Consejos para no recuperar el Peso Perdido

Consejos para no recuperar el peso perdidoCuando bajamos de peso, siempre existe el temor de recuperar lo que hemos perdido, sin embargo, es posible mantenernos, si ponemos en práctica unos sencillos consejos.

No te recompenses con comida

Ya estás en tu peso y te preguntas ¿por qué no?, un chocolate, un helado, una cena, te lo mereces después de todo. Ciertamente, todos podemos comer de todo, pero no vayas a tratar de satisfacer todos los antojos de una vez, espera un poco y ve un antojo a la vez, recuerda que el exceso es lo que nos hizo subir de peso.

Lleva una alimentación variada

No te limites a solo un tipo de preparación o alimento, es verdad que el atún puede ser bajo en grasa, pero nadie puede limitarse a la misma comida todo los días, resulta aburrido, y también restringe los nutrimentos que ingieres. Prueba siempre alimentos saludables nuevos.

Pésate con regularidad

Una buena forma de controlar tu peso, es pesarte con regularidad, así puedes detectar cualquier cambio a tiempo. Puedes llevar un diario semanal de tu peso, y trata de no dejar de visitar al nutricionista, el que hayas alcanzado tu meta, no significa que todo termina ahí, el nutricionista te puede dar una guía para que lleves un mantenimiento.

No pierdas de vista los carbohidratos saludables

Evita las dietas que restringen los carbohidratos, es importante que aprendas a identificar que carbohidratos son recomendables y cuáles no. Los caramelos, dulces, bebidas gaseosas, son ejemplos de fuentes de carbohidratos simples que no son recomendables. En cambio los cereales integrales, las frutas y las legumbres, son fuentes de carbohidratos que se recomiendan consumir.

No saltes el desayuno

Quienes omiten el desayuno tienen más probabilidades de ganar peso, y rendimos menos. De hecho, evita dejar más de media hora entre el tiempo que despiertas y desayunas, tienes más probabilidades de subir de peso. No es necesario que hagas una preparación muy elaborada, un batido puede ser suficiente si tienes prisa, utiliza alguna fuente de proteína, una fruta y dos cucharadas de almendras.

Realiza ejercicio

El ejercicio ayuda a quemar las calorías extra que podamos consumir, por lo que es recomendable, dedicar al menos una hora de ejercicio, puedes combinar ejercicio aeróbico con una rutina de ejercicio de impacto.

No te limites y diviértete

Muchas veces cuando estamos a dieta, evitamos las reuniones, porque no queremos romper la dieta, y es una tortura ver como los demás pueden comer aquello de lo que nos estamos privando. Pero no debes temerle a las reuniones con amigos, o en familia. Procura servirte tú misma tus porciones, añade pocas salsas y aderezos, siéntate lejos de las fuentes de alimentos, evita consumir alcohol y si lo haces procura no superar dos copas de vino tinto.

Usa ropa para tu talla

Ahora que perdiste peso, no uses tu ropa holgada, renueva tus guardarropas y presume tu nueva figura. Además, la ropa es un buen indicador de que estamos en nuestro peso, cuando comienza a ajustar, es el momento de actuar, no cambies a tu talla anterior, corrige tu alimentación y el ejercicio que realizas en cuanto notes algún ajuste

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, media: 5,00 de máximo 5)
Loading...
Una Respuesta
  1. 15 abril 2015

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR