Cerebro Gordo: Qué es y porqué te Impide Adelgazar

Hay ciertos hábitos y comportamientos que nos impiden bajar de peso, pero aunque logremos controlarlos, si no los erradicamos y modificamos completamente, siempre seremos obesos en “potencia”, es decir, siempre vamos a ganar de nuevo el peso perdido.

Cerebro Gordo: Qué es y porqué te Impide AdelgazarDebemos abandonar la idea de que hacer dieta por un par de días o meses va a solucionar nuestros problemas de peso permanentemente, ya que, justamente esta idea, puede llevarnos a un ciclo sin fin, en el que lo único que conseguimos son kilos extras cada vez que repetimos y el ciclo, y lo que es peor, la meta siempre termina volviéndose más difícil de alcanzar.

Cerebro gordo ¿qué es y cómo nos afecta?

Podemos resumir el término “Cerebro gordo”, a unos hábitos en particular los que incluyen, no desayunar, por qué, no tenemos apetito al despertarnos, posteriormente, tomamos algo ligero y finalmente, durante la tarde, no podemos controlar nuestro apetito, comiendo en exceso. Desafortunadamente, seguimos repitiendo estos hábitos porque creemos que es lo más indicado y porque incluso nuestro cuerpo parece trabajar mejor así, pues, ¿a quién le gusta desayunar sin hambre?

Este término “cerebro gordo” ha sido utilizado por el médico Salomón Jakubowicz para describir el problema y círculo vicioso que se genera cuando seguimos estos hábitos de los que pocas veces somos conscientes que son dañinos.

Aunque a nosotros nos parezca ilógico que al no desayunar subamos de peso, en realidad nuestro cuerpo sufre estrés por no recibir alimento en un periodo prolongado, por lo que todo nuestro metabolismo se altera traduciéndose en no sólo un hambre feroz durante la tarde y la noche, sino también, en cambios hormonales que van a favorecer una ganancia de peso.

Desayuna diariamente

Para cambiar nuestros hábitos de alimentación, es de gran importancia identificar que hábitos nos están afectando, si eres de las personas, que no desayunan, es hora de cambiar este hábito.

Corregir el círculo vicioso de no desayunar y comer en exceso más tarde, es importante empezar por lo básico, tomar un desayuno balanceado, esto no quiere decir que debemos preparar un desayuno complicado, solamente incluir los nutrimentos indicados.

Procura que tu desayuno contenga proteínas: Son importantes para la saciedad, por ello, en el desayuno no debe faltar una fuente de proteína animal o vegetal, tales como el pollo, huevo, lácteos, soja, etc.

Incluir carbohidratos: Estos nos darán energía y nos ayudarán a sentirnos más activos durante el día. Las fuentes de carbohidratos recomendadas, son los cereales integrales, como el pan integral, o las frutas.

Además, podemos añadir un puñado de frutos secos a nuestro desayuno, ya que aportan grasas saludables, y también proteínas de origen vegetal.

Es recomendable desayunar incluso si no tenemos hambre, un licuado es una elaboración simple y rápida que puede incluir los alimentos recomendados.

Cambia tus hábitos alimentarios

Añadiendo un buen desayuno a nuestros hábitos, puede hacer que modifiquemos varias de nuestras conductas poco saludables, como comer en exceso durante la tarde o la cena, sin embargo, seguramente no es el único hábito que debemos cambiar, pues en general, la calidad de nuestra dieta es muy importante cuando de peso y salud hablamos.

Reduce el consumo de grasa: Lo podemos conseguir evitando preparaciones que requieran de mucha grasa en su elaboración, tales, como los fritos y rebozados, es mejor aquellos en los que se emplea menos grasa como los asados, los cocidos y al horno. Además, se aconseja preferir cortes de carnes magros, y carnes blancas que suelen tener menos grasa.

Ojo con los carbohidratos: Son necesarios sí, como fuente de energía, pero su exceso se puede convertir en kilos de más, por ello, es importante elegir los correctos, como los que son ricos en fibra, tales como los cereales integrales y las frutas. Hay que evitar el consumo de azúcares simples como los caramelos, helados, azúcar y productos de bollería industrial.

Incluye suficientes vegetales: Por lo regular, los alimentos vegetales son escasos en nuestra dieta, es por ello que es importante incluirlos en diferentes tiempos de comida, desde ensaladas, hasta fruta fresca, recuerda que nos aportan vitaminas y minerales esenciales para una buena nutrición y salud.

Haz ejercicio

El sedentarismo, mucho tiene que ver con nuestro peso, pues al no hacer actividad física regular, no utilizamos la energía que almacenamos o la que consumimos en exceso, y por lo tanto, puede propiciarse la ganancia de peso.

Si bien, la dieta es el pilar más importante en la pérdida de peso, el ejercicio sin duda puede mejorar muchísimo los resultados de una alimentación sana, y potenciarlos.

Procura adoptar una actividad física regular, ya sea practicar un deporte que disfrutes o bien, dedicar 40 minutos de tu tiempo a una caminata al menos 4 días de la semana, verás que hará una notable diferencia en tu peso y en cómo te sientes.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5,00 de máximo 5)
Loading...
6 Comentarios
  1. 16 noviembre 2015
  2. 16 noviembre 2015
    • 16 noviembre 2015
  3. 14 noviembre 2015
    • 16 noviembre 2015
  4. 12 noviembre 2015

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR