mantener los resultados.

Acude a un especialista

La liposucción es un procedimiento que puede ser costoso, pero es conveniente acudir a un médico debidamente certificado en cirugía estética, no pongas en riesgo tu salud por ahorrar un poco,  procura acudir a un experto que te informe sobre los riesgos y las posibles complicaciones. Es conveniente prepararse bien, como aquí por ejemplo.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, media: 5,00 de máximo 5)
Loading...
9 Comentarios
  1. 12 marzo 2016
    • 16 marzo 2016
  2. 8 septiembre 2015
    • 16 marzo 2016
  3. 11 agosto 2015
    • 16 agosto 2015
  4. 11 agosto 2015
    • 16 agosto 2015
      • 1 septiembre 2015

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR