5 Tips para Reducción de Peso y Grasa Abdominal

El tener demasiada grasa abdominal es un problema habitual en hombres y mujeres. Una de las áreas en las que podemos ganar centímetros cuando subimos de peso, es la cintura o zona del abdomen, y muchas veces nos cuesta perder grasa.

Se dice que la grasa en abdomen se acumula por cuestiones genéticas, es decir, ya estam5 Tips para Reducción de Peso y Grasa Abdominalos predispuestos genéticamente a almacenar grasa en el abdomen, sin embargo, nuevos estudios han demostrado que la calidad de la dieta también influye, así como nuestras hormonas. Es más probable que los hombres almacenen grasa en el área del abdomen, mientras que las mujeres suelen almacenarla en caderas, sin embargo, puede haber excepciones.

Riegos de la acumulación de grasa abdominal

Almacenar grasa en el área abdominal también se relaciona con ciertos riesgos de salud que debemos ser conscientes.

Las personas con tendencia a almacenar grasa en el área abdominal, suelen ser más propensos a desarrollar diabetes tipo dos.

Además, una circunferencia alta de abdomen también se relaciona con hipertensión arterial y dislipidemias, es decir, niveles elevados de colesterol y triglicéridos que aumentan el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

Si bien la genética puede dificultarnos perder peso y centímetros en esa zona, no es imposible y teniendo conocimiento de que cuidados debemos tener en nuestra dieta, y vida diaria.

1. No comas azúcares

Los azúcares son fuentes de carbohidratos, es decir, nos brindan energía, lo cual no es necesariamente malo, sin embargo, cuando los consumimos en exceso ocurre la ganancia de peso, especialmente si llevamos una vida sedentaria.

Los azúcares que debemos evitar son aquellos azúcares simples, tales como el azúcar refinada, los caramelos, helados, bollería industrial (galletas, pastelillos, etc), y cualquier otra fuente de azúcar refinada. Para endulzar nuestros alimentos podemos utilizar sustitutos de azúcar como el estevia, siempre tratando de no dejar nuestros alimentos demasiado dulces, de esta forma, acostumbramos a nuestro paladar a un gusto más sensible al dulce, que no requiere de grandes dosis para disfrutar los alimentos.

Es importante que también evites consumir refrescos o jugos azucarados, ya que estos aportan muchísima azúcar en porciones muy pequeñas y muchas veces sin darnos cuenta.

2. Evita el consumo de bebidas alcohólicas

El consumo de alcohol y específicamente la cerveza puede aumentar nuestro circunferencia abdominal, se aconseja evitar su consumo, si bien, estudios han demostrado que la cerveza está muy relacionada con este tipo de obesidad abdominal, también el vino puede provocarla, por lo que se recomienda evitar su consumo especialmente si nuestro objetivo es perder peso.

Tampoco es buena idea recurrir a las bebidas light, porque si bien aportan menos calorías que las versiones convencionales, no son libres de estas y pueden favorecer la ganancia de peso, especialmente si las consumimos en exceso.

3. Realiza actividad física

Una de las causas principales de obesidad abdominal, es el sedentarismo, por lo que hacer ejercicio diariamente, es una excelente idea. Se recomienda a menudo realizar ejercicio por lo menos 30 minutos por 4 días de la semana. El ejercicio no tiene que ser agotador, de hecho, puede ser una actividad tan simple como caminar, y sus beneficios no terminan en el peso, también notarás otros beneficios en tu salud.

4. Mejora tu digestión

El estreñimiento puede hacernos ganar peso y además, provocar hinchazón abdominal y molestia, es importante que elijas alimentos que eviten este problema de salud. Los alimentos más adecuados son aquellos que son ricos en fibra, como frutas y verduras. La fibra dietética mejora el tránsito intestinal y nos ayuda a desinflamar la zona abdominal, además, si estamos experimentando estreñimiento, al combatirlo podemos llegar a perder peso.

Otras fuentes de fibra en la dieta, son los cereales integrales, como los granos enteros y los semillas oleaginosas, tales como las almendras y nueces.

5. Cocina con poca grasa

Es común que la grasa sea sinónimo de algo malo, todos la vemos como enemigas de nuestra salud y peso, y hasta cierto punto, tenemos razón. La grasa, es energía concentrada, evidentemente si la consumimos en exceso podemos ganar peso.

Limitar la grasa en nuestra dieta puede ser más difícil que sólo cocinar con menos grasa, ya que muchos alimentos la contienen en exceso.

Evita alimentos ricos en grasa como embutidos, carnes grasas, carne de cerdo, la piel del pollo, entre otros. Es recomendable preferir las proteínas de fuentes vegetales como las legumbres, ya que estas no aportan grasa y pueden ser excelentes para complementar nuestra dieta, no todos los días necesitamos ingerir carne.

Evita métodos de cocción que requieran de mucha grasa, tales como los fritos y rebozados, es mejor recurrir a métodos de cocción como los asados, cocidos, al vapor que requieren poca o nula cantidad de aceite para cocinar.

Elegir las grasas más saludables es también una buena idea, debemos evitar las mantecas, o grasas hidrogenadas como la margarina, y preferir las grasas de origen vegetal tales como el aceite de oliva.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (5 votos, media: 3,40 de máximo 5)
Loading...
6 Comentarios
  1. 8 julio 2015
  2. 8 mayo 2015
  3. 5 mayo 2015
    • 6 mayo 2015
  4. 4 mayo 2015
    • 5 mayo 2015

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR