Adelgazar en 3 Semanas es Posible

Si has intentado una y otra vez en seguir una dieta para bajar de peso y aún no lo logras, es porque además de que te falta determinación, tal vez te pones objetivos muy exigentes, en muy  corto tiempo.

Prepara tu mente para adelgazarSi en verdad deseas liberarte de unos kilos menos, tienes que ser consciente que tu dieta diaria y tu ritmo de vida diaria, debe dar por lo menos un giro de 180 grados.

Bajar de peso en sólo 3 semanas es posible, sin embargo requiere de constancia y poner todo nuestro esfuerzo.

Cómo empezar

Empieza pesándote, teniendo una referencia de los kilogramos o libras que llevas podrás marcarte un objetivo gradual para ir reduciéndolo. Eso sí no te obsesiones, pesándote dos veces por semana, haciendo ello, sólo incrementarás la ansiedad y esto puede jugarte en contra.

Registro de comidas

Lo segundo es establecer qué alimentos estás comiendo de más, si es posible has una lista de todo lo que ingieres en el día, incluyendo meriendas, postres, dulces, antojos, todo. De ese modo verás en qué te has excedido y por qué no estás logrando tus objetivos.

Dieta baja en calorías

Una de las primeras cosas por hacer es seguir un plan de dieta bajo en calorías. Con ello no te decimos que comas todos los días sopas o ensaladas. Debes variar tu menú, bajar la sal, reducir los niveles de azúcar, harinas, fritos. Saber combinar entre papas y arroz. Eliminar las salsas como la mayonesa o la mostaza y por el contrario elevar tu consumo de vegetales y frutas.

Esto tiene que formar parte de tu estilo de vida, no puede ser un momento, una moda y luego olvidarte y volver a tu rutina anterior.

Olvídate de las gaseosas

Si te gustan las gaseosas, refrescos o sodas, como las llames y las tomas con regularidad, éste debe de ser uno de los principales cambios. Ya hemos

hablando que sólo uno de estos vasos puede contener entre 8 hasta 10 cucharadas de azúcar, lo cual juega en contra para cualquier  dieta saludable.

Lo que debes hacer es tomar mucho agua, sin azúcar, sin gas. De ese modo no agregarás más calorías a tu alimentación y te mantendrás hidratada(o).

Incrementa tu ingesta de Ensaladas

Las ensaladas deben ser tu nuevo postre o entremés como mejor te quede, antes del almuerzo puedes disfrutar de una rica ensalada de vegetales, puedes combinar entre tomates, pepinillos, lechuga, o si quieres alverjas, zanahorias, choclo y betarraga cocida. Sazona con limón y sólo con una pizca de sal.

No olvides comer una diaria! Asimismo durante el día, después o en el desayuno puedes prepararte una rica ensalada de frutas.

Reduce tus platos de comida

Si vas a adicionar a tu dieta diaria ensaladas de vegetales, mucha agua y fruta como entremés, es necesario que reduzcas las porciones de tus comidas, comer bien no es comer mucho o en exceso, es comer lo necesario en porciones más justas.

Eso sí tienes que comer a lo largo del día. Lo recomendable es comer cada 3 o 4 horas.

Dicho esto, está demás incidir en que no debes comer hasta reventar, si comemos hasta que nos duela el estómago, no es una buena idea, sólo obtendremos una sensación de pesadumbre y molestia.

Evita comer fuera de casa

Salir a comer a la calle puede ocasionarte algunas tentaciones, la mayoría de establecimientos de comidas, suelen preparar sus alimentos con mucho aceite y generalmente en los menús no predominan las ensaladas, sino más bien comida rápida, donde abundan las papas y el pollo frito. Esto no quiere decir que debes encerrarte en casa y rechazar todas las invitaciones que te hacen llegar o no salir a un cumpleaños. Un tip puede ser que procures comer algo más sano en casa, antes de salir, así fuera de tu hogar te dará menos hambre y no exagerarás en comer de más.

Ejercítate todos los días

Recuerda que para obtener resultados más rápidos, debes incluir a tu ritmo de vida, actividad física, por lo menos debes ejercitarte media hora todos los días. Puedes hacer largas caminatas, pasear en bicicleta, bailar, correr, nadar.

Mastica lento

Si tu masticación es más lenta, te sentirás más satisfecho y evitarás comer de más entre comidas. Si comes muy rápido o sin la concentración requerida, por leer o mirar TV, nuestro cerebro se demorará más en recibir la señal de que ya estamos satisfechos.

Descansa lo suficiente

Debes tener un tiempo para el descanso y el sueño. Las personas que no duermen bien, luego padecen de hambre y se les incrementa el apetito.

Esto debido a que la falta de sueño conlleva un aumento de todas las hormonas que incitan al apetito y provoca la ingesta precisamente de alimentos ricos en grasa y azúcares, lo que repercute en un incremento del peso corporal.

Una buena siesta además de aliviarnos el estrés, hace que las hormonas mejoren su situación en relación a la acumulación de grasas en el abdomen.

Ya lo sabes si sigues todas estas recomendaciones y cambias por completo tu rutina podrás lograr tu objetivo de bajar de peso, en sólo 3 semanas.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 3,00 de máximo 5)
Loading...
6 Comentarios
  1. 14 noviembre 2016
  2. 9 abril 2014
  3. 3 marzo 2014
  4. 28 febrero 2014
  5. 25 febrero 2014
  6. 25 febrero 2014

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR