Ciclo de comer y deprimirse

Ciclo de comer y deprimirseComo porque estoy deprimida, y me deprimo por que como si a alguno de ustedes les suena familiar, esta primicia ha intrigado a los comunidad científica durate años , ¿cuál es la explicación de este círculo vicioso? ¿existe realmente alguna relación?, entendemos que es muy común observar casos de obesidad acompañada de depresión, sin embargo poco se sabía de cómo funcionaba este mecanismo.

Nuevos estudios revelan, que la obesidad y la depresión van de la mano, y que puede ser un aspecto, tanto fisiológico como emocional.

¿Adicción a la comida?

Se relaciona la obesidad, con mayores probabilidades de padecer depresión y ello se debe en gran medida, a que comer alimentos ricos en grasa y condimentados, activan zonas del cerebro bajo un mecanismo muy similar a lo que pasaría con el consumo de droga, producimos dopamina una hormona que nos hace sentir bien, y la comida rica en carbohidratos, grasas y azucares, pueden volver los receptores de dopamina mas sensibles, proporcionándonos bienestar , no obstante, cuando su efecto pasa, volvemos a recaer, comiendo para aliviar nuestra depresión, situación que nos genera culpa y al pasar el efecto de los azúcares volvemos a nuestro estado depresivo, convirtiéndose en un ciclo interminable.

Aun es una controversia, que la comida pueda considerarse  adicción, ya que a diferencia de las drogas, y el alcohol la comida es necesaria para vivir, sin embargo, se aprecian síntomas similares al síndrome de abstinencia, mostrando ansiedad y depresión, cuando una persona que es considerada adicta a la comida recurre a una dieta.

Obesidad y depresión

Se estima que las personas que padecen obesidad son mas susceptibles a deprimirse por el hecho de que son señalados y discriminados por la sociedad. Las mujeres en especial, son mas propensas a desarrollar una depresión vinculada a la obesidad, debido a la inconformidad con su aspecto.

La relación también puede darse a la inversa, las personas que sufren de depresión pueden ser más propensas a ser obesas debido a los cambios fisiológicos en sus hormonas y el sistema inmunológico que se producen en la depresión. Además, tienen más dificultades para cuidar bien de sí mismos debido a los síntomas y las consecuencias de la depresión, tales como dificultad para adherirse a los regimenes alimentarios, comer en exceso, y suelen tener pensamientos negativos.

Tratamiento

Los tratamientos tales como la reducción de el estrés y el ejercicio, pueden ayudar a controlar la obesidad y la depresión, al mismo tiempo. La dieta se aconseja, sin embargo, puede llegar a empeorar el estado de ánimo y los antidepresivos, tienen generalmente como efecto secundario un posible aumento de peso, para tratar la obesidad, se aconseja que sean reducidos la mínimo.

El tratamiento, indudablemente debe ser integral, de esta manera, los profesionales de salud están trabajando juntos para tratar ambas condiciones, en lugar de cada uno de forma aislada. Debemos estar concientes, que no son independientes, y que tanto la una como la otra, están estrechamente relacionados para garantizar mejores resultados, bajar de peso, contribuirá significativamente con el hecho de sentirnos mejor, no solo físicamente, sino emocionalmente.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sea el Primero en Puntuar)
Loading...
8 Comentarios
  1. 13 enero 2015
    • 14 enero 2015
  2. 10 julio 2012
  3. 10 julio 2012
  4. 27 junio 2012
  5. 26 junio 2012
  6. 4 junio 2012
  7. 3 junio 2012

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR