6 POSTRES SIN CULPA: Opciones sencillas para una dieta saludable

Para muchos, los postres no pueden faltar y son el pequeño gusto que nos damos después de una rica comida, endulzando nuestro paladar. Desafortunadamente los postres también suelen ser sinónimo de gordura… Y es que, aunque se trate de porciones a menudo pequeñas, son alimentos muy ricos en azúcares, es decir, fuentes de carbohidratos, poco recomendables si tenemos por objetivo perder peso. Por eso hoy vamos a ver algunas alternativas: “postres sin culpa” que engordan muy poco.

Postres sin culpa para no engordar Evitar el adiós a los postres: LOS POSTRES SIN CULPA

Cuando nos decidimos a perder peso, sabemos lo que esto significa, tan solo con escuchar la palabra “dieta” nos queda claro, no más postres, adiós a ese pedacito de pan con cobertura, adiós a esa copa con helado que se derretía en una explosión de dulces sabores en nuestra boca, adiós a ese pay suave con toque de limón que era ideal para sentirnos satisfechos, y sobretodo adiós al dulce de nuestras vidas, sin embargo, no tiene por qué ser así.

Tengo que confesar, que en lo personal, no soy afecta a los dulces, aunque me gustan, no los echo de menos, y tampoco acostumbro tomar el postre después de la comida principal, sin embargo, en esta ocasión que he querido volver al buen camino después de una locura de comida en vacaciones de invierno, me he encontrado con una sorpresa, ¡Añoro los postres! Cada vez que termino de comer, quisiera poder probar algún bocado dulce para sentirme satisfecha. Ahora entiendo, cuando en mis consultas me preguntaban por el postre, pues, puede ser un excelente cierre a nuestra comida.

Opciones Saludables

Parecerá una locura, pero sí, hay postres que podemos comer y aún perder peso, el secreto está en la porción y el tipo de producto, tal vez, no van a ser el pastel que esperamos, o los brownies con nueces que tanto nos encantan, pero aún, son una opción deliciosa, que considero, no dejan nada que desear.

Como primera recomendación, quisiera recordar, que el postre puede consumirse  o bien puede no incluirse, dependiendo de cómo nos sintamos, es un alimento opcional.

1 Gelatina sin azúcar

Me gusta mucho esta opción ya que la gelatina es un postre que nos ayudará a sentir saciedad y, además, es fácil de preparar y se puede reservar para toda la semana si es necesario. Actualmente hay versiones de gelatinas light de muchas marcas comerciales. Si tenemos la suerte de encontrarlas nos será fácil prepararla como cualquier gelatina, y sin nada, o bien con muy poca azúcar, por lo que es ideal si queremos perder peso, podemos tomar de 1 a 2 porciones pequeñas de gelatinas durante el día, es decir, aproximadamente media taza por porción.

Si no encontramos la gelatina en versión light, no hay porque desilusionarnos, podemos hacer nuestra versión con grenetina, edulcorante natural como la stevia, e incluso, añadirle trocitos de alguna fruta de nuestra preferencia para darle sabor.

2 Fruta natural

Uno de los postres más obvios y más sencillos de recurrir, son las frutas, a mí, me han sido excelentes, cortar una manzana en trocitos, o servirnos una taza de fresas o uvas frescas puede ser la porción de dulce que necesitamos para sentir ese alivio a nuestro antojo.

Para quienes prefieren algo aún más dulce, siempre podemos preparar una manzana al horno con canela.

3 Yogurt bajo en grasa

Me gusta mucho este postre, especialmente en tiempo de calor, es refrescante, con un toque delicioso de acidez, y muy bajo en calorías. Podemos espolvorearle una cucharadita de nuez picada o bien añadirle arándanos deshidratados o unas cuantas pasas para darle aún más sabor y textura.

Otra forma de consumir el yogurt bajo en grasa, es congelado, muy parecido a la nieve, aunque sin que lo sea, puede ser ideal en época de verano.

4 Arroz con leche

Una excelente opción para los que disfrutan de este postre ya sea tibio o frío, el arroz con leche puede ser delicioso y hacerlo apto para nuestra dieta, no es tan difícil, sólo debemos reemplazar la leche entera por leche descremada y utilizar un edulcorante adecuado para hornear.

Se puede añadir canela y ralladura de limón al gusto, recuerda mantener las porciones pequeñas, se recomienda tomar media taza de arroz con leche.

5 Paletas y helados a base de agua

Tal vez no se compare a una rebanada de pastel, pero una paleta helada a base de agua o una bola de helado a base de agua, puede ser un dulce delicioso a manera de postre, sobre todo, cuando hace calor.

Si bien hay estas paletas en versiones light, la mayoría de las paletas y helados a base de agua, como las de fresa, limón y hasta uva, suelen aportar alrededor de 100 calorías por porción. Ocasionalmente, podemos tomar una a manera de postre.

6 Chocolate Negro

¿Quién dice que no podemos comer un poco de chocolate aun cuando estamos a dieta? Suele ser común oir que se trata de un alimento prohibidísimo, sin embargo, una porción pequeña de aproximadamente 25 gramos, no afectará nuestra pérdida de peso. Siempre que sea un chocolate de calidad será uno de los más sanos “postres sin culpa”.

Debemos evitar los chocolates de leche y chocolates blancos, que son los que contienen más azúcar y por lo tanto, también más calorías. El chocolate recomendable es sin duda, el chocolate negro, con alrededor de un 60% de cacao.

Espero que os hayan gustado estas ideas sobre postres sin culpa que podemos comer sin engordar. Si conocéis otros espero que nos habléis de vuestros postres sin culpa preferidos en los comentarios de abajo. Saludos!

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, media: 5,00 de máximo 5)
Loading...
4 Comentarios
  1. 6 febrero 2016
    • 7 febrero 2016
  2. 4 febrero 2016
    • 7 febrero 2016

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR