Cómo conseguir que mi hijo coma sano y esté contento

Si te encuentras preocupado por lo que tu hijo come y su peso actual, no sabes cómo mejorar su dieta y quieres que tu hijo coma sano hoy veremos algunos consejos. Ten en mente que lo más importante es su salud y aunque parezca tentador, es aconsejable que pienses dos veces antes de forzar a tu hijo a seguir una dieta prohibitiva.
trucos para que tu hijo coma sano Las dietas restrictivas para conseguir que un hijo coma sano pueden ser nuestro salvavidas para alguna fecha importante, o quizás para conseguir una pérdida de peso acelerada en un momento concreto, pero, no siempre es la mejor opción. Hacer una dieta extricta para conseguir que nuestro hijo coma sano debería ser una opción que casi nunca elijamos, por prometedora que esta suene.

Quiero que mi hijo coma sano ¿Comer DE TODO es la clave?

No todos los alimentos son recomendables en nuestra dieta, y algunos sí debemos restringirlos, sin embargo, las dietas restrictivas no suelen inculcarnos hábitos saludables, ya que se limitan a restringir alimentos en general y cantidades sin realmente explicarnos porqué se genera la pérdida de peso, y en muchos casos, estas dietas tampoco favorecen la variedad de alimentos, poniendo en riesgo el aporte nutricional para la persona, es decir, pueden dar lugar a la desnutrición.
Es importante que nuestra dieta incluya diversos alimentos para obtener los distintos nutrimentos necesarios para mantener una salud adecuada, sin embargo, todos los alimentos deben guardar un balance, en caso contrario, estaremos ante problemas nutricionales como la desnutrición, o la obesidad y el sobrepeso.
Para un niño, es importante saber que el balance puede ser un poco distinto que el que requieren adultos, además, eliminar grupos de alimentos no les dará precisamente la idea correcta sobre cómo cuidar su alimentación.

Niños y crecimiento

Puede que parezca sencillo reducir las calorías de la dieta de un niño al quitar algunos alimentos, pero esto puede conllevar problemas no sólo en su estado nutricional, sino también en su crecimiento.
Los niños cómo sabemos, se encuentran en una fase de crecimiento, por lo que su metabolismo es más acelerado de lo que nosotros podríamos calcular, restringir su dieta sin los conocimientos adecuados de nutrición, podría poner en riesgo su crecimiento, cosa muy indeseable.
Es importante que un experto valore al niño antes de incluirlo en cualquier régimen de alimentación.

Dietas que limitan y que no ayudan a que tu hijo coma sano en el futuro

Si bien es cierto que algunos alimentos son totalmente desaconsejables, restringir completamente la dieta de un niño podría generar una experiencia negativa con las dietas, que provoque un rechazo a la buena alimentación, por ello, la recomendación de expertos suele ser la de acompañar al niño en la adquisición de hábitos saludables, en lugar de prohibirles alimentos sin antes explicarles los riesgos de consumir dichos productos.
Recuerda que los niños no sólo están creciendo, también están aprendiendo.

Claves para que tu hijo coma sano

En el momento que un niño comienza a hacer elecciones sobre sus alimentos es natural que no siempre tome las decisiones más acertadas, esto se debe a que el niño regularmente optará por aquello que le resulte más sabroso, en lugar de más saludable, y claramente es una cuestión que no sólo afecta niños sino a adultos, pero no todo está perdido, de hecho, empezar a educar a tu hijo sobre su alimentación a temprana edad, es ¡una excelente idea!
  • Sé el ejemplo a seguir: si quieres que tu hijo coma mejor, tú debes comer mejor, no puedes pedirle a tu hijo algo que no estás dispuesto a inculcar con el ejemplo, este es sin duda una de las claves más importantes para que tu hijo se involucre con una dieta sana.
    Juega con colores y formas: A los niños les encanta jugar, por lo que es natural que se sientan atraídos por la comida que luce divertida, o colorida, formar una carita sonriente, con vegetales en la ensalada, puede ser una buena opción.
  • Probar antes de decidir que no les gusta: Se dice que la alimentación son gustos adquiridos, y es normal que a veces la apariencia de un alimento no nos resulte estimulante, o su aroma no resulte atractivo, sin embargo, aun cuando al probarlo hay un rechazo, es importante insistir alrededor de 10 veces más, por lo que se aconseja pactar una regla con tu hijo. “Antes de decidir que no te gusta tal alimento, hay que probarlo 10 veces”.
  • Incluir los alimentos sanos en diferentes preparaciones: No es lo mismo comer verduras en una ensalada qué como parte de una sopa, el sabor es distinto y es posible que incluso un alimento que rechazamos al natural, lo aceptemos en alguna preparación, por ello, es importante buscar alternativas para incluir los alimentos sanos en la dieta de un niño.
  • Involúcralos en la preparación de alimentos: Para un niño puede ser muy estimulante y divertido participar en la preparación de alimentos, asígnales pequeñas tareas que puedan hacer ellos mismos, o hasta recetas que puedan preparar, verás que también disfrutarán mucho de probar estas preparaciones, pues estarán orgullosos de ellas.
  • Prepárales el almuerzo para la escuela: Poner un par de galletas y jugos industrializados puede ser lo más práctico, sin embargo, no es lo más sano para ellos.  Algunos ejemplos de refrigerios y almuerzos saludables son los emparedados de pollo, o huevo, vegetales en trozos aderezados con limón, fruta picada, taquitos de queso, entre otros, procura enviarles bebidas a base de frutas naturales o agua.
  • No emplees los alimentos poco sanos como premio: A veces cometemos el error de premiar a un niño por comer sano justamente con un alimento que no lo es, por ejemplo, cuando decimos, “si comes bien, te ganas una galleta”, esta clase de premios provoca que ellos interpreten que la galleta es lo mejor, porque es el premio, evita esta clase de estímulos, pero si los consideras necesarios, utiliza premios que no consistan en alimentos o bien, ofréceles fruta.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, media: 2,00 de máximo 5)
Loading...
Una Respuesta
  1. 7 septiembre 2016

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR