Hormona Tiroidea para Adelgazar

La hormona tiroidea es una hormona que segrega la tiroides y regula en gran medida nuestro metabolismo.

Hormona Tiroidea para AdelgazarSíntomas del exceso de hormonas tiroideas en nuestra sangre son el adelgazamiento y la ansiedad sin haber ajustes en la dieta, por lo que algunas personas consideran que elevar los niveles de hormona tiroidea en sangre puede ser la solución para perder peso sin necesidad de cambiar hábitos dietéticos, sin embargo, esto no es así.

Desafortunadamente, la hormona tiroidea es empleada erróneamente para combatir la obesidad, sin realmente ser un tratamiento aprobado.

Hipertiroidismo e Hipotiroidismo

La hormona tiroidea se segrega en nuestra tiroides, glándula situada cerca de la laringe, su función puede verse alterada por diversos motivos y por ello, se identifican dos condiciones anormales, hipertiroidismo e hipotiroidismo.

Cuando tenemos un exceso de hormonas tiroideas en nuestro organismo se presenta una condición anormal que se conoce como hipertiroidismo, los síntomas más comunes son los siguientes:

  • Pérdida de Peso involuntaria
  • Apetito
  • Temblor fino en manos
  • Pulso acelerado
  • Ansiedad
  • Insomnio
  • Sed
  • Alteraciones digestivas como diarrea

Por otro lado, la falta de hormonas tiroideas en sangre, se conoce como hipotiroidismo, y se relaciona con los siguientes síntomas

  • Falta de apetito
  • Ganancia de Peso
  • Somnolencia
  • Pulso lento
  • Cansancio
  • Retención de líquidos (cara de luna)
  • Estreñimiento

Cuando presentamos hiper o hipotiroidismo, deberemos recurrir a un tratamiento para normalizar los niveles de hormonas tiroideas, y en el caso de padecer hipotiroidismo se debe sustituir la hormona, consumiéndola en dosis adecuadas.

Hormona tiroidea para Perder peso

Al ingerir hormona tiroidea tiene a lugar un hipertiroidismo inducido y por lo tanto, notaremos que nuestro metabolismo trabaja de forma acelerada, provocando en efecto una pérdida de peso, no obstante, lejos de ser la solución a la obesidad, consumir la hormona tiroidea para adelgazar puede provocarnos serias consecuencias a corto y largo plazo.

El consumo de hormona tiroidea sin ser necesario, es decir, sin tener hipotiroidismo, provoca tirotoxicosis, los síntomas son técnicamente los mismos que los de hipertiroidismo antes mencionados, pero ya que la causa no es un mal funcionamiento de la glándula tiroides sino que en este caso, es provocado por el consumo voluntario de la hormona, el término correcto es tirotoxicosis.

Consecuencias de adelgazar con hormona tiroidea

Lamentablemente una tirotoxicosis sí puede dar a lugar a problemas en nuestra glándula tiroides y existe la posibilidad de que al retirar el tratamiento se desarrolle un hipotiroidismo.

Por otro lado, al acelerar el pulso, existe el riesgo de padecer complicaciones cardiovasculares desde leves a graves.

Los efectos secundarios de consumir la hormona tiroidea para adelgazar, incluyen palpitaciones, temblor leve, insomnio, diarrea, dolor de cabeza, presión arterial elevada e insomnio.

A largo plazo, el consumo de hormona tiroidea puede afectar la densidad ósea.

Hormonas tiroideas no es un tratamiento para perder peso

Aunque algunas personas recomiendan la hormona tiroidea para adelgazar, no es un tratamiento aprobado con este fin, y pese a que puede generar resultados puede provocarnos consecuencias graves y daños irreversibles a nuestro organismo, por lo que el riesgo de su consumo en estos casos supera los beneficios a nuestra salud.

Bajo ninguna circunstancia la hormona tiroidea debe emplearse como suplemento o tratamiento contra la obesidad.

Sustitución hormonal e hipotiroidismo

Cuando tenemos niveles inferiores de hormona tiroidea en sangre debido a la falta de producción de la misma como en el caso del hipotiroidismo, el tratamiento más común tras resolver la causa, es la sustitución hormonal, es decir, se ingiere la dosis  requerida para que la persona regule sus niveles de hormona tiroidea en sangre.

Se suele relacionar la pérdida de peso con los tratamientos de hormona tiroidea,  sin embargo, la hormona en normalidad no provoca pérdida de peso, y se cree que el exceso de peso que se genera con el hipotiroidismo, en realidad, obedece principalmente a la retención de líquidos.

Es correcto emplear la hormona tiroidea  cuando hay una condición médica tal como el hipotiroidismo, en caso contrario, no hay justificación para consumir la hormona tiroidea.

Abuso de tratamiento en hipotiroidismo

La ganancia de peso nos puede afectar a todos estemos enfermos o no, pero cuando tenemos hipotiroidismo es fácil deducir que cualquier ganancia de peso se debe al hipotiroidismo, y creemos que debemos incrementar la dosis, sin embargo, lo más probable es que la ganancia de peso obedezca a otra causa y así, estaremos abusando del tratamiento.

Para personas con hipotiroidismo, es aconsejable consultar a su  médico y evaluar la necesidad de aumentar la dosis antes de tomar dicha decisión.

Conclusión

Tomar como ejemplo a las personas que padecen hipertiroidismo y adelgazan con facilidad no es una buena idea, aunque parezca tentador, la hormona tiroidea puede provocarnos alteraciones irreversibles en el futuro, las que ciertamente no valen la pena.

Existen otras formas naturales para perder peso y sobretodo libre de riesgos similares, por lo que se aconseja evitar utilizar este tratamiento para un fin que no es el adecuado.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (3 votos, media: 4,33 de máximo 5)
Loading...
9 Comentarios
  1. 15 junio 2016
    • 20 junio 2016
  2. 30 mayo 2016
    • 20 junio 2016
  3. 30 mayo 2016
  4. 30 mayo 2016
    • 20 junio 2016
  5. 27 mayo 2016
    • 28 mayo 2016

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR