El error de Subestimar lo que Comemos

El error de subestimar lo que comemosAprovecho esta entrada para compartir un error muy común que solemos cometer. Quiero comentar, que tengo una compañera que tiene problemas con su peso, y esto ocurre con toda su familia. Anteriormente le he  brindado mis consejos pero era un enigma para mí porque siempre solía decirme que ella no acostumbraba a comer mucho y curiosamente nunca la ví comer en exceso.

En una ocasión le recomendé realizarse un estudio hormonal pero me había comentado que antes se realizó una prueba y sus valores salieron normales. Pues he descubierto de donde viene esa obesidad, y no es de los genes como habíamos concluido, sino de la alimentación.

Subestimar la cantidad de alimentos

Nosotros con frecuencia podemos llegar a subestimar lo que comemos, recientemente mi compañera de la que llegue a pensar que padecía de algún problema que afectaba su metabolismo, me invitó a comer a su casa, y felizmente decidí aceptar.

Yo misma me serví las porciones de alimentos, y su familia, quedaron impresionados con lo poco que me había servido, a decir verdad, tuve la sensación de haberme servido lo suficiente, pero al mirar sus platos me di cuenta de que en efecto, el mío era el que menos alimento tenía. Entonces, hablando de las porciones y la comida, la madre de mi compañera me mencionó que ella era la que menos comía porque por sus actividades solo tenía la oportunidad de comer dos veces al día, descubrí otro gran error, el ayuno.

Primero que nada, tomar de referencia a otras personas cuyo metabolismo es distinto al nuestro o tiene otro tipo de actividad, no es garantía de que nuestra alimentación sea menor en calorías, ya que cada uno de nosotros es distinto y por lo tanto la cantidad de alimentos que ingerimos y necesitamos es diferente, por otro lado, si nos comparamos con quienes comen en abundancia, es probable que sintamos que al comer un poco menos,  deberíamos tener un peso menor, pero no siempre es así.

Otro gran error consiste en creer que ayunar es lo mismo que comer menos, ya que si bien esto puede ocurrir algunas veces,  la gran mayoría de las veces y especialmente cuando estamos bajo mucho estrés, el ayuno puede provocarnos hambre y ansiedad, que se traduce con frecuencia a una mayor ingesta de alimento en el momento en que podamos consumir alimento, de tal forma de que es muy fácil caer en excesos. Así que sí, es muy fácil llegar a subestimar las calorías que ingerimos diariamente.

Comidas ricas en calorías

Relacionamos subir de peso con comer en abundancia, pero no siempre es así, he llegado a encontrar dulces a base de crema y chocolates con hasta 500 calorías, que pueden caber en mi mano, así es, un pequeño bocado de 500 calorías. Si nos comemos tres, entonces prácticamente no deberíamos comer casi nada más durante el día, de tal forma que aunque las grandes cantidades son importantes esto no quiere decir que la calidad de la dieta no lo es. Por ello, no sólo podemos subestimar nuestra alimentación por la cantidad, sino también por la calidad

Otro error común son las bebidas, recuerdo bien un caso, en el que una persona me comentó que comía sanamente pero no podía perder peso, finalmente haciendo una revisión de sus hábitos, me percaté que bebía aproximadamente 2 litros diarios de gaseosas, casi 850 calorías, y no las contabilizaba por tratarse de líquidos, y es verdad que pocas veces registramos las calorías de nuestras bebidas, pero si simplemente cambiáramos nuestra bebida endulzada por agua natural, perderíamos peso en la mayoría de los casos, sin la necesidad de hacer otro cambio en la dieta.

 Las pequeñas “probaditas” que se convierten en kilos

En una ocasión, una paciente me contó que hacia su dieta perfectamente, pero  que no perdía peso, le pedí que hiciera memoria, y finalmente me confesó haber estado comiendo pequeñas probadas de ciertos alimentos, pero nada significativo de acuerdo a su percepción, le pedí de favor, que colocara en un plato una porción igual de esas pequeñas probaditas que ella daba, al final del día, la cantidad no le pareció gran cosa, luego de tres días, estaba sorprendida con lo que había comido como extra a su dieta, y no tuvo que esperar una semana para conocer la razón por la que no estaba perdiendo peso, tan pronto dejo de picar, ella empezó a perder peso.

Muchas veces ocurre que a veces comemos incluso sin darnos cuenta, no lo registramos porque lo hacemos casi en automático, como cuando estamos hablando por teléfono o cuando estamos viendo la televisión y tomamos un poco de pan, o unas papas, o cualquier cosa que esté a nuestro alcance, y seguramente cuando terminamos de hacer esta actividad, no sabemos ni que cantidad de alimento comimos o bien ni siquiera nos dimos cuenta que hemos comido.

¿Cómo evitar subestimar lo que comemos?

Conocer las porciones es muy importante, así como leer la información nutrimental de los productos, pero sobre todo es necesario saber qué cantidad de calorías diarias requerimos consumir para mantener un peso saludable, de esta forma, podremos darnos una idea de que cantidad de alimentos deberíamos ingerir durante el día.

Es verdad que puede ser algo complicado, pero con algo de calma y la orientación adecuada, pronto aprenderemos a identificar qué cantidad y calidad de alimentos debemos ingerir.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 4,50 de máximo 5)
Loading...
19 Comentarios
  1. 28 noviembre 2015
    • 30 noviembre 2015
  2. 16 junio 2015
  3. 2 febrero 2015
  4. 22 enero 2015
  5. 20 enero 2015
    • 22 enero 2015
  6. 20 enero 2015
    • 20 enero 2015
  7. 19 enero 2015
    • 19 enero 2015
    • 20 enero 2015
  8. 19 enero 2015
    • 20 enero 2015
      • 22 enero 2015
  9. 19 enero 2015
    • 20 enero 2015
  10. 19 enero 2015
    • 19 enero 2015

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR