Choques Eléctricos para Quitar el Hambre

¿Has oido hablar de los choques eléctricos o electroshock para quitar el hambre? Las nuevas técnicas para perder peso podrían parecernos bastante extrañas, pero ¿son eficaces? Hoy quiero compartir con ustedes esta noticia, se trata de un dispositivo que es capaz de eliminar el hambre que ya ha sido aprobado en Estados Unidos.

Choques Eléctricos para Quitar el HambrePor supuesto el hambre es una de las razones por las que podemos llegar a comer en exceso, se sabe que el centro de regulación del hambre se ubica en nuestro cerebro, y que nosotros después de comer, recibimos señales de nuestro estómago, que nos ayuda a controlar nuestras ganas de comer al hacernos ver que estamos satisfechos. Se ha comprobado que cuando existe obesidad, estos mecanismos no son tan efectivos, y posiblemente no somos capaces de identificar que nos sentimos saciados hasta que no podemos seguir comiendo, que generalmente ya es cuando hemos comido demasiado, e incluso a veces nuestro apetito no se detiene ahí.

Un dispositivo que termina con el hambre

Este nuevo dispositivo, de momento se conoce como “Sistema Recargable Maestro”, o “Maestro”, y básicamente consiste en un implante de electrodos que son ubicados en el abdomen y que envían impulsos eléctricos para estimular el nervio vago y simular la señal de saciedad, esto por supuesto, aliviaría el hambre, y por lo tanto nuestra capacidad para comer en exceso estaría regulada.

El dispositivo aparentemente se puede recargar manualmente y también puede manipularse de forma manual para programarse, aparentemente es una nueva alternativa a las cirugías que pueden ser más invasivas.

Cabe mencionar que el dispositivo también puede retirarse en el momento que se deseé o cuando se haya concluido la pérdida de peso, siendo perfectamente reversible.

Los choques eléctricos como alternativa

Si bien puede parecer milagroso, no se trata de la elección para todos, pues es una de las herramientas para perder peso que se consideran como última alternativa y en ciertas condiciones.
Para ser un candidato al uso de este implante, el paciente, debe cumplir con algunos diagnósticos, no es recomendado para perder sólo un par de kilos, ni tampoco para niños, pues, este dispositivo constituye una herramienta invasiva.

Sólo las personas mayores de 18 años, con obesidad mórbida son candidatos para su uso, es decir, aquellos cuyo  índice de masa corporal (IMC), supere 40  Kg/m2 o bien, esté muy cerca de superarlo, pero además, los médicos consideran que debe tratarse de un paciente que haya agotado todas las alternativas posibles, es decir, que se haya sometido a un plan de adelgazamiento profesional, realizado ejercicio físico sin haber tenido resultados, pues aquellos pacientes que sí reaccionan a la dieta y el ejercicio, no son candidatos, ya que pueden por estos medios más naturales, reducir su peso.

¿Funcionan los choques eléctricos?

La respuesta es sí, de acuerdo a la evaluación que se ha realizado para conocer su efectividad, los resultados son positivos, siendo mayor la pérdida de peso en las personas que utilizan el dispositivo frente aquellas que sólo llevan a cabo una dieta para perder peso.

El dispositivo puede ayudarnos a combatir el hambre, y así por supuesto, hay una pérdida de peso, pero es importante saber que si bien nos hace sentir llenos no significa que el hecho de que comamos menos estemos comiendo saludable, por lo cual, es importante acompañar el uso de este dispositivo con un régimen alimenticio adecuado para perder peso,  pero sobretodo, saludable.

Contraindicaciones

Además de no tratarse de una herramienta para perder peso para todos, el dispositivo de electrodos no puede emplearse a la par de otros dispositivos que trabajen de forma similar como en el caso de marcapasos.

Tampoco se puede utilizar en pacientes con hernias de hiato, o hipertensión arterial, enfermedades hepáticas entre otras, se requerirá la evaluación del experto.

Consideraciones

Aunque se desconoce el valor exacto de este dispositivo, se sabe que será costoso y por supuesto requiere de un procedimiento para colocarlo.

Se considera seguro pues durante su evaluación, muy pocos de los participantes experimentaron problemas con su utilización, no obstante, es recomendable asesorarse con un experto para conocer cualquier riesgo que implique su empleo.

No sustituye una buena alimentación

Si bien el dispositivo puede ayudarnos a controlar el hambre, no se trata de un aparato que vaya a suplir los buenos hábitos alimenticios, pues aún es necesario una alimentación saludable para el equilibrio de nuestro cuerpo, no es una herramienta para comer sólo alimentos chatarras en menor cantidad, debemos ser conscientes, que su empleo se debe combinar con una buena alimentación, y de ser posible con una rutina de ejercicio habitual para perder peso.

Hay que recordar que tarde o temprano este implante deberá ser retirado, y finalmente serán nuestros buenos hábitos los que nos ayuden a mantener un peso saludable, por lo que el paciente debe ser consciente de que la pérdida de peso no debe ser exclusiva al uso del dispositivo, sino a un cambio total de hábitos.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sea el Primero en Puntuar)
Loading...
10 Comentarios
  1. 13 octubre 2015
  2. 26 agosto 2015
    • 28 agosto 2015
  3. 17 julio 2015
    • 21 julio 2015
  4. 17 julio 2015
    • 21 julio 2015
      • 21 julio 2015
  5. 16 julio 2015
    • 21 julio 2015

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR