Cómo Bajar de Peso cuando estás Muy Ocupado

Quieres bajar de peso, porque sabes que has ganado peso, y que necesitas perder algunos kilos, pero también crees que no puedes llevar a cabo una dieta, o hacer ningún tipo de ejercicio, porque estás demasiado ocupado para poder tomarte el tiempo.

Cómo Bajar de Peso cuando estás Muy OcupadoSi cada vez que deseas empezar una dieta, o buscar algo tiempo para ejercitarte, y entonces dices “la próxima semana empezaré”, “Debo prepararme para los finales”, “tengo demasiadas reuniones este mes”, “ahora no puedo descuidar mi trabajo”, entonces, seguramente encontrarás útil los consejos que en este artículo comparto.

Bajar de peso es una prioridad

En un mundo donde el tiempo es dinero, nos olvidamos de lo importante que es cuidar de nuestra salud,  y prevenir enfermedades. Creemos que nuestra salud es algo secundario, y sólo hasta que vemos las consecuencias de una mala alimentación y un peso inadecuado pueden llevarnos a desarrollar, nos arrepentimos de no habernos dado un tiempo para nuestro beneficio.

Por fortuna, siempre podemos encontrar la forma de ajustarnos a nuestros horarios y cuidar de nuestra salud al mismo tiempo.

Programa tus actividades

A veces creemos que no tenemos tiempo, pero la realidad, es que lo que realmente nos falta, es organización. Una agenda puede ser muy útil para ayudarnos a administrar nuestro tiempo diario.
Trata de organizar tus actividades, dando un tiempo razonable para dedicarles a cada una, anota en tu agenda las actividades que vas a realizar, esto te ayudará a identificar una hora o espacio libre que puedas dedicar a una actividad para perder peso, desde preparar tu comida casera hasta dedicarle un tiempo al ejercicio, organizándonos es más fácil que aprovechemos mejor nuestro tiempo.
Planea tus alimentos

Uno de los principales obstáculos cuando queremos bajar de peso y estamos tan ocupados es, la comida rápida. Los alimentos chatarra y la comida rápida, tienen una ventaja, y es que estos nos ahorran tiempo, y muchas veces se ajustan a nuestro presupuesto, el problema es que suelen ser poco nutritivos, y ricos en calorías. Cuando nuestra meta es perder peso, es indispensable corregir estos hábitos, pues, este tipo de alimentos no son saludables ni aliados de nuestro peso.

La comida casera, suele, por lo regular, ser más saludable. Para bajar de peso se aconseja cocinar con poca grasa y con abundantes vegetales, si es posible, es recomendable hacer un menú semanal, programando nuestros alimentos incluyendo cada tiempo de comida. En caso de ser necesario, podemos cocinar los alimentos con anticipación y reservarlos en refrigeración o bien, congelarlos.

Ejercita durante la mañana

Una estrategia común para conseguir ejercitarnos cuando no tenemos tiempo es, ejercitarnos antes de que nuestra rutina diaria comience.

El ejercicio por la mañana también nos ayuda a activarnos, bajar de peso, y mantenernos alerta durante el día, sin embargo, debemos tener en mente, que crearnos éste hábito de ejercitarnos durante la mañana, no es tan sencillo, puede llegar a tomarnos semanas, antes de que nos sintamos cómodos con esta nueva rutina.

Ten alimentos saludables a la vista

¿Cuántas veces nos hemos puesto en un régimen para perder peso, y todo lo que tenemos en nuestra alacena, es justo aquello que no debemos comer? Seguramente, nos pasa mucho, lo peor del caso, es que cuando esto sucede, comenzamos a sufrir de un antojo irremediable de ese alimento, el que sabemos que está ahí, a tan solo unos pasos de nosotros.

Una buena idea para remediar esto, es, eliminar estos alimentos de nuestra alacena, en la medida de lo posible, además, es importante, contar con abundantes opciones saludables. Fruta fresca, yogurt bajo en grasa, barritas ligeras, entre otras opciones, nos ayudarán a mantenernos lejos de lo que tanto nos afecta, pero claro, si están a la vista, aún mejor.

Procura dejar una manzana en tu escritorio, reserva un puñado de frutos secos en tu auto, recuerda mantener estas opciones a tu alcance, en caso de que la ansiedad quiera apoderarse de ti.

Ejercítate en casa

Si definitivamente no puedes salir de casa o acudir a un gimnasio para ejercitarte, no te desilusiones, hoy en día, hay diversas opciones para ejercitarnos en casa.

Desde bicicletas fijas, caminadoras, y otros aparatos en general, o bien, también podemos recurrir a los videos y rutinas en línea, las facilidades para ejercitarnos en casa, son muchas actualmente, sólo hace falta, encontrar el momento adecuado en nuestro día.

Limita tu consumo de alcohol

Las bebidas alcohólicas son una constante en muchas reuniones o salidas informales, y pueden ser la razón por las que estemos ganando peso extra, si es tu situación, procura limitar tu consumo de alcohol, será un paso muy importante para conseguir la  pérdida de peso.

En una dieta saludable, se recomienda no consumir bebidas alcohólicas, sin embargo, si no podemos prescindir del todo de estas bebidas,  se recomienda no tomar más de una copa en la ocasión.

Evita ayunar

Un hábito muy malo que las personas ocupadas pueden desarrollar, es el de no desayunar, o no comer, o no cenar. Cada vez que sometemos a nuestro cuerpo a largas horas de ayuno, nuestro metabolismo comienza a cambiar, volviéndose más “lento”.

Contrario a lo que podamos creer, ayunar no va a hacernos adelgazar, sino que a la larga, nos hará ganar peso con más facilidad.   Aunque no podamos tomar un tiempo de comida completo, procura ingerir algún alimento ligero y práctico para romper el ayuno.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sea el Primero en Puntuar)
Loading...
6 Comentarios
  1. 12 febrero 2016
  2. 25 enero 2016
    • 27 enero 2016
  3. 17 enero 2016
  4. 12 enero 2016
    • 14 enero 2016

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR