Jabones reductores: Mitos, usos y Recetas para hacer jabones en casa

Existen el mercado actual muchos productos que están destinados al adelgazamiento. Muchos ayudan pero sin embargo, algunos parecen mágicos, como en el caso de los jabones reductores, y esto no es exactamente así… 

Jabones reductores receta Pero claro, para algunos de nosotros los jabones adelgazantes parecen algo increíble, ¿realmente funcionan?

¿Sirven los jabones adelgazantes?

Los jabones están hechos a base de sustancias que pueden eliminar la suciedad, son esenciales para una limpieza correcta y los hay de distintas variedades, pero también, se pueden aprovechar los ingredientes en los jabones para promover un mejor estado de la piel, combatir ciertas enfermedades de la piel y hasta mejorar la hidratación.

Los jabones reductores afirman ser útiles para reducir medidas, esto al promover la quema de grasa localizada, sin embargo, esto no sucede como tal.

En realidad, el efecto adelgazante de los jabones reductores es superficial y no impactan el peso en sí, pero, sí tienen algunos beneficios, por ejemplo, pueden ayudar a mantener la firmeza de la piel y evitar la flacidez lo que como resultado puede ayudarnos a reducir medidas, pero los jabones reductores no queman grasa como tal.

Por otro lado, algunas personas afirman que los ingredientes en un jabón reductor junto con el masaje sí puede ayudar a quemar grasa, sin embargo, se trata de un mito.

La prueba del baño

Existen algunos jabones reductores que mencionan que hay que tomar medidas previas al baño y después de tomar una ducha caliente, entonces, observaremos una diferencia en medidas, no obstante, la explicación tras este hecho no es la quema de grasas, sino la deshidratación.

Para reducir medidas evidentemente tenemos que quemar la grasa, esto sólo lo vamos a conseguir reduciendo nuestro consumo de calorías y propiciando su gasto quizás mediante el ejercicio físico.

Beneficios de los jabones reductores

Los jabones con ingredientes adelgazantes pueden mejorar el aspecto de nuestra piel al promover una mejor circulación, lo que también favorece a que eliminemos la celulitis, siendo otra de las ventajas del uso de estos jabones.

Aunque no quemen la grasa como tal, sí pueden ayudarnos a tener una piel más firme, por lo que el empleo de jabones reductores puede ser útil cuando estamos bajo un régimen de alimentación y/o rutina de ejercicio para perder peso, sin embargo, no hay que dejarnos engañar, creyendo que el sólo uso de un jabón va a solucionar nuestro problema de centímetros extra.

Jabón reductor de algas

Las algas se utilizan en preparaciones de jabones reductores porque ayudan a favorecer la limpieza de la piel y el organismo mediante la eliminación de toxinas.

Ingredientes

  • 200 gramos de jabón base de glicerina
  • 5 gramos de algas secas en polvo
  • 10 gr. De centella asiática
  • 1 cucharada de avena en hojuelas
  • 1 cucharada de café de grano molido

Preparación

  1. Colocamos un recipiente a baño María y agregamos el jabón base en trozos pequeños o rallado, calentando hasta que derrita, posteriormente añadimos la avena en hojuelas batiendo para integrar.
  2. Retiramos el recipiente del fuego y agregamos las algas marinas y la centella asiática molida, mezclamos para incorporar.
  3. Por último, añadimos el café molido y revolvemos antes de verter en un molde para el jabón.
  4. Dejamos reposar por al menos 24 horas, desmoldamos y lo reservamos en un recipiente o envuelto en el refrigerador por 15 días antes de usar.

Jabón reductor a base de té rojo

El té rojo chino se emplea para perder peso debido a que es útil para depurar el organismo y por lo tanto activar a nuestro metabolismo, es posible que el té rojo beneficie a nuestra piel gracias a sus antioxidantes.

Ingredientes:

  • 150 gramos de jabón base de glicerina
  • ½ taza de agua
  • 1 cucharada de té rojo
  • 1 pizca de canela
  • 3 gotas de aceite esencial de menta

Preparación

  1. Cortamos o rallamos el jabón base de glicerina
  2. Ponemos el agua a hervir, una vez que rompa hervor, bajamos el fuego y añadimos el té rojo, y poco a poco la base de jabón.
  3. A medida que se derrita e integren los ingredientes, agregamos la canela y el aceite esencial de menta.
  4. Retiramos del fuego y vaciamos sobre los moldes para el jabón.Dejamos enfriar por al menos 24 horas y desmoldamos.
  5. Guardamos en un recipiente o envuelto, y reservamos en el refrigerador por un lapso de dos semanas antes de usar.

Jabón Reductor de Café

Uno de los ingredientes más populares en los jabones anticelulitis, es el café, esto se debe a que la cafeína ayuda a mejorar la circulación de los tejidos y por lo tanto, puede favorecer un mejor aspecto de nuestra piel.

Ingredientes:

  • 150 gramos de base de jabón de glicerina o jabón neutro rallado
  • 1 cucharada de aceite de coco
  • 1 cucharada de grano de café molido
  • 1 cucharada de cocoa

Preparación:

  1. Ponemos un recipiente con el jabón a fuego bajo o a baño maría la base de jabón rayada o en trozos pequeños.
  2. Una vez que la base de jabón se haya fundido, añadimos la cocoa y el café molido, mezclando.
  3. Posteriormente, retiramos del fuego y agregamos el aceite de coco revolviendo bien.
  4. Vaciamos nuestra mezcla en un molde para jabón y dejamos reposar por un día.
  5. Desmoldamos y guardamos en nuestro refrigerador por una o dos semanas antes de utilizar.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5,00 de máximo 5)
Loading...
9 Comentarios
  1. 22 noviembre 2016
  2. 26 octubre 2016
    • 27 octubre 2016
  3. 11 octubre 2016
    • 21 octubre 2016
  4. 10 octubre 2016
    • 21 octubre 2016
  5. 10 octubre 2016
    • 20 octubre 2016

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR