Comer Sano y barato. Aprende a no salirte del presupuesto

Es posible que muchos de nosotros tengamos la impresión de que comer sano es sinónimo de gastar más, y muchas veces por esto, no nos podemos permitir una dieta saludable, sin embargo,  la realidad nos indica que comer sano puede ser lo suficientemente económico si sabemos elegir los alimentos correctos.

 Comer Sano ajustándose a un PresupuestoPara comer sano no es necesario utilizar sustitutos de alimentos que suelen ser más caros que sus versiones convencionales, sino simplemente cambiar nuestros hábitos y posiblemente varios ingredientes de nuestra dieta.

Programa un menú semanal

La organización es la clave para poder llevar una dieta saludable, si prevemos lo que vamos a preparar para comer serás más sencillo que seleccionemos los alimentos que se van a utilizar y por lo tanto, reducimos aprovechando al máximo nuestros ingredientes frescos.

Contar con un menú semanal que incluya los tiempos principales de comida también nos ayuda a ahorrar tiempo. Si es muy difícil programarnos con una semana, es posible que hagámos un plan cada 3 días.

Elimina los alimentos industrializados

Aunque parece que nos hacen la vida más sencilla, existen varios alimentos industrializados que es mejor eliminar completamente de nuestra dieta, como es el caso de los embutidos y alimentos enlatados en general.

Los panecillos, galletas y otros productos de bollería industrial tampoco se recomiendan, la razón es que estos productos no sólo no son de buena calidad sino que además tienen muchos aditivos que pueden afectar nuestra salud a la larga, se recomienda reducir su consumo en general a ocasiones muy esporádicas o bien eliminar su consumo.

Evita utilizar las versiones de alimentos light

Aunque parezca contradictorio, los alimentos light no son necesarios para llevar una dieta saludable, de hecho, es mejor reducir la cantidad de alimentos convencionales que utilizar los light por diferentes razones que a continuación enlistaremos:

El precio: Si nos estamos ajustando a un presupuesto no es conveniente recurrir a los alimentos light, ya que estos suelen ser más caros que los convencionales.

No siempre son hipocalóricos: el término light puede aplicarse para alimentos que son más bajos en algún elemento como azúcar, o grasa, pero en ocasiones se les adiciona algún ingrediente para dar consistencia o mejor sabor que termina por compensar las calorías frente al producto convencional, lamentablemente cómo consumidores no siempre revisamos las etiquetas y muchas veces podemos caer en el error de creer que light es sinónimo de bajo en calorías.

Facilita que comamos en exceso: Muchas veces confundimos light con libre, y aunque puede  existir una diferencia frente a los alimentos convencionales no siempre son cero calorías, por lo que debemos tenerlo en mente.

Estimulan el apetito: No todos los productos light estimulan el apetito, pero estudios indican que algunos edulcorantes como el aspartame pueden despertar el apetito, estimulándonos a comer más.

¿Qué podemos hacer? Seguir empleando los productos convencionales es posible, siempre y cuando moderemos la cantidad que ingerimos o emplearlos ocasionalmente, procurando evitar el consumo en exceso.

Aprovecha los vegetales y frutas de temporada

Normalmente la fruta de temporada suele ser más económica, esto se debe a que hay más oferta del producto y por lo tanto su precio es menor, es una excelente recomendación si buscas ajustarte a un presupuesto. Es conveniente conocer cuáles son las frutas y vegetales de temporada para aprovecharlos al máximo y programar recetas que los incluyan en tu dieta.

Además, utilizar las frutas y vegetales de temporada también nos da la ventaja de consumir alimentos más frescos y por lo tanto más nutritivos.

Prefiere el agua natural

Una de las formas de cuidar de nuestra figura y de nuestros bolsillos es evitar el consumo de bebidas industrializadas como los refrescos y  bebidas azucaradas en general, es más sano y económico consumir agua natural. También es posible preparar aguas con zumo de algunas frutas de temporada para saborizarlas.

Comer sano:evita demasiadas comidas “de fuera” y prepara tu comida en casa

Aunque la comida chatarra puede ser atractiva en su precio y el ahorro de tiempo, la verdad es que no es la mejor opción ni para nuestra salud, ni para nuestra economía. Es más conveniente, preparar nuestra comida en casa, así sabemos que utilizamos ingredientes de buena calidad y podemos cuidar de nuestro presupuesto al mismo tiempo.

Aumenta tu consumo de vegetales

Los vegetales, sobre todo si aprovechas los de temporada, pueden ser una opción económica. Muchas veces para que nuestra alimentación sea más saludable, es conveniente reducir el consumo de carne, por lo que los vegetales al ser ricos en fibra nos ayudarán a conseguir saciedad y además reducir calorías, mejorar nuestra digestión y nutrición.

Ten en cuenta que también hay proteínas de origen vegetal por lo que puedes incluso reemplazar la carne ocasionalmente de tu dieta con este tipo de proteínas que se encuentran en abundancia en legumbres como las habas y las lentejas, es conveniente consumirlas con algún cereal para acompañar y mejorar la calidad de la proteína vegetal.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5,00 de máximo 5)
Loading...
9 Comentarios
  1. 5 diciembre 2016
  2. 2 octubre 2016
    • 20 octubre 2016
  3. 12 septiembre 2016
    • 28 septiembre 2016
  4. 16 agosto 2016
    • 28 septiembre 2016
  5. 15 agosto 2016
    • 28 septiembre 2016

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR