La nueva Rueda de los Alimentos

En varias ocasiones muchos habremos oído hablar de la ‘Rueda de los alimentos’. En ella podíamos consultar cuánto necesitábamos ingerir de cada grupo alimenticio por día. De manera semejante a la pirámide alimenticia, la rueda busca educar a la sociedad sobre una nutrición adecuada.

La rueda de los alimentos

La nueva rueda alimentaria

Está claro que hubo grandes avances en el campo de la nutrición desde los años 70, época en la que surgió la primera representación circular de nuestra alimentación. En un principio, la rueda contaba con siete grupos de alimentos agrupados según sus nutrientes predominantes. En el primer grupo se encontraban alimentos como la leche y sus derivados (nutrientes: proteínas, vitaminas, grasas y calcio); en el segundo grupo estaban la carne, el pescado y los huevos (nutrientes: proteínas de alta calidad nutricional y algunas vitaminas); en el tercero, las legumbres, frutos secos y patatas (nutrientes: proteínas de baja calidad nutricional, fibra, minerales, vitaminas y glúcidos); en el cuarto, las verduras y hortalizas (nutriente: glúcidos y vitaminas); en el quinto, las frutas frescas (nutriente: azúcares, vitaminas y minerales); en el sexto, los cereales y sus derivados (glúcidos y fibra alimentaria); y, finalmente, en el séptimo grupo, la mantequilla, el aceite y las grasas en general (nutriente: lípidos). Esta era la clasificación inicial, pero con el tiempo fue cambiando para incorporar cuestiones importantes de la salud, como la hidratación. También fue necesario cambiar el tamaño de cada grupo, ya que en un principio todos los grupos tenían el mismo espacio, lo que no guardaba lógica con los requerimientos de una nutrición adecuada.

Así fue como surgió la nueva rueda alimentaria. En ella los grupos pasaron a ser seis: se unieron los grupos de alta calidad proteica (carne, pescado y huevos) con los de baja (frutos secos, patatas y legumbres). En otras palabras, el tercer grupo del esquema antiguo (patatas, legumbres y frutos secos) pasó a unirse con otros dos: las patatas con los cereales y derivados, y las legumbres y frutos secos con la carne, el pescado y los huevos. Además, el tamaño de cada grupo cambió; se pasó a tener en cuenta las diferencias nutricionales que aportaba cada uno y, por tanto, los espacios más grandes están reservados para los alimentos que se deben consumir con mayor frecuencia.

La clasificación de los alimentos sigue siendo la misma que antes, solo que ahora cada grupo está representado por colores: los amarillos se dividen en Energéticos (hidratos de carbono y lípidos mayormente), los rojos en Plásticos (proteínas) y los verdes en Reguladores (frutas, hortalizas y verduras).

Qué nos conviene consumir

Según la rueda, los grupos que más espacio ocupan son los que incluyen verduras, frutas y hortalizas junto con el grupo de los cereales y derivados. Es decir, alimentos energéticos y reguladores. En tercer lugar se encuentra uno de los dos grupos Plásticos, el de la carne, pescado, huevos, frutos secos y legumbres. Luego vienen los alimentos que aportan lípidos, como la mantequilla y el aceite. Y finalmente los lácteos y sus derivados.

En el medio de la rueda figuran dos símbolos que representan la hidratación y el ejercicio físico, dos asuntos clave para que la alimentación sea verdaderamente benéfica para la salud.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sea el Primero en Puntuar)
Loading...
5 Comentarios
  1. 29 mayo 2015
  2. 13 septiembre 2014
  3. 26 julio 2013
  4. 9 mayo 2012
  5. 2 diciembre 2011

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR