Desnutrición oculta

Es probable que todos nosotros conozcamos la definición de desnutrición, y seguramente cuando pensamos en ella, nos viene a la cabeza, la imagen de una persona, sea niño o adulto, extremadamente delgada, luciendo en mal estado e inclusive pálido, pero, existe un tipo de desnutrición que no es distinguible a simple vista, la desnutrición oculta o malnutrición.

La desnutrición es caracterizada por el bajo peso a consecuencia de una ingesta pobre en calorías, y proteínas, mientras que la desnutrición oculta se refiere a la condición que se caracteriza por la deficiencia de vitaminas, minerales o proteínas, entonces, ¿Es posible padecer obesidad y desnutrición al mismo tiempo? Efectivamente, es posible, y esta afectando tanto a niños como adultos.

CausasDesnutrición oculta

La alimentación inadecuada es sin duda la causa principal de este tipo de desnutrición, en especial si cumple con estas características:

  • Pobre consumo de frutas y verduras.
  • Alto consumo en alimentos ricos en grasas o azucares, no porque un alimento sea rico en calorías significa que nos va a nutrir saludablemente.
  • Decreciente consumo de leche.
  • Exceso de consumo de productos procesados.

Muchos de nosotros seguramente, hemos incluido en nuestra dieta, comida rápida, o alimentos procesados, sin darnos cuenta, al depender de éstos productos estamos ingiriendo muchas calorías con poco valor nutritivo, y es que, regularmente este tipo de alimentos son ricos en carbohidratos y grasas, pero pobres en micronutrientes, como los antes mencionados (vitaminas, minerales, etc.), haciéndonos subir de peso, incluso al punto de padecer obesidad, pero, ocultando deficiencias importantes.

Tipos de desnutrición oculta

La anemia, es la forma de desnutrición oculta mas común, se define como la deficiencia de glóbulos rojos en sangre, cuya función es transportar el oxigeno a las células de nuestro cuerpo, y una de sus causas es sin duda, la pobre ingesta de hierro, el cuál encontramos disponible en carnes rojas, el pescado azul, mariscos, algunas semillas, legumbres entre otros, pero si basamos nuestra dieta en pastas, cereales y grasas es posible que propiciemos un déficit de este elemento vital para nuestra la salud, a pesar de que nuestro peso corporal sea el adecuado o suframos de sobrepeso.

Es el mismo caso para las vitaminas y otros minerales, que generalmente encontraremos en las frutas, al omitir su consumo ya sea por falta de hábitos o porque nuestro presupuesto no nos lo permite, sin darnos cuenta, estamos favoreciendo una posible malnutrición, y es posible que lo ignoremos.

¿Cómo detectarla?

Ya que no es visible, para detectarla tendremos que realizar unos análisis de laboratorio, usualmente, un estudio sanguíneo es suficiente para diagnosticar una desnutrición oculta, si sientes cansancio, debilidad, te has notado pálido o que se te cae mucho el cabello, y sabes que tu alimentación no es balanceada, es posible que la padezcas, no olvides consultar a un profesional de salud que pueda orientarte.

¿Cómo evitarla?

No cabe duda que la mejor recomendación es, diversificar nuestra dieta, tratar de consumir alimentos de todos los grupos en sus debidas porciones, no olvidarse de incluir los vegetales y las frutas, que son la principal fuente de vitaminas y minerales, y evitar incurrir tanto a las comidas rápidas que nos engordaran sin aportarnos los nutrimentos que requerimos.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sea el Primero en Puntuar)
Loading...
5 Comentarios
  1. 5 enero 2015
  2. 30 agosto 2013
  3. 29 agosto 2013
  4. 8 mayo 2012
  5. 8 mayo 2012

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR